PUBLICIDAD Billboard

Cómo aparcar la moto en una acera de Barcelona sin que te multen

Si no eres residente en la Ciudad Condal te convendrá saber cómo aparcar la moto en una acera de Barcelona si decides visitarla.

PUBLICIDAD Content_1

Las normativas municipales de aparcamiento para motos en las aceras se han endurecido; en algunos casos con razón, puesto que era imposible circular por algunas aceras de los barrios más antiguos de la Ciudad Condal.

Pero de ahí a elaborar toda una serie de normativas específicas para aparcar, suponen más trabas para circular en moto y más multas, ya que estamos expuestos a ser multados con mucha más facilidad a no ser que vayas con una cinta de medir en el bolsillo…

Hemos elaborado una breve guía para que sepas cómo aparcar la moto en una acera de Barcelona.

Gráfico de cómo aparcar la moto en la acera en Barcelona
Gráfico distribuido por el Ayuntamiento sobre cómo aparcar.

Cómo aparcar la moto en una acera de Barcelona

Prohibido aparcar en aceras de menos de 3 metros
Se puede aparcar en aceras de entre 3 y 6 metros si no se indica lo contrario (busca siempre la señal)
Siempre debe haber 3 metros de espacio para el peatón
-Si aparcas en una acera de 3 metros lo harás con la moto paralela al bordillo y a medio metro de distancia de éste (para que los conductores de los coches aparcados puedan abrir las puertas)
-En las aceras con estacionamiento permitido debes mantener una distancia de 2 metros con las paradas de autobús
-En las aceras de más de 3 metros donde se permita aparcar debes aparcar a más de 2 metros de una papelera
-Otro punto vital es que en las aceras donde te permitan aparcar debes hacerlo siempre a 2 metros de un paso de peatones
-Si la acera mide más de 6 metros las motos se podrán aparcar en semibatería
-Recuerda que en las aceras donde puedas aparcar no debes invadir los alcorques (los huecos de los árboles)
-Por último, solo puedes usar la fuerza del motor para salvar el bordillo de la acera; una vez sobre ella debes detener el motor y dirigirte al punto de aparcamiento empujando la moto o scooter.

Además de todas estas normativas, sí, muy engorrosas pero necesarias, siempre hay que usar el sentido común y ser empático. Por las aceras circulan personas con sillas de ruedas, carritos de bebé y de la compra, y hay que facilitarles el paso.

Por lo tanto, además de todas estas normas, antes siempre hay que pensar en evitar que la moto sea un obstáculo.

Será la única manera de que no nos vean como una amenaza, cuando en realidad aportamos mucho a la movilidad urbana, y más los eléctricos convalidados.

Deja un comentario