¡Completada la X-ADV Experience Madrid!
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

¡Completada la X-ADV Experience Madrid!

Publicado

el

“Busco un cambio radical. Una moto que me permita moverme por ciudad y por el campo”, nos comentó entusiasmado Alberto en el taller de Motor Sport, concesionario Honda ubicado en el centro de la capital, y donde se entregaron las cuatro unidades de este “crossover” de dos ruedas de Honda. Como sucedió en el caso de Barcelona, se trataba de Aitor, Alberto, Antonio y Darío, los cuatro ganadores del concurso fotográfico que planteamos en la web Honda XADV Experience.

Aunque los cuatro participantes tenían una dilatada experiencia encima de la moto, recibieron por parte del personal del concesionario del ala dorada indicaciones técnicas para familiarizarse un poco mejor con el sistema DCT que emplean las X-ADV.Soy un amante de la moto trail y me he apuntado al concurso para descubrir por mí mismo sus capacidades offroad. ¡Ya tengo ganas de montarme en ella!”, señaló Antonio, nuestro concursante más campero.

Por su parte, Aitor tenía en mente adquirir una trail grande, pero todavía no se había decidido por una, y menos con las dudas que le surgieron tras  llegada del X-ADV. “Estoy muy interesado en dar al salto a una moto trail, pero sé que le voy a dar mucho uso en la ciudad y creo que esta moto podría encajar con lo que busco”. Asimismo, Darío aseguraba que llevaba tiempo queriendo saber si el X-ADV encajaba como imaginaba con sus preferencias: “Quería probar este modelo de Honda y no pude dejar pasar esta oportunidad. Me parece una moto muy polivalente tanto en ciudad y carretera como en pistas de tierra”.

Los cuatro afortunados salieron finalmente del taller de Honda Moto Sport dispuestos a disfrutar de tres días por delante para probarlas. Los dos primeros, por libre, analizando el comportamiento del X-ADV en el día a día de cada uno de los cuatro. El sábado, el cuarteto disfrutaría de una magnífica ruta por la sierra madrileña. Una recorrido confeccionado por el equipo de pruebas de Solo Moto, quienes les guiarían en todo momento y donde no faltaran los ingredientes necesarios para poner a prueba las capacidades en uso intensivo por carreteras de montaña y pistas de tierra del Honda X-ADV.

Durante esos dos primeros días por libre pedimos a los participantes que nos hicieran llegar algunas fotos del uso que estuvieran dando a sus respectivas unidades de X-ADV, para recogerlas en redes sociales bajo el hashtag #XADVexperience.

Empieza la experiencia: hacia la Sierra de Madrid

Y llegó el sábado, día de la ruta. Más de 250 kilómetros por la extensa Sierra Norte de Madrid, situada en la parte septentrional de la Comunidad de Madrid, es lo que tenían por delante nuestros cuatro protagonistas. El punto de salía volvía a ser el taller del concesionario Honda Moto Sport, donde recogieron sus unidades dos días antes y donde quedamos con ellos a las 8:30 de la mañana para comenzar el camino. Planeamos donde repostar, desarrollamos un pequeño briefing sobre la ruta a recorrer y qué hacer en caso de problemas, y en marcha.

Estoy muy sorprendido del comportamiento de la X-ADV. Por carretera se mueve casi como una moto trail, en pistas de tierra es muy divertida y circulando por ciudad su comportamiento es igual o mejor que cualquier scooter convencional. A ver qué tal por la ruta de hoy”, nos comentó Dario justo antes de partir hacia las afueras de Madrid.

A lo largo del camino se realizarán un par de paradas antes de comer en el pintoresco pueblo de Patones de Arriba. Así pues, nuestro primer destino será el Puerto de Navacerrada, un puerto de montaña con paso situado a 1.858 metros de altitud, que alberga una estación de esquí y separa las provincias de Segovia y Madrid.

¡Un desayuno completo!

Sí, es cierto, hay que cuidarse y vigilar lo que se come, pero teníamos muchas ganas de meternos un buen desayuno a base de bocadillos de lomo con queso, beicon, chistorra, panceta, tortilla de patatas… Ya sabéis, algo con “sustancia” para aguantar hasta la hora de comer. Y, para ello, el Puerto de Navacerrada nos ofrece un buen surtido de posibilidades para alegrarnos el paladar.

Para llegar a la cima, antes cogimos la A-6 dirección norte hasta la salida de Collado Villalba, donde nos desviamos a la nacional M-601 hasta el Puerto de Navacerrada. Su estación de esquí es la más cercana a Madrid y actualmente se encuentra en plena fase de recuperación para volver a ofrecer la totalidad de las pistas con las que contaba esta estación en sus mejores tiempos.

Hemos encontrado un poco de tráfico subiendo al Puerto de Navacerrada, pero hemos ido lo suficientemente rápido para poder probar el cambio DCT. ¡Me ha encantado! En el modo S3 he subido por el puerto de montaña mucho mejor que con cualquier moto de marchas que he probado”, nos aseguró Antonio mientras esperaba un copioso desayuno mientras se calentaba con un cortado.

Café y batallitas

La ruta pasó a ser más entretenida una vez dejamos atrás el Puerto de Navacerrada, ya que tomamos la M-604 con dirección a  Rascafría disfrutando de los paisajes del Parque Natural de Peñalara, cuya cumbre es el punto más alto de toda la Comunidad de Madrid con sus 2.428 metros de altitud.

Las Honda X-ADV fueron como la seda a través de este serpenteante tramo de 25 kilómetros, y nuestras expectativas mejoraron aún al tomar el desvío hacia Miraflores de la Sierra, siguiendo por el puerto de Morcuera. Una maravilla de lugar, perfecto para rutear con las motos. Además, esta localidad es un excelente lugar para parar, descubrir sus mejores terrazas para tomar un café y contar mil y una batallitas con algunos de los  moteros que se congregan allí para disfrutar del fin de semana.

Aitor ya tenía hecha su valoración sobre la moto: “Me ha sorprendido. Es muy cómoda y el cambio DCT me ha encantado. Es extremadamente versátil y una moto ideal para cualquier situación. Es un poco alta de asiento y pesada cuando tienes que maniobrar con ella en parado, pero en marcha esos kilos pasan desapercibidos”.

Ya habíamos recorrido 115 kilómetros y alcanzado casi el ecuador de nuestro viaje. A partir de este punto nos dirigimos a Robledillo de la Jara para tomar el Camino de Robledillo, una pista de tierra de 9,5 km de longitud con unas impresionantes vistas a su alrededor  que nos llevaría a la población de El Atazar, a orillas del embalse que lleva su nombre. Una vez allí, tras cruzar la presa, emprenderíamos el camino hasta Patones de Arriba, donde nos esperaba un menú degustación en uno de sus mejores restaurantes.

Patones de Arriba, un pueblo pintoresco

La carretera que une El Atazar a Patones de Arriba es simplemente espectacular. Como decíamos, dejando atrás la presa bordeamos el embalse en sentido sur, sorteando infinidad de curvas exquisitamente asfaltadas. Llegamos hasta la línea que marca el límite entre la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha y, una vez allí, nos dirigirnos a Patones de Arriba, un pueblecito que, por su patrimonio, es uno de los principales centros de turismo rural de la región. Los coches no pueden entrar en él, así que se forman interminables colas de automóviles aparcados por las carreteras colindantes. Pero nuestras X-ADV pudieron llegar justo hasta el punto de entrada al pueblo y estacionar allí. Ventajas de ir en moto…

Y es que el “Pequeño Reino” de Patones ofrece paseos entrañables, hoteles y alojamientos rurales, restauración de calidad, comida, cocina, vino, cordero y carne, rutas de senderismo y cicloturismo, exposiciones y rutas guiadas, yacimientos arqueológicos y un amplio patrimonio arquitectónico. Sin lugar a dudas, es un lugar que te invitamos a descubrir.

Durante la sobremesa, charlando sobre motos, por supuesto, hablamos con Alberto para saber qué sensaciones había tenido con la X-ADV sobre tierra: “Al principio me ha dado algo de inseguridad en el campo el hecho de no llevar estriberas fuera de la plataforma, ya que estoy acostumbrado a pilotar de pie y sentado no hay mucha visibilidad sobre los obstáculos”, aseguraba. “Sin embargo, tiene muy buena tracción y unas suspensiones ideales para conducir sobre este tipo de terreno. La X-ADV es modelo que no puede dejar indiferente a nadie”.

¡Queremos más X-ADV Experience!

Tras comer en Patones de Arriba, nos dirigimos a Torrelaguna para tomar la A-1 dirección Madrid. En la autovía, volvimos a poner a prueba las prestaciones de la X-ADV y, después de coger las circunvalaciones madrileñas, dimos por finalizada la X-ADV Experience Madrid. Ha sido una gran experiencia, hemos disfrutado de la ruta, del sorprendente comportamiento de las X-ADV y, claro está, de la compañía.

Hemos recorrido todo tipo de carreteras y una pista de tierra bastante rota, pero muy divertida. El Honda X-ADV se ha adaptado perfectamente a las exigencias de la ruta y nuestros cuatro invitados han quedado muy satisfechos de la experiencia, cada uno con sus preferencias, tanto en su estilo de conducción como por los distintos terrenos”, dijo Lluís Morales. “Ahora mismo ya estamos preparando nuestro tercer y último evento de la serie en Valencia, y esperamos que tenga el mismo éxito que el conseguido en Barcelona y, aquí, en Madrid”, concluyó.

Ahora la X-ADV Experience viajará a Valencia para dar inicio al último evento de la temporada. Volveremos a confeccionar una nueva ruta por esas maravillosas tierras levantinas y otros cuatro afortunados tendrán la oportunidad de probar durante tres días la Honda X-ADV. No te duermas en los laureles y participa en esta oportunidad única donde disfrutarás de tres días con un X-ADV y de un día de ruta con el equipo de Solo Moto.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos