PUBLICIDAD Billboard

Cuando tienes un mal día y lo pagas con tu moto

No sabemos dónde sucedió, pero si sabemos que uno de estos dos chicos estaba teniendo un mal día.

Era el momento de repostar en la gasolinera. Uno de ellos se encarga de coger la manguera, mientras el otro levanta el sillín para desenroscar la tapa del depósito.

El segundo, cuando levanta el sillín, recibe un golpe y no se lo toma nada bien. Hasta el punto de que su amigo tiene que sujetarlo para que no vaya a más.

PUBLICIDAD Content_1

¡No os lo perdáis!

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario