PUBLICIDAD Billboard

Cómo nos cazan los radares de velocidad y cómo reconocerlos

En nuestro país comienzan a haber tantos radares que hay que saber cómo nos cazan los radares de velocidad y hay que saber reconocerlos, y es que saber cómo funcionan y cómo son nos ayudará a evitar multas.

Los excesos de velocidad son peligrosos y por ello los radares cada vez son más numerosos en nuestro país, los hay de todos los tipos y algunos, seguramente, ni sabes cómo son.

La DGT está implantando cada vez más y más radares en nuestras carreteras, con la noble función de evitar muertes y, de paso, de recaudar unos cuantos milloncejos, que nunca están de más.

PUBLICIDAD Content_1

No en vano las recaudaciones por multas entran dentro de los presupuestos generales del Estado y cuentan como un importante ingreso monetario a las arcas del país.

Volviendo al tema que nos ocupa, en nuestro país hay instalada una extensa red de radares de velocidad, aproximadamente unos 1.300 radares, encargados de controlar a qué velocidad máxima circulamos por carreteras y autopistas.

Conocer cómo funcionan los diferentes tipos de radar nos evitará alguna multa

Conocerlos, identificarlos y saber cómo funcionan nos pueden salvar de una multa, pero, como siempre, la mejor manera de evitarlos es circular a velocidades legales.

PUBLICIDAD Content_2

Os ofrecemos una descripción de los tipos de radares utilizados en nuestro país, cómo funcionan, su identificación y si están indicados.

Como ya sabéis la DGT publica en su web un listado con la ubicación de todos sus radares fijos, por lo que es fácil conocer su situación, aunque no de los radares móviles. El navegador de Google Maps o Waze también indica la posición de los radares fijos, y algunos usuarios también han generado un mapa con todos los radares Velolaser en nuestro país..

Estos son los tipos de radares que hay en funcionamiento en nuestro país

GGráfico de un radar de microondas
Radar de microondas instalado en un pórtico. También pueden estar instalados en cabinas a la derecha o izquierda de la vía.

-Radares de microondas (fijos): controlan la velocidad en un punto kilométrico concreto y son los más habituales. Están instalados en los laterales de las carreteras y autopistas, en pórticos o detrás de los paneles informativos. Es un dispositivo compuesto por un emisor de ondas y una cámara fotográfica de alta resolución y velocidad. Calcula en milisegundos la velocidad del vehículo y si es excesiva dispara una foto de su matrícula. El emisor emite ondas que rebotan en los vehículos y vuelven al radar, y calculando la diferencia de tiempo entre la onda emitida y la rebotada se sabe la velocidad del vehículo. Solo actúan en el sentido de la marcha. Se pueden detectar con antirradares para evitarlos, pero están totalmente prohibidos y conllevan duras sanciones. Su presencia se indica con una señalización vertical.

PUBLICIDAD Content_3
Gráfico de un radar piezoeléctrico
Esquema del funcionamiento de un radar piezoeléctrico.

-Radares piezoeléctricos (fijos): controlan la velocidad en un punto concreto. Son dispositivos -poco habituales y en desuso- que calculan la velocidad de los vehículos en base a dos bandas rugosas de sensores piezoeléctricos instalados en el asfalto, con una determinada separación, y una cámara. Como se sabe la distancia exacta de separación entre los sensores y sabiendo cuando tiempo tarda el neumático delantero en pisar los dos sensores, se conoce la velocidad del vehículo; si el tiempo es menor al estipulado la cámara dispara la foto. No es posible detectarlos. Su presencia se indica con una señalización vertical.

Gráfico de un radar de tramo
Funcionamiento de un radar de tramo. Las cámaras siempre están instaladas en un pórtico.

-Radares de tramo (fijos): pensados para calcular la velocidad media en un tramo de carretera o autopista. Con un juego de cámaras al principio y al final del tramo controlado, leen y comparan matrículas de todos los vehículos, y calculan el tiempo invertido en recorrer el tramo -como la distancia y el límite de velocidad se conocen, el tiempo mínimo invertido en realizar el recorrido, también-. Si el tiempo del recorrido es menor al mínimo establecido se emite automáticamente la denuncia. Su número va en aumento tanto en ciudad como en carreteras y autopistas.  No se pueden detectar, aunque si una de las cámaras no puede leer la matrícula no son operativos. Su presencia se indica con una señalización vertical.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

En nuestro país hay radares de microondas, láser, piezoeléctricos, fijos, móviles…

Esquema de radar lidar fijo o movil
Los radares laser pueden ser fijos -en cabina o pórtico- o móviles.

-Radares láser (fijos y móviles): controlan la velocidad en un punto determinado y pueden leer la velocidad en ambos sentidos de marcha. Un único punto de radar láser fijo puede controlar todos los carriles al mismo tiempo. Pueden estar ubicados en cabinas en los laterales de la carretera o en pórticos. Los radares láser de tipo móvil, los Velolaser, pueden colocarse en cualquier lugar porque son de pequeño tamaño y ligeros. Se pueden detectar e interferir con un antirradar, pero está totalmente prohibido y conlleva duras sanciones. No existe ninguna señal en la vía que avise de este radar si es móvil.

PUBLICIDAD Content_4
Gráfico de un radar Pegasus
El sistema de radar Pegasus instalado en los helicópteros de la DGT nos cazan desde un kilómetro de altura.

-Radares Pegasus (móviles): instalados en los helicópteros de la DGT controlan la velocidad instantánea y en cualquier lugar del territorio nacional -excepto Catalunya y País Vasco, porque estos territorios están cubiertos por los cuerpos de los Mossos y la Ertxaintza respectivamente, y multan con sus propios helicópteros-. Filman en video y toman fotografías de las infracciones desde un kilómetro de distancia. No es posible detectarlos ni zafarse. No existe ninguna señal en la vía que avise de este radar.

Gráfico de un radar móvil
Un radar móvil puede ser láser o de microondas, estar instalado en un coche patrulla o sobre un trípode en la carretera.

-Radares en coches patrulla (móviles): controlan la velocidad en un punto concreto a bordo de coches patrulla camuflados. Como son móviles cambian de ubicación constantemente y pueden colocarse en ambos lados de la carretera o autopista. La gran mayoría están equipados con radares de microondas fijos instalados en los coches, pero algunos disponen, además, de los anteriormente mencionados Velolaser, o trípodes con radares de microondas, que son portátiles. Podrían detectarse con un antirradar, pero está totalmente prohibido y conlleva duras sanciones. No existe ninguna señal en la vía que avise de este radar.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Hay otro tipo de radar pero solo multa por saltarse un semáforo en rojo

Existe un último tipo de radar, aunque no es de velocidad; es el que se instala en algunos cruces de las grandes ciudades y controla qué vehículos se saltan el semáforo rojo. En este caso se trata simplemente de una cámara sincronizada con el semáforo. Cuando éste pasa a rojo la cámara realiza dos fotos con unas centésimas de segundo de intervalo.

La primera foto es para verificar si algún vehículo cruza la línea de delimitación con el semáforo en rojo, mientras que la segunda verifica si el vehículo se detuvo después de la línea, por lo cual no habría sanción. La presencia de este tipo de radares está indicada con la correspondiente señal.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Queda claro que nuestras carreteras están infestadas de radares. Conocerlos mejor será de gran ayuda para evitar multas, pero nuestra recomendación es, como siempre, mejor respetar los límites de velocidad.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario