PUBLICIDAD

Cómo caer, recibir una multa y perder la camiseta en cinco minutos

Ocurre todo en Sant Louis, Missouri. El stuntman (o mejor dicho, intento de stuntman) protagonista de este vídeo circula por una carretera urbana y, confiando en exceso en sus escasas habilidades, intenta un whelie subido en su moto pero pierde el control y acaba pegándose un leñazo con el bordillo. Hasta aquí podría ser el típico vídeo de stunt frustrado que nos acaba sacando una sonrisa, pero la cosa todavía no ha acabado.  

Después de levantarse con evidente dolor en el trasero tras volar unos metros por los aires, nuestro amigo en cuestión intenta arrancar la moto con la gran «suerte» de que aparece un coche de policía que lo ha presenciado todo. Cuando el personaje intenta salir de la escena el policía se lo impide y, no sólo eso, si no que le acaba arrancando la camiseta.

En definitiva, en cuestión de cinco minutos este tío tiene un accidente con ridículo incluído, daña su moto y su trasero, es multado por la policía y se queda sin su camiseta favorita. Un día completito que no olvidará tan fácilmente, y realmente se lo tiene merecido. Los stunts hay que dejarlos para los profesionales y nunca poner en peligro a los demás. Al menos ahora se lo pensará dos veces la próxima vez que se quiera hacer el chulito con su moto. ¡Gas y cabeza! 

Deja un comentario