PUBLICIDAD Billboard

Cómo transformar una Electra Glide en una hot racer

A la tarea se pusieron en la oficina de Tricana hace  algún tiempo. Y el trabajo que se les venía encima era espectacular. La Harley Davidson Electra Glide es, probablemente, una de las motos de la casa de Milwaukee de mayor tamaño, más recargada y con más accesorios de serie. Dejarla desnuda era todo un reto.

PUBLICIDAD Content_1

Los preparados de Chamoson iniciaron su trabajo despojando a la Electra Gluide de todos los accesorios, desde las maletas hasta los guardabarros. Como era de esperar, la moto ya no era la misma. La enorme distancia entre ejes queda ahora al descubierto, los neumáticos, igual, el chasis tubular, lo mismo… Sin paravientos, ni guardabarros, ni carenado es, evidentemente una moto completamente diferente.

Además, tuvieron que adaptar algunos elementos a la nueva imagen de la moto. La horquilla delantera invertida es la de una Yamaha R1, más ligera y eficiente para este tipo de moto, mientras que el sistema de frenos ha sido adaptado de una Yamaha R6. Se ha reposicionado la pipa del dirección y se ha sustituido el manillar por dos semimanillares que contribuyen a darle un aspecto más deportivo. También se ha colocado un nuevo faro, algo más pequeño y de color amarillo. Las estriberas son las de una Suzuki GSX-R.

Para contribuir a dar una imagen de hot racer, el depósito se ha hecho algo asimétrico, dejando un hueco en su lado derecho, mientras que el asiento es individual y el colín, minúsculo, quedando el neumático trasera completamente descubierto.

De la original a la que sale del taller de Tricana la diferencia es como del día a la noche. Únicamente comparten motor, aunque se ha aumentado la cilindrada de 1.340 cc a 1.524 cc, y el basculante de aluminio.

 

Deja un comentario