PUBLICIDAD Billboard

Comparativo Trail BMW: R 1200 GS

Su polivalencia y facilidad de conducción siguen siendo las mejores cartas de presentación de la GS de BMW y su inconfundible motor boxer ahora en versión LC (con ride by wire y modos de conducción), en el que la admisión y el escape se disponen en vertical, lo que ha facilitado la ubicación del airbox por delante del depósito de combustible.

Al igual que en la versión Adventure, monta el sistema de suspensión Paralever y Telelever con las barras de la suspensión de 37 mm de diámetro. El control de tracción no se sirve de serie, pero sí el ABS desconectable. También como opción se presenta un sistema de regulación electrónica de las suspen­siones (Dymanic ESA) que regula los hidráulicos en función del modo elegido.

La pantalla es regulable, el cuadro de instrumentos muy completo y como signo de identidad el propul­sor tiene una sorprendente facilidad de respuesta. La configuración boxer facilita la conducción en cualquier situación y en esta última versión se ha ganado algo de punch en la parte alta, lo que lo hace un poco más excitante. Por otra parte, el cambio y el embrague, ahora multidisco bañado en aceite, nos transmiten una sensación de suavidad aún mayor que la que conocíamos hasta ahora en la familia GS.

PUBLICIDAD Content_1

Menos voluminosa que la versión Adventure, es más ágil, veinte kilogramos más ligera y casi 2.000 euros más económica. Una trail que no necesita pre­sentación y que, gracias a la llegada de la versión LC, a buen seguro veremos mucho tiempo entre nosotros.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario