Custom time en Triumph
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Custom time en Triumph

Publicado

el

Triumph es sin duda alguna una de las marcas que mejor ha sabido diversificar su producción en los últimos años, el hecho de que el mercado mundial de motocicletas de más de 500 cc haya caído en un 13 % en los últimos doce meses, mientras que las ventas de la marca inglesa han subido un 4,8 % en ese período, así lo atestigua. Y más en nuestro, país donde la venta aumentó de las 1.175 unidades de 2009 a las 1.593 unidades de 2010, es decir, un espectacular 35,6 % según reconoce la marca, gracias a modelos tan exitosos como la Street Triple, su auténtica superventas, o la Bonneville, aunque esta última en menor medida.
Pero paradójicamente a lo que se puede esperar de una marca con tantos años e historia a sus espaldas, sus modelos cruiser se han situado muy lejos de la zona alta de la lista de ventas.
A los esfuerzos de la marca como la aparición de las Rocket III versión Classic y Touring y el lanzamiento de la Thunderbird en 2009 se le ha de contrarrestar el olvido al que han estado sometidas las anteriores America y Speedmaster, desconocidas incluso por un amplio número de apasionados de las dos ruedas. Por lo que la renovación de estos dos modelos más el lanzamiento de una nueva versión de la Thunderbird, la Storm, ha sido una decisión de lo más acertada por parte de los responsables de Triumph, conscientes del alza del sector custom.

Más diferentes
Empecemos con las custom de entrada a la marca inglesa, la America y la Speedmaster. A simple vista ya apreciamos que los cambios han sido significativos en el plano estético, sobre todo en la Speedmaster, que se asemeja más a un nuevo modelo que a una actualización. De este modo se ha conseguido una mayor diferenciación entre los dos modelos, al decantarse la America por un diseño más clásico por uno más agresivo de la Speedmaster. El principal cambio radica en la rueda delantera, ya que la America abandona la medida de 18” para recibir una llanta de aleación de doce radios de 16” y ha visto aumentado el neumático 110/90 al actual 130/90. Cubierto ahora por un guardabarros más inclinado, que consigue, además del comentado cambio estético, un mayor aplomo sin ver casi reducida la maniobrabilidad a baja velocidad.
Por su parte, la Speedmaster no ha querido ser menos y también ha dicho adiós a la anterior llanta de 18” pulgadas por una de aleación de cinco radios de 19” y ha estrechado el neumático al adoptar un 110/90 en vez del 110/80 de la anterior versión. Así, presenta un diseño hot rod sin cromados en la parte inferior de la horquilla. Dinámicamente se ha ganado agilidad, por lo que es más fácil de conducir y de entrarla en curvas y proporciona mucha confianza al conductor, como pudimos comprobar en las húmedas carreteras de Marsella, sobre las que estuvo lloviendo toda la noche anterior.

Aptas para todos
Un gran número de modificaciones en estas dos motocicletas han sido destinadas a mejorar la posición del conductor, para que sea más cómoda para el mayor número de usuarios posibles y para aumentar el control sobre la motocicleta.
De este modo, tanto en la America como en la Speedmaster se ha reducido la distancia de altura del sillín respecto al suelo en 30 mm, que ahora son de tan sólo 690 mm, y las estriberas del conductor han bajado 27 mm y se han retrasado 39 mm.
Las dos motos estrenan manillar. En la America dispone de torretas más inclinadas y ahora se sitúa 37 mm más bajo y 20 mm más cerca del conductor. Por su parte, en la Speedmaster se ha instalado un amplio manillar tipo T-bar 90 mm atrasado y 2 mm más elevado, que proporciona un gran control sobre la motocicleta.
Continuando con las mejoras ergonómicas, en las dos se ha retrasado el caballete lateral 190 mm, por lo que es más fácil su despliegue para un mayor número de usuarios y reduce el ángulo de caída.
No han sido sometidas a una estricta dieta contra la báscula, ya que sus 250 kilos en orden de marcha es lo normal en motocicletas de este estilo, pero gracias a sus bajos asientos y a sus manillares más cercanos, cualquier usuario enseguida se hará con ellas.

Manteniendo y compartiendo
Lo que no ha variado es el propulsor. El clásico bicilíndrico en paralelo de 865 cc DOHC 4V refrigerado por aire, calado a 270º, que recibió inyección electrónica Keihin en 2007, por lo que sus carburadores son tan sólo una licencia estética para conservar el espíritu clásico de estos modelos.
Proporciona una potencia de 61 CV a 6.800 rpm y un par máximo de 7,3 kgm a 3.300 rpm, cifras suficientes y adecuadas a lo que uno se espera en este tipo de motos. Además de una notable ausencia de vibraciones y un régimen de potencia muy utilizable que permite no tener que estar pendiente de su cambio de cinco relaciones.
También se mantiene el mismo chasis de doble cuna tubular en acero y el basculante de doble brazo en tubo de acero. Un sistema convencional pero apropiado para este tipo de motocicletas destinadas más a disfrutar de una conducción relajada que a rebajar tiempos. Pero aun así, y sobre todo en la Speedmaster, por su llanta de 18” y su manillar plano, se puede ir bastante más rápido de lo que se espera de una custom. Y eso a pesar de que ha perdido un disco de freno delantero respecto a la Speedmaster de 2010, por lo que la frenada se confía en un único disco de 310 mm con pinza Nissin de dos pistones delante y en un disco de 285 mm con la misma pinza detrás. Lo mismo que llevaba y lleva la America.
También se mantienen las suspensiones; delante una horquilla Kayaba con barras de 41 mm de grosor y 120 mm de recorrido, y detrás, doble amortiguador Kayaba de 96 mm de recorrido y ajustable en precarga en cuatro posiciones. Si bien la horquilla delantera cumple perfectamente con su asignación, la suspensión trasera es bastante dura.

Storm: Aún más potente
Si la America y la Speedmaster son motos de carácter afable y manejables, que representan una lógica vía de entrada al mundo custom, la tercera moto que nos esperaba en Marsella, la Thunderbird Storm, no es apta para novatos ni para tímidos…
Parte de la anterior Thunderbird, que se sigue comercializando, pero se le ha instalado un kit que aumenta la cilindrada de su propulsor bicilíndrico en paralelo de 1.597 cc a 1.700 cc, por lo que su caballería pasa de 85 a 98 CV y sitúa su par en 15,91 kgm a 2.950 rpm, una cifra a tener en cuenta que hará que necesitemos una larga recta para apurar el tacómetro hasta engranar la quinta velocidad.
Otro cambio lo apreciamos a simple vista, la adopción del doble faro característico de los modelos de Hinckley, igual a los que monta la Rocket III. Esta peculiar óptica, junto con la pintura negra disponible en mate o metalizada, con las tapas del motor también en negro, al igual que muchos detalles de la moto, le dan un aspecto más juvenil y agresivo.
El manillar también es nuevo. Se han elevado las torretas y ahora es más de estilo boomerang, por lo que se conduce con los brazos más abiertos, lo que aumenta el control de la motocicleta y la sensación de seguridad. El asiento se ha modificado, pero sigue manteniendo la misma distancia respecto al suelo de 700 mm.
Igualmente emplea los mismos componentes en frenos y suspensiones. Dos discos delanteros de 310 mm con pinzas de cuatro pistones y otro disco de 310 mm y pinza de dos pistones detrás. No hay problema por la potencia de frenada, ya que detiene notablemente sus 339 kilos, pero el tacto es mejorable, sobre todo por la dureza del accionamiento de la maneta de freno, más pensada para culturistas que para el resto de personas. Con el agravante de que no es regulable, al igual que la maneta de embrague. Hay ABS disponible, que no es mala opción para quien vaya a realizar muchos kilómetros en invierno.
El apartado suspensiones queda bien resuelto con la horquilla delantera Showa con barras de 47 mm y 120 mm de recorrido, y en la parte trasera se hallan dos amortiguadores Showa ajustables en cinco posiciones de precarga.
Por todo esto, la Thunderbird Storm se presenta como una opción más apetecible a los clientes más jóvenes, que no novatos, que buscan una montura con carácter y potencia sin renunciar al estilo custom.

A rodar
Tras explicaros con detalle los aspectos ergonómicos, estéticos, o la dotación con la que se presenta cada una de nuestras tres invitadas –al fin y al cabo lo más importante en este tipo de montura-, os contaremos qué nos han parecido en marcha. Ya os adelantamos que buena nota: la manejabilidad y la facilidad de manejo han sido algunos de los objetivos claros de los diseñadores de la firma de Hinckley.
Tanto la America como la Speedmaster son de ese tipo de motos con las que a los diez minutos de estar conduciéndolas a uno le parece que las haya conducido toda la vida. Su posición de conducción es muy adecuada, sobre todo en la Speedmaster, con su ancho manillar. El carácter del motor es muy agradable, su calado a 270º reduce las vibraciones y resulta mucho menos brusco que otros bicilíndricos a la vez que incita a ir enlazado curvas a un ritmo fluido.
El tren delantero da mucha confianza, y si bien a primera vista la rueda delantera de la Speedmaster puede parecer algo ligera en comparación con el resto de la moto, una vez en faena sorprende su dinamismo y cómo facilita la entrada en curva. Mientras, por su parte, la America, sin dejar de ir bien en ningún momento.

Ficha técnica Triumph Thunderbird Storm
MOTOR
TIPO DE MOTOR: 2 cil. 4T LC DOHC 8 V
CILINDRADA: 1.699 cc
DIÁM. X CARRERA: 107,1 x 94,3 mm x 2
COMPRESIÓN: N.d.
POTENCIA MÁX.: 98 CV a 5.200 rpm
PAR MÁXIMO: 15,9 kgm a 2.950 rpm
ALIMENTACIÓN: Iny. electrónica multipunto
ENCENDIDO: Electrónico digital CDI
ARRANQUE: Motor eléctrico
EMBRAGUE: Multidisco en baño de aceite
CAMBIO: De 6 relaciones
TRANSMISIÓN: Por cadena sellada

PARTE CICLO
TIPO CHASIS: Doble cuna en tubo de acero
BASCULANTE: Doble brazo en acero
GEOMETRÍAS: 32º y 151 mm
SUSP. DELANTERA: Horquilla convencional Showa con barras de 47/120 mm, sin regulación
SUSP. TRASERA: 2 amortiguadores laterales Showa de 95 mm de recorrido, precarga ajustable en 5 pos.
FRENO DELANTERO: 2 discos de 310 mm, pinza Brembo 4 pistones, ABS opcional
FRENO TRASERO: 1 disco de 310 mm, pinza Brembo 2 pistones
NEUMÁTICOS: 120/70 x 19 y 200/50 x 17

PESOS Y DIMENSIONES
PESO DECLARADO: 339 kg en orden de marcha, dep. lleno
LARGO X ALTO X ANCHO: 2.340 x 1.120 x 880 mm
DISTANCIA ENTRE EJES: 1.615 mm
ALTURA ASIENTO: 700 mm
CAP. DEPÓSITO: 22 l

GUÍA DEL COMPRADOR
PRECIO: 15.195 euros (15.995 euros ABS)
GARANTÍA: 2 años
IMPORTADOR: Triumph Motocicletas España S.L. 902 103 823

Ficha técnica Triumph America (Speedmaster)
MOTOR
TIPO DE MOTOR: 2 cil. 4T Aire DOHC 8 V
CILINDRADA: 865 cc
DIÁM. X CARRERA: 90 x 68 mm x 2
COMPRESIÓN: N.d.
POTENCIA MÁX.: 61 CV a 6.800 rpm
PAR MÁXIMO: 7,3 kgm a 3.300 rpm
ALIMENTACIÓN: Iny. electrónica multipunto
ENCENDIDO: Electrónico digital CDI
ARRANQUE: Motor eléctrico
EMBRAGUE: Multidisco en baño de aceite
CAMBIO: De 5 relaciones
TRANSMISIÓN: Por cadena sellada

PARTE CICLO
TIPO CHASIS: Doble cuna en tubo de acero
BASCULANTE: Doble brazo en acero
GEOMETRÍAS: 33,4º y 155 (168) mm
SUSP. DELANTERA: Horquilla convencional Kayaba con barras de 41/120 mm, sin
regulación
SUSP. TRASERA: 2 amortiguadores laterales Kayaba de 96 mm de recorrido, precarga
ajustable
FRENO DELANTERO: 1 disco de 310 mm, pinza Nissin 2 pistones
FRENO TRASERO: 1 disco de 285 mm, pinza Nissin 2 pistones
NEUMÁTICOS: 130/90 x 16 (110/90 x 19) y 170/80 x 15

PESOS Y DIMENSIONES
PESO DECLARADO: 250 kg en orden de marcha, dep. lleno
LARGO X ALTO X ANCHO: 2.420 x 1.175 x 821 (2.367 x 1.170 x 830) mm
DISTANCIA ENTRE EJES: 1.610 (1.600) mm
ALTURA ASIENTO: 690 mm
CAP. DEPÓSITO: 19,3 l

GUÍA DEL COMPRADOR
PRECIO: 9.395 (9.595) euros; versión bitono: 9.595 (9.795) euros
GARANTÍA: 2 años
IMPORTADOR: Triumph Motocicletas España S.L. 902 103 823

 

(Publicado en el Solo Moto nº1813)

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos