Ducati Monster 1200 R: potencia bajo control
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Ducati Monster 1200 R: potencia bajo control

Publicado

el

En unos tiempos en los que las deportivas no acaban de superar del todo su crisis existencial, en Ducati apuestan por una de las naked más emblemáticas de la historia, ahora en versión “R”. Con 160 CV de potencia -es decir, un 10% más que la versión S y un 5’5% más de par-, la Monster 1200 R pesa 180 kg en vacío y es una moto realmente divertida, capaz de transmitir emociones en carretera abierta, donde la electrónica hace un buen trabajo y también en circuito, pese a las lógicas limitaciones de este estilo de motos en una pista.

La que es la Ducati Monster más potente jamás construida monta el clásico multitubular en acero de la casa, unas suspensiones Öhlins de nivel, equipo de frenos de primera línea firmado por Brembo y los pegajosos Pirelli Supercorsa SP.  Una moto sencillamente explosiva, tal y como me demostró en el circuito de Ascari, una pista exigente que no conocía, sobre la que tuve buenas sensaciones controlando sus 160 CV de potencia agarrado a un manillar ancho y plano y con las piernas ligeramente flexionadas.

La verdad es que, a falta de probarla en carretera abierta, en la pista malagueña su posición de conducción me recordó a la que tomaban los pilotos de Superbikes de otros tiempos, pero con matices, puesto que el nuevo asiento es ergonómico y confortable. Y, por supuesto, la suavidad de sus mandos y del propulsor nada tiene que ver con aquellas motos de los años 80.

En nuestras próximas ediciones de Solo Moto Actual y Solo Moto 30 profundizaremos sobre esta versión R de la famosa familia Monster, pero podemos adelantaros que, en una pista donde se puede buscar el límite en casi todo su trazado, me pareció muy precisa en cuanto a su tren delantero, y muy rápida en los cambios de dirección a pesar de tener el centro de gravedad más alto con respecto a la versión S. Fácil de entrar en las curvas, y en las rápidas, una vez el neumático ha cogido temperatura, la “R” mantiene la trayectoria con fidelidad.

También me gustaron los frenos, pues no tienen el tacto “on/off” de los de las deportivas, sino que el delantero me pareció progresivo y con buen tacto a pesar de que, perseguido en la pista por un japonés, los exprimí a fondo en la última sesión de la tarde con el asfalto seco, después de que se fuese secando progresivamente, pues por la noche había caído la de Dios…

Su paquete de electrónica funciona perfectamente, y el motor es agradable hasta las 7.500 rpm, para pasar a ser más agresivo a partir de entonces. Lo cierto es que, tratando de trasladar mentalmente mis sensaciones a una carretera abierta, y antes de poder disponer de nuestra unidad de pruebas, me quedo con el recuerdo de que se trata de una moto muy completa: motor en la buena línea de las ultimas versiones de Ducati, es decir: agradable, progresivo y potente, y con una parte ciclo que os aseguro esta a muy buen nivel. Una moto potente que se conduce con la sensación de tenerlo todo bajo control.

Lo dicho: más detalles en nuestras próximas versiones de papel. ¿El precio?, pues 19.680 euros, y disponible a partir del próximo mes de enero.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2052

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos