Dany Torres hizo pequeño el Palau Sant Jordi
Connect with us
Publicidad

Motocross y Supercross SX

Dany Torres hizo pequeño el Palau Sant Jordi

Publicado

el

Esta edición del Freestyle de Barcelona fue un éxito. Afortunadamente el público –y no sólo el público, también los ‘riders’- daron la razón a la decisión de apostar por una gran Fiesta del ‘Free’ con los mejores pilotos y con una pista espectacular donde pudiera verse el mejor de los espectáculos. Un número: 12.000, es la confirmación que el Xtreme Freestyle fue la mejor elección.

Dany Torres arrasó y se llevó la victoria del Xtreme Freestyle con un gran recital de saltos. El sevillano le pudo a los grandes especialistas de las piruetas y consiguió desbancar al maestro Nate Adams, al siempre sorprendente Robbie Maddison o al entregado Eigo Sato. “Estoy muy emocionado, ganar ante el público entregado de esta tarde, ha sido maravilloso, este público es digno de admiración. He estado muy acertado a lo largo de la temporada y terminar con este éxito supone una gran alegría para mí”, decía tras bajar de la moto.

Los jueces valoraron la actuación de Torres como la mejor de las dos rondas disputadas y el público le premió también como el mejor en el concurso de ‘Best Trick’ (el mejor salto). El sevillano vio como el público se recreó vino sus saltos, como el Turndown o el Backflip Shaolín, SeatGrab, el espectacular Tsunami o el Backflip Cliffhanger no hander lander que le dio el triunfo en el ‘Best Trick’.

Le pudo a un siempre excelente Nate Adams, quién le ganó hace dos años en el concurso de Freestyle del Supercross de Barcelona, y quién dijo que Dani estuvo “muy bien”. Adams, para muchos el más fino estilista del mundo, realizó dos tandas donde cuadró los saltos, aunque los jueces acabaran dando mejor puntuación al español. El estadounidense estaba eufórico, “ha sido un gran espectáculo el que hemos dado todos, realmente un gran cartel, y creo que el público lo ha reconocido”, decía el californiano. Bakflip nac-nac, bf cliffhanger, bf superman o lazyflip fueron algunos de los saltos de Adams que también quedó finalista del ‘best-trick’ con un Flat Spin 360 nac.

Eigo Sato ocupó la tercera plaza del podio con una actuación más que correcta. La apuesta del japonés fue muy variada, con una combinación de trucos que fue del agrado del público y también del jurado. El Tsunami en la rampa de 35 metros, entre otros, fue espectacular. “Esto es increíble, quedar tercero con el nivel de los riders que han participado esta tarde es espectacular. No tengo palabras, estoy muy emocionado. Me llevo un recuerdo estupendo de Barcelona”, señalaba se piloto.

Sin quitarle méritos al piloto japonés, todos coincidieron en que Sato estuvo en podio por el accidente que sufrió el suizo Mat Rebeaud. El de KTM, que había hecho una buena primera ronda, erró en su primer salto de la segunda tanda, una combinación de backflip en la rampa larga que acabó en el suelo. Afortunadamente, nada grave y sólo contusiones que le impidieron seguir, obviamente, pero que una vez pasó por los servicios médicos, volvió por su propio pie a los boxes.

También le ocurrió parecido a Robbie Maddison, pero el australiano se cayó en su salto de ‘Best Trick’, un Underflip can can, one hand side saddle landing. Aturdido, se levantó y saludó al público. Posteriormente pasó por los servicios médicos para verificar que sólo se llevó el susto. Lástima, porque Maddo, que en la primera ronda no había logrado una buena clasificación, supo enderezar un poco en la segunda, con combinaciones de backflip extraordinarias, que hicieron levantar al público de sus asientos. El aplauso del público al final le dio la segunda plaza del concurso del mejor truco.

No hubo más sustos, y sí buen espectáculo que también pusieron los demás españoles: José Miralles, Eugenio Zafra y Sidney de Andrés. Zafra ya había entrenado el salto de 35 metros: se fue un día al campo de entrenamiento de Torres en Sevilla y le tiró sin problemas, pero para Miralles y DeAndrés fue todo un reto que acabó convirtiéndose en superación personal, ya que ambos acabaron también por volar durante cuatro segundos, atravesando medio Palau Sant Jordi.

Todd Potter fue, quizás, el que menos se exprimió. El americano se había quejado de sufrir jet-lag, pero lo cierto es que esperábamos más del medalla de Oro en Best-Trick de los X-Games.

Una gran noche, en la que no sólo hubo saltos, también la música y el homenaje a uno de los mejores saltadores españoles, Sidney de Andrés, que escogió Barcelona para retirarse profesionalmente. Más de tres horas de espectáculo Freestyle 100% y, además, amenizado con una actuación en directo del grupo U2 Zen Garden que agradó a los casi 12.000 espectadores que llenaron el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos