Connect with us
Publicidad

Rutas

Desafío África 2018: Kenia y Tanzania (1ª parte)

Publicado

el

Desafío África 2018 por Kenia y Tanzania
Alicia Sornosa

Por fin estaba en la frontera de Etiopía con Kenia, dispuesta a afrontar una nueva etapa del Desafío África 2018 por Kenia y Tanzania. Hacía algo más de cinco años que no pasaba por ahí. Recordaba vagamente una pequeña población, destartalada como todas las que hacen límite con otro país en África.

También recordaba que la gasolinera estaba al otro lado, que había una especie de hotel con forma de tugul (casas típicas etíopes de adobe, forma circular y techo de paja) lleno de mosquitos, en el que descansé.

Desafío_África_2018_Kenia_Tanzania_Parte1_7

Casas maasai en Enkerende

Recuerdo los barracones donde se sellaban los pasaportes, la cuerda que un policía subía o bajaba para permitir el paso al otro lado… eso ya no estaba así. Había desaparecido engullido por coches tipo van de pasajeros, pequeños tuc-tuc de color azul, casas destartaladas a los lados de una línea negra de asfalto sobre la que descansaban plásticos, basuras y decenas de mercancías; en grandes paquetes, amarradas con cuerdas, envueltas en telas de colores, escondidas en cajas de cartón a reventar, maletas de rayas de colores plastificadas… el todo en unos metros.

Rodé calle abajo, intentando reconocer algo, lo que fuese, pero me era imposible. Las gasolineras, una detrás de otra, terminaban de confirmarme que todo había cambiado en cinco años, que ya no reconocería nada de lo que vi, ni de lo que viví, que una especie de “civilización caótica” había aterrizado allí, en Moyale, con su reluciente nueva carretera.

Desafío_África_2018_Kenia_Tanzania_Parte1_8

Con solo asomarte a la orilla de cualquier río puedes contemplar las manadas de hipopótamos nadando plácidamente.

Como en cada frontera, al detener las motos se nos acercaron varios buscavidas, personas que quieren cambiarte el dinero, conseguir unos dólares a costa de contarte lo que ya sabes. Ni los miré. Continué hasta un edificio a la izquierda, algo escondido, donde sellar el pasaporte. El sol, abrasador, hacía que el traje de la moto estuviese pegado a mi cuerpo.

Pese a que se hicieron un poco de lío con el tema de la e-visa de entrada, el sellado de salida de Etiopía en el pasaporte fue relativamente rápido. Y de allí al gran paso fronterizo a sellar la exportación de las Ducati. Carnet de Passage en mano y en un instante estaba cruzando la gran puerta metálica, el espacio inventado que hace unos años no existía, rumbo a la orilla keniana.

Y no podía ser de otra manera, a las 12.30 de la mañana, las oficinas estaban cerradas. Metimos las motos a la sombra, en uno de los carriles que sirven para revisar los coches que entran, y nos encontramos con otro viajero que realizaba el trámite en la dirección contraria. Un sudafricano que viajaba hacia Etiopía. Estaba comiendo una especie de bizcocho y con total parsimonia nos informó de que hasta las 14 horas no abrían, que era la hora de almorzar…

Desafío_África_2018_Kenia_Tanzania_Parte1_5

Enormes termiteros definen el relieve del camino.

Exactamente dos horas más tarde estábamos sellando la salida de las dos Scrambler para dirigirnos a las oficinas de Kenia. Sellamos pasaportes y a por la importación temporal. En una nave anexa, llena de mercancías confiscadas que acumulaban ya dos dedos de polvo… qué cosas habrá en esas cajas, dentro de esos bultos… mi curiosidad infinita divagaba mientras nos hacían esperar dentro de la nave.

Páginas: 1 2 3

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.043

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos