Checa prueba la Ducati Panigale para Solo Moto
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Checa prueba la Ducati Panigale para Solo Moto

Publicado

el

Llegó puntual a la cita con cara de sueño pero repartiendo sonrisas. Cierto nerviosismo reinaba en el box. Junto a su 1198 R de SBK y la gente del Althea Racing le esperaba una Panigale completamente de serie con la que Carlos disfrutó tanto como nosotros viéndole rodar en el desértico decorado de Motorland. Pocas veces se tiene la posibilidad de conocer la opinión de un campeón del mundo de Superbike. Para Carlos, que siguió inmutable su ceremonia de ponerse los guantes que le entregó David y de abrocharse el casco con cierta parsimonia, era una buena oportunidad para conocer en Motorland las reacciones de la más revolucionaria Ducati de la historia. Lo que en principio era una sesión de fotos desembocó en una serie de interesantes reflexiones de Checa sobre el comportamiento de la Panigale de serie y también su experiencia con la versión de Superbike en el circuito de Misano, a la espera de confirmar si será el encargado de desarrollar la Panigale para el próximo Mundial de SBK.

Tras la puerta del box, la Panigale sonaba como música celestial entre el silencio de un circuito dormido. Carlos se acercó despacito. Se sentó y se sintió cómodo. Comprobó la altura de las manetas de freno y embrague. Preguntó por el nivel de actuación del control de tracción y salió disparado hacia el final del pit lane, para iniciar el que sería un fantástico descubrimiento…

Siempre amable y predispuesto, inició con Fabri -nuestro fotógrafo- una sesión de fotos para la historia, y ante la sugerencia de hacer un wheelie para la posteridad, alguien musitó que no sería posible, porque pese a que la Panigale no monta anti-wheelie, el sistema de control de tracción evita que la rueda delantera pierda el contacto con el suelo. Pero parece ser que sólo actúa con la suficiente contundencia con la mayoría de los humanos. Con los que están hechos de otra pasta, con los campeones del mundo como Carlos, no hay corte de encendido que valga: a la segunda vuelta se hizo la larga recta de Motorland con la rueda delantera apuntando al cielo. Y la foto mereció la pena, ¿no?…

Suave
“Me gustaría tener una para ponerla en el salón de mi casa”, dijo tras la primera parada en boxes… “y otra en el garaje para ir a dar gas…”, prosiguió sacándose el casco… “La primera impresión que me ha causado es que es una moto muy cómoda para ser una superbike. Enseguida me he encontrado a gusto, y pese a que es pequeñita, me parece confortable”.

Ok, me dije a mi mismo: siempre he pensado que para ir rápido hay que sentirse cómodo. El feeling con el chasis es muy diferente al de la 1198, pero parece acertado en términos de manejabilidad. Checa siguió comentando: “Es muy manejable y rápida de reacciones tanto a la hora de girar como en los cambios de trayectoria. Es poco exigente físicamente… ¡no parece una Ducati!”. En este sentido, coincidimos plenamente, y también en la gran diferencia que hay en cuanto a sensaciones entre la 1198 y la Panigale. La vieja Ducati requiere más esfuerzo para entrar en las curvas. La sensación de rigidez de la 1198 no la tiene esta Panigale.

En el primer contacto del puño de gas, la respuesta es muy diferente a la de la 1198, y es lógico que así lo sienta un campeón del mundo acostumbrado a pilotar una moto, su moto, reglada con precisión milimétrica a sus exigencias y las características del circuito: “El motor de la 1198 es muy diferente. El de la Panigale me parece muchísimo más suave. Tiene menos bajos y medios, pero sube de vueltas muy rápidamente y en la zona alta es más efectivo”.

¿Una Panigale para ir por la calle? “Bueno la verdad es que me parece increíble el nivel que se ha alcanzado para una moto que se puede matricular. Particularmente, circulo con mucho cuidado, y lo mejor es disfrutarla en un circuito donde realmente se puede aprovechar y disfrutar en toda su dimensión”.

La versión de Superbike
Aprovechando la oportunidad, Carlos nos relató cómo fue su experiencia con la versión de Superbike que hasta ahora ha desarrollado Troy Bayliss. Una moto que tuvo oportunidad de probar en Misano: “Es un circuito en el que se suele tener mucho chatter, pero no tuvimos este problema. Cambiamos el balance de la moto y trabajamos mucho en las suspensiones para tratar de comprender cómo se comporta. El feeling en las frenadas y en la entrada de las curvas me pareció muy positivo. Sin duda, es una moto estable, pero necesitamos trabajar a la hora de girar y al abrir gas a la salida de las curvas”.

A la hora de escribir estas líneas, Carlos estaba madurando la posibilidad de seguir en Ducati, lo que implicaría continuar con el desarrollo de la Panigale. “Personalmente , creo que es una sensación agradable descubrir el camino para desarrollar una moto, y es muy reconfortante cuando empiezas a conseguir algún resultado. No es tan excitante como luchar por ganar carreras o por el campeonato, pero empezar la temporada por debajo de tus rivales y acabar por delante de ellos es algo sensacional. No es divertido luchar en la parte trasera del grupo, pero si estás desarrollando una moto, es prácticamente inevitable”.

Todavía sudoroso, pero con cara de satisfacción y las sensaciones de la Panigale muy frescas, Carlos piensa en voz alta sobre una de las alternativas que tiene encima de la mesa para 2013: “Todavía no hemos trabajado lo suficiente como para poder asegurar si la moto será competitiva o no. Es una moto completamente nueva, un nuevo proyecto. El motor tiene un carácter completamente diferente y todavía no se ha definido. Creo que en cuanto a potencia ya estamos al mismo nivel que la 1198, pero tenemos que mejorar su entrega”.

Hasta ahora ha sido Bayliss quien ha llevado adelante el desarrollo del proyecto, pero el australiano se ha bajado definitivamente de la Panigale, puesto que no va a seguir como colaborador de Ducati. “He hablado mucho con Troy sobre la moto. Él lleva mucho tiempo trabajando y sé que ha conseguido buenos tiempos; es decir, que la moto tiene un buen potencial. El problema es que desconocemos si será competitiva desde el inicio, entre otras cosas porque no sabemos con exactitud cómo quedará el reglamento y con qué peso comenzaremos la temporada. Este año hemos empezado con seis kilos más de peso que el año pasado, y además nuestros rivales han evolucionado mucho sus motos: las BMW y las Kawasaki son más competitivas. No sé cuál será el punto de partida y, evidentemente, la normativa por la que sólo hay una moto en el box no ayuda a desarrollar una moto. Pero lo que tengo claro es que la Panigale tiene posibilidades y que el proyecto de su desarrollo es muy estimulante…”.

Así que si Checa se queda en Ducati, retomará un papel importantísimo, al tener que desarrollar la nueva Panigale. Recordemos que Carlos colaboró en el desarrollo de la MotoGP que este año pilota Rossi. “El mundo de MotoGP está muy lejos técnicamente del de Superbike. Cuando probé la D 16, me di cuenta de que había dado un gran paso adelante, pues la moto era más equilibrada. Pero yo no soy Valentino Rossi y él tiene la habilidad y la experiencia para comprenderla mejor que yo…”. Unas declaraciones que no dejan de ser sorprendentes vistos los resultados de Rossi y la crisis en su matrimonio con Ducati.

 Prueba publicada en la revista Solo Moto nº1887
Si quieres el número, puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2052

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos

Sin categoría

Checa prueba la Ducati Panigale para Solo Moto

Publicado

el

Llegó puntual a la cita con cara de sueño pero repartiendo sonrisas. Cierto nerviosismo reinaba en el box. Junto a su 1198 R de SBK y la gente del Althea Racing le esperaba una Panigale completamente de serie con la que Carlos disfrutó tanto como nosotros viéndole rodar en el desértico decorado de Motorland. Pocas veces se tiene la posibilidad de conocer la opinión de un campeón del mundo de Superbike. Para Carlos, que siguió inmutable su ceremonia de ponerse los guantes que le entregó David y de abrocharse el casco con cierta parsimonia, era una buena oportunidad para conocer en Motorland las reacciones de la más revolucionaria Ducati de la historia. Lo que en principio era una sesión de fotos desembocó en una serie de interesantes reflexiones de Checa sobre el comportamiento de la Panigale de serie y también su experiencia con la versión de Superbike en el circuito de Misano, a la espera de confirmar si será el encargado de desarrollar la Panigale para el próximo Mundial de SBK.

Tras la puerta del box, la Panigale sonaba como música celestial entre el silencio de un circuito dormido. Carlos se acercó despacito. Se sentó y se sintió cómodo. Comprobó la altura de las manetas de freno y embrague. Preguntó por el nivel de actuación del control de tracción y salió disparado hacia el final del pit lane, para iniciar el que sería un fantástico descubrimiento…

Siempre amable y predispuesto, inició con Fabri -nuestro fotógrafo- una sesión de fotos para la historia, y ante la sugerencia de hacer un wheelie para la posteridad, alguien musitó que no sería posible, porque pese a que la Panigale no monta anti-wheelie, el sistema de control de tracción evita que la rueda delantera pierda el contacto con el suelo. Pero parece ser que sólo actúa con la suficiente contundencia con la mayoría de los humanos. Con los que están hechos de otra pasta, con los campeones del mundo como Carlos, no hay corte de encendido que valga: a la segunda vuelta se hizo la larga recta de Motorland con la rueda delantera apuntando al cielo. Y la foto mereció la pena, ¿no?…

Suave
“Me gustaría tener una para ponerla en el salón de mi casa”, dijo tras la primera parada en boxes… “y otra en el garaje para ir a dar gas…”, prosiguió sacándose el casco… “La primera impresión que me ha causado es que es una moto muy cómoda para ser una superbike. Enseguida me he encontrado a gusto, y pese a que es pequeñita, me parece confortable”.

Ok, me dije a mi mismo: siempre he pensado que para ir rápido hay que sentirse cómodo. El feeling con el chasis es muy diferente al de la 1198, pero parece acertado en términos de manejabilidad. Checa siguió comentando: “Es muy manejable y rápida de reacciones tanto a la hora de girar como en los cambios de trayectoria. Es poco exigente físicamente… ¡no parece una Ducati!”. En este sentido, coincidimos plenamente, y también en la gran diferencia que hay en cuanto a sensaciones entre la 1198 y la Panigale. La vieja Ducati requiere más esfuerzo para entrar en las curvas. La sensación de rigidez de la 1198 no la tiene esta Panigale.

En el primer contacto del puño de gas, la respuesta es muy diferente a la de la 1198, y es lógico que así lo sienta un campeón del mundo acostumbrado a pilotar una moto, su moto, reglada con precisión milimétrica a sus exigencias y las características del circuito: “El motor de la 1198 es muy diferente. El de la Panigale me parece muchísimo más suave. Tiene menos bajos y medios, pero sube de vueltas muy rápidamente y en la zona alta es más efectivo”.

¿Una Panigale para ir por la calle? “Bueno la verdad es que me parece increíble el nivel que se ha alcanzado para una moto que se puede matricular. Particularmente, circulo con mucho cuidado, y lo mejor es disfrutarla en un circuito donde realmente se puede aprovechar y disfrutar en toda su dimensión”.

La versión de Superbike
Aprovechando la oportunidad, Carlos nos relató cómo fue su experiencia con la versión de Superbike que hasta ahora ha desarrollado Troy Bayliss. Una moto que tuvo oportunidad de probar en Misano: “Es un circuito en el que se suele tener mucho chatter, pero no tuvimos este problema. Cambiamos el balance de la moto y trabajamos mucho en las suspensiones para tratar de comprender cómo se comporta. El feeling en las frenadas y en la entrada de las curvas me pareció muy positivo. Sin duda, es una moto estable, pero necesitamos trabajar a la hora de girar y al abrir gas a la salida de las curvas”.

A la hora de escribir estas líneas, Carlos estaba madurando la posibilidad de seguir en Ducati, lo que implicaría continuar con el desarrollo de la Panigale. “Personalmente , creo que es una sensación agradable descubrir el camino para desarrollar una moto, y es muy reconfortante cuando empiezas a conseguir algún resultado. No es tan excitante como luchar por ganar carreras o por el campeonato, pero empezar la temporada por debajo de tus rivales y acabar por delante de ellos es algo sensacional. No es divertido luchar en la parte trasera del grupo, pero si estás desarrollando una moto, es prácticamente inevitable”.

Todavía sudoroso, pero con cara de satisfacción y las sensaciones de la Panigale muy frescas, Carlos piensa en voz alta sobre una de las alternativas que tiene encima de la mesa para 2013: “Todavía no hemos trabajado lo suficiente como para poder asegurar si la moto será competitiva o no. Es una moto completamente nueva, un nuevo proyecto. El motor tiene un carácter completamente diferente y todavía no se ha definido. Creo que en cuanto a potencia ya estamos al mismo nivel que la 1198, pero tenemos que mejorar su entrega”.

Hasta ahora ha sido Bayliss quien ha llevado adelante el desarrollo del proyecto, pero el australiano se ha bajado definitivamente de la Panigale, puesto que no va a seguir como colaborador de Ducati. “He hablado mucho con Troy sobre la moto. Él lleva mucho tiempo trabajando y sé que ha conseguido buenos tiempos; es decir, que la moto tiene un buen potencial. El problema es que desconocemos si será competitiva desde el inicio, entre otras cosas porque no sabemos con exactitud cómo quedará el reglamento y con qué peso comenzaremos la temporada. Este año hemos empezado con seis kilos más de peso que el año pasado, y además nuestros rivales han evolucionado mucho sus motos: las BMW y las Kawasaki son más competitivas. No sé cuál será el punto de partida y, evidentemente, la normativa por la que sólo hay una moto en el box no ayuda a desarrollar una moto. Pero lo que tengo claro es que la Panigale tiene posibilidades y que el proyecto de su desarrollo es muy estimulante…”.

Así que si Checa se queda en Ducati, retomará un papel importantísimo, al tener que desarrollar la nueva Panigale. Recordemos que Carlos colaboró en el desarrollo de la MotoGP que este año pilota Rossi. “El mundo de MotoGP está muy lejos técnicamente del de Superbike. Cuando probé la D 16, me di cuenta de que había dado un gran paso adelante, pues la moto era más equilibrada. Pero yo no soy Valentino Rossi y él tiene la habilidad y la experiencia para comprenderla mejor que yo…”. Unas declaraciones que no dejan de ser sorprendentes vistos los resultados de Rossi y la crisis en su matrimonio con Ducati.

 Prueba publicada en la revista Solo Moto nº1887
Si quieres el número, puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los + leídos