Dakar 2015: Se acaba y ni nos enteramos
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Dakar 2015: Se acaba y ni nos enteramos

Publicado

el

Esta última semana de Dakar ha pasado tan rápido que ni siquiera me he enterado. De Iquique a Calama, Salta y a Río Hondo. Ha sido vertiginoso. Mañana, Rosario y solo 174 kilómetros más para acabar en Buenos Aires. El domingo, de vuelta a casa, que hay alguien que ya nos echa de menos.

Por la mañana, en Salta, el sol se ha levantado temprano para empezar a secar todo lo que ayer empapó. El restaurante del vivac quedó inutilizado y algunas dependencias del Palacio de Congresos de Salta sirvieron para cobijar a la gente que va día tras día con el Dakar y que duermen en tiendas de campaña. La sala de prensa, el ‘Media Center’, acabó siendo un improvisado albergue donde algunos incluso ‘plantaron’ la tienda para dormir. Muchos aprovecharon la conexión wifi que brindaba el local, que, aunque saturado en muchas ocasiones, también sirvió para conectarse a las redes o con la familia.

De nuevo hemos tenido retrasos con los vuelos, y es que al llegar a Argentina parece que todo esto sea muy normal. Y como no hay mal que por bien no venga, hemos aprovechado para recuperar horas de sueño…

La llegada a Termas de Río Hondo ha sido especial. Es la primera vez que el Dakar entra en el paddock del circuito y la recepción ha sido espectacular, ya que un centenar de metros antes de entrar había una multitud de aficionados buscando encontrar un “piloto” de verdad.

A quién no han visto llegar encima de la moto ha sido a Jeremías Israel, que ayer por la noche, en Cachi, en un campamento bastante justito, ya que los pilotos tuvieron que dormir en el suelo, sin aislamiento y con un techo con goteras, dejó su motor para que Joan Barreda pudiera dar el suyo a Paulo Gonçalves. Barreda ha ganado hoy la etapa con ese motor, pero la llegada de la moto de Jere al vivac del equipo Honda ha sido triste, como la cara del bravo chileno cuando ha recordado las etapas anteriores con su amigo Bang bang.

El Dakar está casi liquidado. Marc Coma está a punto de llevarse otro pesado tuareg de bronce más para casa porque ha hecho un Dakar muy inteligente, sin errores y con la dosis de suerte necesaria para que te vaya de cara.

Esa suerte que dicen algunos que siempre hay que buscarla, no la ha tenido por ejemplo, Joan Pedrero, que tuvo que abandonar con un problema mecánico –la bomba de la gasolina- de su Yamaha. Las motos azules este año, para olvidar.

Para terminar, unas pocas fotos para el álbum, como la de las gradas del circuito donde pasa el antiguo piloto Thierry Magnaldi -que pilota un buggy-, algún selfie con amigos ‘de casa’ y una postal del atardecer en el circuito de Termas de Río Hondo para terminar. El Atlántico está más cerca.

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos