Derbi Mulhacén 125 Café: De scrambler a naked
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Derbi Mulhacén 125 Café: De scrambler a naked

Publicado

el

Por desgracia no podemos decir que la Derbi Mulhacén se haya vendido como rosquillas, y no por falta de cualidades, que las tiene, sino más bien por pertenecer a un segmento, el de las scrambler, que no es precisamente de grandes masas (como le sucede a la Mulhacén 659). Pero puede que esto cambie con la llegada de la versión Café, porque ésta sí es una verdadera naked, que se encuadra en un sector realmente popular y que añade a las bondades de la Derbi un todavía mejor comportamiento en carretera.

¿Qué convierte la Café en una moto distinta? La base es la misma que la estándar, pero hay importantes cambios: el primero y más visible (decoración aparte) es la adopción de ruedas de 17” en ambos trenes con llantas de aleación en lugar de radios y neumáticos de perfil bajo; lástima que éstos sean de la poco conocida marca Vee Rubber, en lugar de otras más populares y fiables. Nunca acabaron de convencernos en cuanto a agarre; por lo menos, avisan con antelación de lo que puede llegar a pasar si se abusa de ellos y hasta acaban por ser divertidos en cuanto le coges el punto al conducir con ligeros deslizamientos.

Pero bueno, tras el rodaje, mejor si los cambiamos… La nueva horquilla invertida Paioli es otro punto fuerte de la Café, cuyos tarados de suspensión se han endurecido, tanto delante como detrás, uscando mejor rendimiento deportivo. Aun así, especialmente la trasera, es algo blanda. También destaca a primera vista el gran disco delantero con un vistoso aleteado y una poderosa pinza de anclaje radial. Las asas para el pasajero también son de nueva factura.

Y hasta aquí, los cambios. La Mulhacén estándar o scrambler es estable y tiene aplomo, pero no es excesivamente ágil para lo que se puede esperar de una moto de este tamaño y peso. El motor es el mismo monocilíndrico refrigerado por líquido que diseñaron los ingenieros de Derbi, pero por algún motivo parecía funcionar mejor ahora en la Café que cuando acudimos a la presentación de las Mulhacén el pasado año. ¿Cuestión de criterio o es que está más afinado ahora? En todo caso, es potente y deportivo y quiere guerra, es decir, funciona bien en la zona alta del cuentavueltas, aproximadamente entre las 9.000 y 11.000 rpm, si es que quieres sacarle lo mejor de sí.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos