PUBLICIDAD

Descubren un nuevo método para unir la fibra de carbono y el aluminio

Ahorrar peso y mejorar la resistencia es el caballo de batalla actual de cualquier fabricante. Las motos cada vez son más ligeras, pero deben soportar más fuerzas de tracción y torsión. La clave para ello es crear nuevos materiales y métodos de fabricación. Un último descubrimiento llevado a cabo por el laboratorio nacional de Oak Ridge –ORNL–, en California, habla de un nuevo método para unir la fibra de carbono y el aluminio. En lugar de limpiar las superficies a unir mediante abrasivos y métodos químicos, se utiliza un láser que elimina más eficazmente cualquier impureza.

Gracias a ello, las superficies que deben unirse tienen mucho más agarre, por lo que la posterior soldadura es hasta un 200 % más resistente. Y lo mejor de todo es que este proceso es mucho más barato y rápido que cualquier otro empleado hasta el momento. No tardaremos mucho en ver piezas mixtas de aluminio y fibra de carbono, una alternativa al ya famoso CFRP –Carbon Fibre Reinforced Plastic, fibra de carbono con plástico–, que viene utilizándose últimamente en vehículos como el coche eléctrico de BMW, el i3.

Deja un comentario