Connect with us
Publicidad
monster797_9.jpg monster797_9.jpg

Pruebas

Ducati Monster 797: un buen comienzo

Publicado

el

Noticia patrocinada por:

Accesorios,recambios para Ducati Monster.

La nueva Monster 797 es, aunque no lo parezca, una de las novedades más importantes para Ducati esta temporada, ya que, por primera vez desde 2014, fecha en la que finalizó la comercialización de la Monster 696, la firma italiana recupera el que es un verdadero modelo de acceso.

Y es que, desde que la primera Monster 600 viera la luz allá por 1994, la más pequeña de la familia siempre ha desempeñado un papel estratégico fundamental para los intereses económicos de la marca boloñesa en toda Europa, al labrarse un futuro muy prometedor desde sus inicios y, como de costumbre, ocupar un lugar de privilegio entre las más exclusivas de la clase.

monster797_6.jpg

A pesar de ello, las ventas fueron siempre muy buenas; el hecho de ser el primer contacto para muchos usuarios con una de las firmas más elitistas de las dos ruedas fue un argumento que los directivos italianos supieron utilizar a su favor, hasta el punto que llegaron a situar la familia Monster como la más vendida de su dilatada historia.

Con el nacimiento de la firma hermana Scrambler Ducati hace un par de años, en la sede del grupo querían delegar esta importantísima labor a los primeros modelos, como la Icon 800, pero, poco a poco, comenzaron a darse cuenta de que el cliente de ambas firmas no era necesariamente el mismo. Se demandaba mucho la que en Italia se denominaba la Monstercino, la primera Monster para muchos, principalmente destinada a los jóvenes usuarios que se iniciaban en las motos grandes, en busca de una Ducati más asequible y con un nivel de exigencia menor respecto a la Monster 821.

Bienvenida

Pues bien, Ducati nos vuelve a brindar esa opción con la nueva Monster 797, a cuya presentación oficial asistimos en Théoule sur Mer, población cercana a la francesa Cannes. Con ella se recupera la esencia de las primeras Monster 600, aunque obviamente con las debidas mejoras de una moto fabricada hoy en día y con una configuración nueva en cuanto a chasis, ergonomía y equipamiento.

monster797_8.jpg

Como no podía ser de otro modo, es una moto de estética muy cuidada, sobria e incluso se podría afirmar que un tanto minimalista, mantiene la línea de aquel primer modelo diseñado por Miguel Ángel Galuzzi en el que sobraba toda superficialidad y se equipaba únicamente lo estrictamente necesario.

La actual M797 posee una calidad de acabados buena, y desde el primer momento queda muy claro que no es un modelo de iniciación estándar, ya que, como solía decir el personal de Ducati, se trata de una moto de gama premium que pretende estar bastante por encima de la media en este aspecto.

Sobre ella se nota extremadamente compacta y ligera, de ahí que sea una moto que no se limitará a un solo sexo. Es muy versátil en este aspecto, pues, debido a detalles como la reducida altura de asiento de solo 805 mm, el estrecho arco de asiento para apoyar cómodamente los dos pies y un peso que en orden de marcha está sobre los 190 kilos, cualquiera podrá sentirse a gusto y confiado conduciéndola.

Gracias a su cuidada ergonomía, es una moto cómoda. El manillar es ancho, plano y bastante bajo como es típico en las Monster, aunque en esta ocasión se ha recolocado para que no castigue tanto los brazos y el tronco superior del conductor.

monster797_5.jpgMientras, el asiento goza de un buen mullido y, junto con las estriberas que lo acompañan, nos invita a adoptar una posición menos exigente que en su predecesora, por lo que ahora es perfecta para explotar sin incomodidades el estilo polivalente de la pequeña Monster.

Por desgracia, también como es frecuente en la familia Monster, el pasajero sigue siendo el gran olvidado, ya que su posición continúa siendo de lo más tortuosa e incómoda y no muy aconsejable para largos desplazamientos.

 

Dispuesta a todo

La versatilidad de la nueva Monster 797 se hizo patente, paradójicamente, gracias al mal tiempo. Todas las previsiones anunciaban lluvias fuertes para la jornada de pruebas que estaba prevista el día siguiente de nuestra llegada a Francia, y, aunque no pudimos evitar realizar parte de la presentación sobre mojado, la buena organización de Ducati les permitió avanzar las pruebas y la sesión fotográfica previstas a aquella misma tarde para que, de este modo, los medios obtuviéramos los datos y material gráfico necesario para nuestros artículos.

Por ello durante unas horas pudimos catar la nueva M797 en seco y por las serpenteantes carreteras costeras de la Riviera francesa, un terreno magnífico para poner a prueba una parte ciclo y motor que ya en parado tenían un aspecto muy apetecible.

monster797_10.jpg

Enseguida pudimos comprobar que en marcha es una moto exquisita, resulta fácil hacerse a ella hasta el punto de sentir que la has conducido toda tu vida.

Lo que la hace una moto tan idónea para usuarios noveles es su facilísima conducción, debida principalmente al motor V-twin a 90º con distribución Desmo y refrigeración por aire, el mismo que ya pudimos ver en la gama Scrambler-Ducati.

monster797_3.jpg

Este compacto propulsor Euro 4 en su versión de 803 c.c. desarrolla una potencia de 75 CV a 8.250 rpm y un par de 68,9 Nm a solo 5.750 rpm, prestaciones muy en la línea de su rivales y que son más que suficientes para que podamos comenzar a experimentar y disfrutar de una conducción deportiva a buen nivel.

monster797_1.jpg

Trabaja muy bien en la zona baja de revoluciones; de hecho, a poco más de 3.000 vueltas, ya nos entrega el 80 % de su par, lo que nos confiere una muy buena respuesta al puño del gas pudiendo disfrutar de unas aceleraciones muy dignas y una capacidad de recuperación de notable.

monster797_7.jpg

Por encima de las 6.000 rpm no se siente especialmente a gusto, sobre todo trabajando en marchas cortas, así que le sacaremos un mayor partido circulando e incluso iremos más rápido con una marcha más y dejando que su magnífica tracción y los pegajosos Pirelli Diablo Rosso II hagan el resto.

También nos gustó las finura de funcionamiento, la sonoridad al reducir y la suavidad de su cambio y embrague, que, al ser asistido y antirrebote, nos proporciona mayor estabilidad en las frenadas a lo bestia.

Fiel a sus principios

Centrándonos en la parte ciclo, la Monster 797, como buena Ducati, confía una vez más en un bastidor multitubular Trellis de acero –el basculante es un robusto doble brazo de aluminio–, cuya novedosa estructura es, por el momento, exclusiva de nuestra protagonista. Su mayor originalidad es que el amortiguador Sachs de 150 mm (regulable en precarga y extensión) queda anclado lateramente, algo que ya hemos visto en algunas de sus rivales, pero que es inédito en las Monster.

monster797_4.jpg

Junto a él, delante, se emplea una horquilla invertida Kayaba de 43/130 mm sin reglajes de muy buen aspecto y comportamiento, ya que, en general, todo el conjunto está muy bien calibrado y funciona como se espera de una moto de su segmento.

Con ello nos referimos a que, aunque tienen un puntito de rigidez muy beneficioso en conducción deportiva, trabajan de forma progresiva y suave en circunstancias normales, lejos de la rigidez y exigencia que se puede observar en sus hermanas mayores.

El comportamiento de la Monster 797 brilla con luz propia gracias al rígido bastidor de geometría cerrada y cotas muy reducidas. Debido a ello, es una moto que se nota extremadamente ligera y goza de una sorprendente agilidad.

monster797_2.jpgEn tramos revirados tiene un desempeño brillante, es intuitiva en la entrada en curva, rapidísima en el paso por las mismas y requiere de muy poco esfuerzo por nuestra parte en los cambios de peso.

A la par, goza de una capacidad de frenada simplemente asombrosa, llega equipada con un conjunto Brembo en el que llaman mucho la atención los discos de 320 mm de diámetro delanteros y, sobre todo, las pinzas monoblock M4.32 de 4 pistones que las acompañan.

Su poder de parada es simplemente magnífico, así como su exquisito tacto y capacidad de dosificación, que nos confiere un control absoluto sobre las frenadas.

Además, para incrementar aún más la seguridad, Ducati opta por un ABS Bosch de última generación, que demostró un nivel de intrusión muy bajo incluso en mojado, lo que se agradece, pues sientes que tienes el control en todo momento y su funcionamiento interfiere en nuestra conducción solo cuando es estrictamente necesario.

Sus rivales

La categoría de naked medias es una de las más importantes del momento. En ella están representados los fabricantes más poderosos, con modelos que, si bien en la mayoría de los casos no destacan por la exclusividad tecnológica, sí que cumplen un papel fundamental en aspectos como la funcionalidad o la practicidad.

Además, como en la mayoría de los casos contamos con versiones A2, que los convierte en un plato muy jugoso para aquellos usuarios que desean dar el salto a un nuevo nivel dentro del motociclismo.

Como siempre, Ducati apuesta por un producto premium un tanto elitista, que provoca que la pequeña de las Monsters se sitúe entre los modelos más caros, con una diferencia de precio muy importante sobre los más asequibles.

Pero no es problema para la italiana, ya que siempre ha sabido jugar muy bien la baza de la exclusividad a la hora de captar ventas.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.041

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos