PUBLICIDAD

Decorar tu moto con hidroimpresión: como usar una calcomanía

Decorar tu moto con hidroimpresión es algo tan nuevo que quizás aún no conozcas, es como colocar una calcomanía con agua, aunque con una técnica más elaborada.

Para personalizar una moto o un casco hasta ahora podías optar por el pintado, con un color o un motivo, por la colocación de adhesivos, o por el revestimiento con vinilo, técnica muy extendida en el mundo del automóvil.

Pero últimamente se está extendiendo el uso de la hidroimpresión, una técnica curiosa y novedosa que combina tecnología y pericia a la hora de aplicarla, también conocida como water transfer printing o impresión hidrográfica.

Aunque no es exactamente lo mismo, es parecido a las calcomanías que de chavales nos poníamos en el brazo remojándolas con agua, ¿recordáis?

La técnica de decorar tu moto con hidroimpresión requiere de materiales y de espacio para poder realizarlo, y su complejidad es directamente proporcional al tamaño de la pieza a personalizar, por lo que si la pieza es muy grande hacerlo en casa no será posible.

La hidromimpresión es una técnica bastante novedosa y de reciente aparición

Pero ¿qué es la hidroimpresión? Es una técnica mediante la cual se aplica una decoración sobre una superficie por inmersión en agua, utilizando una lámina especial con un motivo o dibujo y otros materiales.

La lámina es como una «calcomanía», un dibujo impreso sobre un sustrato, que es papel de polivinilo soluble en agua y que puede ser estándar o personalizarse a petición. Debe rociarse con un activador para que se pegue a la pieza.

El activador es un líquido que debe pulverizarse sobre la calcomanía cuando está inmersa en el agua, y que propiciará que la calcomanía se pegue a la pieza a decorar. Normalmente es una lata de spray, como si fuese una laca.

Y llega la hora de transferir la calcomanía a la pieza a decorar, un proceso que no es difícil pero que requiere de técnica y seguir unos pasos. No somos especialistas por lo que vamos a definiros el proceso de una manera muy básica.

Casco decorado con hidroimpresión
Casco decorado con hidroimpresión. Foto gentileza de Jativa Car Repair.

Imaginemos que queremos decorar una tapa lateral de una moto. Veamos qué necesitaremos para ello.

Pues bien, necesitaremos la lámina decorativa, spray de imprimación base, spray de barniz, un recipiente muy grande y profundo en el que quepa la tapa de la moto a decorar -si no es muy grande necesitarás dos, uno para pegar la pegatina y otro para “enjuagar”- y el activador.

Primero se limpia la tapa a decorar con un desengrasante, jabón o alcohol IPA, y si la superficie es muy brillante -debe ser porosa o mate- también habrá que lijarla suavemente con un estropajo, para matizar la superficie.

Decorar tu moto con hidroimpresión no es difícil aunque sí laborioso

Se recomienda pintar la pieza con una capa de imprimación o pintura base negra, gris o blanca, dependiendo de la calcomanía a colocar.

Se llena el recipiente con agua a unos 30-32º -necesitaremos un termómetro profesional para medirlo-, y se extiende la lámina sobre la superficie del agua, con la cara que tiene el adhesivo en la parte superior.

A continuación, rociaremos con el activador la “calcomanía”. Este paso es importante ya que hay que pulverizar bien el activador por toda la superficie. Primero con una capa delgada, y luego con otra un poco más intensa.

Este paso es delicado y requiere de experiencia, por lo que es normal equivocarse. Si se aplica poco no funcionará, y si se aplica demasiado arruinará la calcomanía.

También recomiendan usar cinta de pintor para delimitar el tamaño de la pegatina, que tiende a expandirse con el agua y el activador.

Y llega el paso final y crucial, la aplicación de la calcomanía a la pieza, que es fruto de la experiencia, de la técnica empleada y la maña.

Es una técnica que requiere de cierta destreza, además de los materiales correctos

Se toma la pieza con la cara que debe recibir la calcomanía por delante y se sumerge en la calcomanía, lentamente. Este paso también es crucial y requiere de pericia.

Una vez aplicada la calcomanía la pieza se enjuaga, se limpia bajo un chorro muy suave de agua y se deja secar. Cuando ya esté seca se debe aplicar una capa de barniz, para preservar la decoración. Una vez aplicado, nuestra pieza tendrá la decoración más exclusiva y con acabado profesional.

Si buscas en Internet hay tiendas que ofrecen packs de hidroimpresión por unos 70 euros, que incluyen casi todo, pegatina, activador, termómetro, cinta, barniz, pintura, lija y guantes. Si te atreves, ¡que lo hidroimprimas bien!

Os dejamos con un video en el que podréis ver la técnica empleada.

Deja un comentario