PUBLICIDAD Billboard

Cuatro nuevos radares de tramo para las carreteras catalanas

A partir del lunes 13 de febrero, el Sevei Català de Trànsit (SCT) pone en funcionamiento cuatro radares de tramo en las vías catalanas con «el objetivo de reducir la velocidad excesiva o inadecuada y reducir la siniestralidad«, según informan desde el propio SCT.

Los dos primeros se sitúan en la A-7 a la altura de Tarragona, donde controlarán un tramo de 4’1 km en ambos sentidos con una velocidad máxima permitida de 100 km/h. Los dos restantes ocuparán el tramo de la C-66 entre Corçà y Sant Joan de Mollet, en la provincia de Girona, donde la velocidad se limita a 100 km/h a lo largo de sus 8’72 km de longitud en cada uno de los dos sentidos.

Con estas cuatro incorporaciones, que amplían en 25 kilómetros las vías controladas con este sistema, ya son 13 los radares de tramo instalados por el SCT en las carreteras catalanas.  

PUBLICIDAD Content_1

Los radares de tramo funcionan a través de un sistema ubicado al inicio y final del trayecto controlado que reconoce la matrícula del vehículo para medir la velocidad media y determinar si ha sobrepasado el límite de velocidad permitido.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario