fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Día Internacional de la Mujer 2022: Las ‘moteras’ de Komobi

KOMOBI ha charlado con algunas de sus embajadoras moteras para conocer sus pensamientos y sensaciones para con la moto ante el Día Internacional de la Mujer 2022.

Desde 1975 cada 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer en todo el mundo. Una jornada que reivindica la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos y en todos los rincones del planeta.

Son muchas las mujeres que lucharon por poseer los mismos derechos que los hombres y por la igualdad. Una de las primeras, la norteamericana Della Crewe. No en vano, en 1915 se convirtió en la primera mujer en conseguir el carné de moto en todo el mundo. Asimismo, Crewe recorrió más de 8.000 kilómetros por todos los Estados Unidos en su Harley-Davidson y junto a su perro. Desde entonces, la historia de las motos se escribe también con las mujeres como protagonistas.

La empresa tecnológica española, KOMOBI, dedicada al desarrollo de productos de seguridad y localización para las motos y moteros, ha charlado con algunas de sus embajadoras para conocer sus pensamientos y sensaciones para con la moto ante el Día Internacional de la Mujer 2022.

Pioneras que han cambiado, ¡y siguen cambiando el mundo!

Hoy todos conocemos a alguna mujer motera. Pero esto no siempre fue así. “Cuando empecé no había mujeres, siempre era la única chica en todos los grupos, y ahora es algo que se está normalizando y es fácil coincidir con otras chicas en las salidas”, comenta una de las motovloggers más reconocidas del motor en nuestro país, Anna43RR, responsable de ‘Soy Moto‘.

El cambio de mentalidad y aceptación de la figura de la mujer ya es un hecho, como apunta Esther, la manchega que se esconde tras ‘Una Motera Cualquiera‘: “Han pasado más de 20 años… Antes, ver a una mujer sobre una moto llamaba la atención. Hoy, sin embargo, está todo más normalizado y como suelo decir, cada vez somos más mujeres moteras”.

Eso sí, como en todo, hasta llegar a la meta y ser conscientes del verdadero cambio en la historia de las mujeres en moto, las embajadoras de KOMOBI han tenido que seguir adelante y superar muchos obstáculos y rompiendo barreras. “Se me ha discriminado más veces de las que yo era consciente; aunque también es cierto que poco a poco el mundo va cambiando”, afirma Anna43RR. A lo que se suma también Sonia Ondás, una de las ‘influencers’ más reconocidas del mundo del motor: “Me he sentido juzgada muchas veces con comentarios del estilo: ‘Esa moto tiene mucha potencia para ti’ o ´¿Pero esta que es: la moto de tu novio o de tu padre?’”.

“Aunque, lo importante en la comunidad motera es con quién te rodeas”, recalca ‘Una Motera Cualquiera‘. “He de decir que he tenido la suerte de rodearme con personas que me han tratado como una más. Sí he podido escuchar alguna vez comentarios del tipo de: «¿no es esa mucha moto para tí? Pero cuando ese tipo de comentarios vienen de gente que no se ha subido nunca en una moto… no tienen valor alguno”.

La razón por la que aman el mundo de las motos: la libertad

Actualmente, la comunidad motera es un lugar sin discriminación de géneros, y en la que cada vez hay más mujeres que se lanzan en moto a vivir y compartir su pasión. “Lo que más me satisface es que mi cerebro desconecta del mundo en el que vivo para concentrarse única y exclusivamente en la conducción. Dominar la moto que estoy llevando, conducir con la máxima eficacia en la técnica y divertirme con mis amigos o con quienes esté compartiendo esta aventura es una de las cosas más gratificantes que se puede hacer con la ropa puesta”, comenta entre risas Berta Doria, el rostro de ‘Mujeres Moteras‘, el medio de comunicación que apoya y promociona a la Mujer Motera tanto profesional como aficionada a las motos. “Descubrí que me gustaban las motos de verdad con 13 años. Una amiga tenía un vespino rojo y cuando me dijo de probarlo, no lo dudé ni por un segundo. Fue emocionante y el detonante de mi afición”.

Sonia Ordás también lo tiene claro: “Lo que más me gusta es esa sensación de estar solos: la moto y yo; y poder evadirme de todo lo que no sea la conducción y el paisaje. Es la mejor terapia para cuando tienes malos momentos o y la mejor vía de escape de la rutina”.

Por su parte, ‘Una Motera Cualquiera‘ también hace hincapié en esa sensación de libertad: “Por pasión, sentimiento, emoción, hermandad y felicidad. Porque lo que se siente sobre una moto… No hay montaña rusa que te lo dé. Porque da igual que seas mujer u hombre, en esta comunidad cabemos todos” (…) “La sensación de libertad, de poder con todo. Parece una tontería, pero cuando me pongo el mono me siento una super heroína. Pocas cosas me hacen más feliz que subirme en mi moto” (…) “Mi tía Leo me llevaba de paquete en su Honda CBR 600 F del 92 y yo en ese momento ya sabía que era motera. Hoy es ella la que disfruta al verme a los mandos de mi CBR”.

La moto, el lápiz de tu sonrisa

¿Por qué toda mujer debería subirse una vez en la vida en una moto? Anna43RR lo tiene claro: “Creo que es el conjunto de sensaciones que te transmite la moto, el viento, la velocidad, tumbar la moto, acelerar, frenar, volver a acelerar… cuando lo juntas todo, se te dibuja una sonrisa”.

Años antes de la pandemia, solo 1 de cada 10 motos las llevaban mujeres, según la DGT. Por suerte, el dato va en aumento y cada vez son más las mujeres que escriben nuestra historia al manillar de una moto. Mujeres como Berta, Sonia, Anna y Esther son solo algunas entre los miles de pioneras que han cambiado, ¡y siguen cambiando el mundo!

Deja un comentario

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1