fbpx
PUBLICIDAD Billboard
Fotos: Marriot

Con lo que sobra de una paella de cangrejo se hacen baterías: más ecológico, imposible

La movilidad eléctrica está en plena efervescencia con el descubrimiento de nuevos y sorprendentes hallazgos técnicos, como que con lo que sobra de una paella de cangrejo se hacen baterías.

No, no es ninguna broma. Es cierto. Vamos a ponerlo en contexto. Las baterías de los coches y motos eléctricos son de iones de litio, un material caro y poco abundante, y su electrolito suele ser inflamable, al menos en las menos avanzadas.

Pero desde hace un tiempo se investiga con nuevas baterías en las que el más caro y escaso litio se sustituye por el más barato y abundante zinc.

PUBLICIDAD Content_1

Y para que esta batería funcione necesita un electrolito que trabaje correctamente y que, además sea fiable, no inflamable, que sea barato y, a ser posible, que sea ecológico.

Pues bien, el doctor Liangbing Hu, director del Centro de Innovación de Materiales de la Universidad de Maryland ha hallado la solución.

Los cangrejos, gambas y langostas tienen caparazones cuyo componente principal es la quitina

Ha descubierto que un material de origen biológico, el chitosan, funciona perfecto como electrolito en gel. Os preguntaréis que es el chitosan…

PUBLICIDAD Content_2

El chitosan -descubierto en 1859- es un compuesto formado por quitina, y esto ya os suena más, un carbohidrato que es el principal componentes de las paredes de las células de los champiñones o los caparazones de insectos y crustáceos, como los cangrejos, langostas y gambas.

Gracias a este electrolito las baterías de zinc han logrado mantener un 99,7% de su efectividad en 1.000 ciclos, operando a 50 mAh por centímetro cuadrado.

No es broma: lo que sobra de una paella de cangrejos ayuda a fabricar baterías más ecológicas

Y hay más porque para fabricar esta batería de zinc han usado más materiales ecológicos y biodegradables. Y es que dos tercios del material de esta batería es alimento de microbios, mientras que el electrolito de chitosan  en cinco meses está totalmente degradado.

PUBLICIDAD Content_3

Ya sabéis, después de comeros una paellita guardad los caparazones de los cangrejos, gambas y langostas, para reciclarlos, ya que pasarán a formar parte de las baterías del futuro.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario