Dakar: los momentos más duros
Connect with us
Publicidad

Enduro y Raids

Dakar: los momentos más duros

Publicado

el

A todos nos gusta la competición, el riesgo y la adrenalina, sobre todo viéndolo desde la seguridad de casa. Pero los pilotos participantes en el Dakar saben, algunos sabían, que es una prueba dura en la que tienes que darlo todo el 100% del tiempo. En el Dakar no se puede bajar la guardia porque las consecuencias pueden ser mortales, y no solo para el propio piloto, sino también para la gente que vive alrededor.

Además de los pilotos y miembros de la organización que han fallecido en diversos accidentes a lo largo de los 40 años de Dakar, también han muerto muchos espectadores y gente de los pueblos de alrededor, como consecuencia de estas pruebas.

En total, cerca de una veintena de hombres y mujeres, la mayoría de ellos niños, han muerto como consecuencia de un atropello o un accidente con un vehículo de la competición. Muchas etapas transcurren por o cerca de núcleos urbanos y al final, siempre hay más posibilidades de que ocurra alguna desgracia.

Desafortunadamente pocos han sido los años que se ha podido cerrar el Dakar sin ningún muerto, y sí ha habido años excesivamente negros. Ese es el caso de la edición 1986 que concluyó con 7 víctimas mortales: los cinco pasajeros del accidente de helicoptero que acabó con la vida de Thierry Sabine, los motoristas Yasuo Kaneko y Giampaolo Marinoni.

1988 fue otro año trágico en la prueba con la muerte de seis personas. El camión DAF del holandés Kees Van Loevezij  dio seis vueltas de campana y acabó con la vida del piloto. El francés Patrick Canado murió al chocar su Range Rover contra un Mercedes y una niña de 10 años fue atropellada en una travesía de la ciudad maliense de Kita. También perdió la vida el motorista francés Jean Claude Huger, y una mujer mauritana y su hija fueron arrolladas por un coche de prensa entre Mauritania y Senegal.

En 1996, el español Tomás Urpí falleció en el hospital como consecuencia de las heridas sufridas por un fuerte accidente de coche en las proximidades de Rabat. “El carni”, José Manuel Pérez, moría el 10 de enero de 2005 moría en el hospital de Alicante donde había sido trasladado desde Dakar tras ser intervenido de una caída grave el 6 de enero entre Zquerat y Tichit.

No son los únicos, ya que desafortunadamente ha sido mucha más la gente que ha perdido la vida en esta competición. Por todos ellos, el espíritu del Dakar se mantiene vivo, y cada año nuevos y viejos pilotos se reencuentran con su destino en esta dura e intensa prueba, en un bonito homenaje a los que se fueron.
 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos