PUBLICIDAD

¿Cúando comer? ¿Cuándo dormir?… Así gestionan los pilotos el GP de Qatar

Se puede decir que cada piloto lo gestiona de una manera. Mientras Valentino Rossi, por ejemplo, dice que poder levantarse a mediodía ya le gusta, Maverick Viñales viene trabajando en el gimnasio a partir de las nueve de la noche durante un par de horas ara ir acostumbrando al cuerpo.

¿Y las comidas?…”Te levantas sobre las once “, nos ha contado Maverick esta tarde. “Más o menos lo haces ya a la hora de comer. Cenar, cenas ya sobre las once o las doce de la noche en el circuito una vez finalizados los entrenamientos. Entre entrenamiento y entrenamiento te metes una barritas energéticas, comes algo de fruta o un poco de pasta…”.

¿Y qué pasa con el descanso? En condiciones normales, los pilotos terminan de correr a las tres de la tarde, por lo que tienen tiempo de sobra para “descomprimir”, pero en Qatar la secuencia es básicamente bajarse de la moto y meterse en la cama. “¿Problemas para dormir? Ninguno, cero, caes como un muerto; acabas agotado”, afirma rotundamente Maverick. A mí no me desagrada este GP, no me importaría que hubiese más de uno como este”.

Es un poco diferente; hay cosas a favor y otras en contra”. Quien opina ahora es Valentino Rossi, que, como siempre le da su toque particular a su opinión. “La cosa positiva es que no te tienes que despertar muy temprano, y por esto estoy contento; puedes dormir hasta las once o así. Pero también es cierto que es una carrera difícil.”

“Normalmente te despiertas, desayunas, haces el warm up y llegas a las dos sin darte apenas cuenta. Porque normalmente después del warm up, trabajas con los técnicos, ves la carrera de Moto3, comes algo y de repente te ves en la parrilla de salida. Pero aquí la dificultad es que te despiertas, desayunas y tienes que esperar hasta las 6 de la tarde para entrar en el circuito. Esa parte no es muy buena…Tienes que esforzarte para mantener la concentración. En cuanto a las comidas, a mediodía comes normal y entre el warm up y la carrera procuro tomar algo ligero. Pero definitivamente lo más complicado de este GP es mental, no físico”.

En cuanto a la visera que Valentino utiliza de noche, huye de los “experimentos”. “No utilizo viseras completamente transparentes porque no me gustan. Prefiero una un poco más oscura, digamos que media; normalmente es utilizada en lluvia. En cuanto a la amarilla, no me gusta”.

Dani Pedrosa es el tercer  piloto que hemos consultado al respecto de lo que supone correr de noche; es el más crítico. “Claro que cambia con respecto a un GP normal; y te puedo decir que cambia bastante. Por ejemplo, en el hotel no cambian el horario del hotel y eso hace que sea muy difícil adaptar tus horarios de comida… Acabas los entrenamientos, hablas con los mecánicos, prensa… llegas al hotel a las una o las dos de la mañana y no hay nada para comer. Te levantas por la mañana once/doce, no hay desayuno. Es muy complicado adaptarse; por suerte es una carrera al año”.

Deja un comentario