Connect with us
Publicidad

Comparativos

Comparativo Trail BMW: Buscando el equilibrio

Publicado

el

En los últimos años, en BMW Motorrad han explo­rado y diversificado su gama de producto con más o menos acierto. Por el camino se han quedado algunos proyectos, como las motos de enduro o al­gunas monocilíndricas, pero han aparecido una larga serie de modelos con el extraordinario bicilíndrico que equipó por vez primera la GS 800. Más recientemente, después de demos­trar sus posibilidades y tecnología entre las cada día menos influyentes superdeportivas, han desembarcado con fuerza entre los scooters. Pero lo que nunca han dejado de fabricar son grandes trail con su inimitable motor boxer como base. Las siglas GS significan “Gelände/Straße” (‘todoterreno/ca­rretera’) y a lo largo de los últimos treinta y cuatro años BMW siempre ha tenido en su gama una trail con motor boxer, pues recordemos que la primera versión es del año 80. La F 800 GS abrió en 2008 una nueva vía entre las GS, porque se desmarca por completo de la gama boxer, con un motor bici­líndrico en paralelo de 800 c.c. y 83 CV derivado del de las F 800 S y ST, un chasis tubular y suspensiones convencionales. Es decir que abandonando el Telelever y el sistema Paralever que se conserva en la GS 1200, en BMW ofrecen una trail muy interesante más ligera, menos potente y bastante más económica. Dentro de la gama boxer, la llegada de la espera­da versión LC ha supuesto toda una revolución entre la familia GS, y la más reciente incorporación ha sido la versión Adven­ture, que viene a representar lo máximo entre las maxitrail.

Con la versión base como referencia, GSA ha contagiado su talante a la F 800 GS, que supone una muy buena alternativa al presentarse más ligera y manejable pero con una muy buena autonomía y bien equipada para dejar la negra cinta de asfalto y mancharse de polvo y barro.

SABER ELEGIR

A la hora de escoger una moto, al igual que sucede en otros aspectos de la vida, creo que se ha de tener claro una serie de cosas. No hace falta ser muy listo para afirmar que el factor económico es uno de los condicionantes con más peso, pero al margen del presupuesto, en Solo Moto Treinta consideramos que es muy importante saber qué uso le vamos a dar a nuestra próxima moto, por encima del uso que soñamos…

A todos nos gusta soñar con dar la vuelta al mundo, pero si tu realidad es otra y por ejemplo no vas a hacer largos viajes, no tiene sentido elegir una fantástica y enorme versión GSA, porque es una moto que tiene sus limitaciones en el día a día.

La enorme Adventure es la moto por todos anhelada en las largas distancias. Su comodidad está fuera de toda duda, es la que mayor protección aerodinámica tiene de las tres y se presenta con un buen nivel de equipamiento. A bajas vueltas es algo más fluida que la versión base, pues se ha aumen­tado la masa del volante de inercia del cigüeñal y a baja velocidad el motor aporte mejores sensaciones que la GS normal. Pero su tamaño y peso, pues es cargada de 30 litros de gasolina, es más de 20 kilogramos más pesada, por lo que se requiere una mayor habilidad tanto a la hora de moverse por ciudad como si nos adentramos en alguna pista o incluso sendero. Tiene un buen ángulo de giro, el asiento original es regulable y además hay uno más bajo en opción que puede llega a 840 mm del suelo, un aspecto a tener en cuenta.

En líneas generales podemos asegurar que la R 1200 GS en su versión Adventure es una de las mejores motos de la his­toria para las largas distancias, y tanto la enorme Adventure como la versión base tienen unas prestaciones más brillantes que la “pequeña” y revolucionaria 800, que rompe la baraja dejando de lado los valores que durante tanto tiempo han imperado en la familia GS: el motor boxer y las suspensiones tipo Telelever delante y Paralever detrás. La versión F 800 GS ha sido toda una revolución en la marca con su motor bicilíndrico y suspensiones convencionales, y es más ágil, ligera y apta para el off-road.

Podemos decir que la F 800 GS es la trail que nunca antes hizo BMW, porque se desmarca por completo de la gama boxer, con un motor en línea, un chasis tubular y suspensio­nes convencionales. Es decir que abandonando el Telelever y el sistema Paralever que se conserva en las GS 1200, en BMW ofrecen ahora una trail muy interesante, más ligera que las grandes GS, pues entre las dos Adventure hay 30 kilogramos de peso de diferencia en favor de la pequeña-gran 900.

Si algo nos ha quedado claro a los componentes de la parti­cular expedición que viajamos con estas tres integrantes de la familia GS, es que las grandes GS son más cómodas en las largas distancias, tienen unas prestaciones más brillantes que la “pequeña” 800 y defienden los valores que durante tanto tiempo han imperado en la familia GS: el motor boxer, suspensiones tipo Telelever delante, Paralever detrás y trans­misión secundaria por cardán.

La “pequeña” versión F 800 GS es toda una revolución en la marca con su nuevo bicilíndrico, monta suspensiones con­vencionales, es más ágil, ligera y apta para el off-road. Y en esta versión Adventure se complementa con una buena pro­tección aerodinámica que no llega al nivel de sus hermanas mayores y una autonomía que supera los 400 kilómetros.

Ve a la segunda parte del comparativo de las BMW GS.

Pulsa en cada una de las motos para acceder a su descripción:

BMW F 800 GS Adventure

BMW R 1200 GS

BMW R 1200 GS Adventure

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos