PUBLICIDAD Billboard

Cómo engrasar una cadena de moto

Aquí tenéis nuestros consejos sobre cómo engrasar una cadena de moto, algo tan sencillo que nadie hace bien…

PUBLICIDAD Content_1

La cadena de transmisión es uno de los puntos más descuidados de la moto, tanto por desconocimiento como por negligencia.

Y es que limpiar la cadena simplemente da pereza, no nos engañemos, pero hay que hacerlo y, además, hacerlo bien. Y es que una cadena sucia trabaja mal y se desgasta antes, por lo que si la limpiáis alargáis su vida.

Antiguamente mi padre me enseñaba que había que limpiarla bien con petróleo, pero era una auténtica marranada, y hoy en día ya no puedes comprarlo. Mejor un desengrasante.

Para limpiar la cadena necesitarás un desengrasante, un bote de grasa líquida en spray para cadenas, muchos trapos sucios, un cepillo y… ¡algunos consejos! Unos guantes de trabajo no estarán de más.

Hay que procurar trabajar con comodidad: por ello para hacer la limpieza de la cadena lo ideal es tener una moto con caballete central, pero si no lo tiene podéis echar mano de un caballete de carreras e instalar unos diávolos en el basculante.

Con la moto sobre el caballete central -o de carreras- y ya con nuestros limpiadores y trapos, procederemos a limpiar.

Para trabajar sin ensuciar lo ideal es extender bajo la moto unas hojas de periódico, cartones o una manta vieja. Piensa también en hacerte una pantalla de 40 x 40 cm con un cartón…

Con el producto desengrasante procedemos a rociar la cadena para comenzar su limpieza: si es en spray lo pulverizamos sobre la cadena, por encima y por los laterales. Con una mano haces correr la rueda trasera y con la otra pulverizas el producto.

PUBLICIDAD Content_2

Consejo de seguridad: no acerques la mano a la zona de contacto de la corona trasera con la cadena… Podrías cercenarte un dedo…

Una vez que la cadena está bien rociada de desengrasante, deja actuar al producto unos minutos y luego procedemos a frotar con un cepillo por toda su superficie, intentando llegar a todos los rincones de la cadena.

Una vez cepillada toda la cadena damos un  segundo repaso de spray desengrasante, y limpiamos la cadena vigorosamente con un trapo sucio.

La cadena tiene que quedar brillante en su totalidad, sin suciedad ni en los laterales ni entre los eslabones.  Si solo brilla por los lados pero el interior de los eslabones está sucio, vuelve a darle con un cepillo y luego el trapo.

Una vez que está limpia, ya puestos, limpia la corona de transmisión también. Utiliza desengrasante y trapos.

Con todo bien limpio, es hora de engrasar la cadena. Sí, la cadena hay que limpiarla y engrasarla, siempre por este orden.

Tomamos el bote de grasa para cadenas en spray (las hay de muchas marcas); asegúrate que sea grasa de cadenas en spray. El 3 en 1 no vale…

¿Por qué debe ser grasa de cadenas? Porque esta grasa líquida se solidifica unos segundos después de entrar en contacto con la cadena, penetrando entre los eslabones y solidificándose después.

De este modo la grasa permanece un tiempo. Si fuese el aceite 3 en 1, la lubricación simplemente duraría el tiempo que permanece la moto parada. En cuanto comienza a girar la rueda el 3 en 1 desaparece y sale despedido por la fuerza centrífuga.

Volvamos a la cadena. Igual que has hecho con el desengrasante, ahora pulverizas la grasa líquida sobre la cadena pero en la parte interna de la cadena, no en la cara externa, mientras que con la otra mano vas girándola rueda. Cuidado de nuevo con no aprisionarte los dedos.

Piensa que por centrifugación, al girar la rueda, la grasa irá de dentro a afuera de los eslabones, engrasándolos más. Si engrasas la cadena por fuera la grasa saldrá despedida directamente al aire sin pasar por los eslabones.

Por cierto, aquella pantalla de cartón que te habías hecho, úsala para que la grasa no ensucie el neumático; colócalo entre la cadena y el neumático.

Asegúrate que has pulverizado toda la cadena. Deja solidificar la grasa y luego quitas el exceso de grasa de los laterales con un trapo sucio, pero sin insistir en los rincones. Solo la cara externa de la cadena, y ligeramente. Nos conviene que haya grasa, aunque no demasiada (induciría a que la suciedad de la carretera se pegase a la cadena).

Una vez engrasada ya lo tendremos. Ahora solo te quedará tensarla, pero de eso ya hablaremos otro día. Y te aconsejamos, ya puestos, repasar nuestros consejos de mantenimiento.

Con estos consejos esperemos que ya sepas cómo engrasar una cadena de moto.

 

 

 

 

Deja un comentario