Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Checa, diez años esperando

Publicado

el

Tuvo que ser en el inédito circuito de Miller Motosport Park de Tooele Valley, cerca de Salt Lake City, con las cimas nevadas al fondo, donde el piloto del Hannspree Ten Kate Honda, donde el corredor de Sant Fuitós del Bages (Barcelona), de 35 años, se subiera de nuevo a lo más alto de un podio, y además por partida doble.

Hacía casi diez años que no saboreaba las mieles del triunfo. En su palmarés figuraban dos victorias en los 500 c.c. del Mundial de velocidad, la primera en Montmeló el 15 de septiembre de 1996 y la segunda en el Jarama el 14 de junio de 1998, cuando, al manillar de una moto del equipo Movistar Honda Pons, aprovechó la retirada del entonces dominador Michael Doohan para vencer por delante del japonés Norifumi Abe .

Poco después, el 3 de julio, sufrió el percance más grave de su dilatada trayectoria en una caída a priori inofensiva en el circuito de Donington Park, en los primeros entrenamientos libres, que le provocó una hemorragia interna y la extirpación del bazo en el ‘Queen’s Hospital’ de Nottingham.

‘El Toro’ se recuperó, pero ya no pudo volver a ganar en el Mundial de 500 c.c. y luego MotoGP en ninguno de sus proyectos con Yamaha, Ducati y Honda.

Al final, cansado de no poder tener el protagonismo que sus dotes de piloto merecían por falta de una moto competitiva, optó por cambiar de aires al finalizar la pasada temporada y dar el salto al Mundial de Superbikes.

Checa dejaba atrás muchos años de esfuerzos, que comenzaron cuando su padre le compró su primera moto con 10 años, y sueños jalonados con esas dos victorias en territorio español y 24 podios, pero afrontaba una nueva etapa con renovadas ilusiones.

Y no tardó el catalán en demostrar que iba a ser competitivo en la nueva categoría, en la que también competía un ramillete de pilotos con los que había compartido parrilla en 500 y MotoGP.

En Valencia, en la tercera cita de la competición, ya estuvo a punto de conseguir un triunfo, pero su fogosidad le hizo ser demasiado osado en la última curva para superar al alemán Max Neukirchner y la caída fue inevitable. Por lo menos pudo terminar quinto.

Antes, en Phillip Island, había sido segundo en la segunda carrera tras el líder del Mundial, el australiano Troy Bayliss, y es que ha sido un asiduo a los podios.

Pero su auténtica explosión, su ‘momentazo’ llegó este fin de semana en Salt Lake City, donde para empezar logró la primera ‘superpole’ de su palmarés y luego en ambas carreras fue el dueño y señor.

Agresivo como siempre, valiente, fue el rey de este trazado de 7.354 metros que tiene cuatro configuraciones posibles inaugurado en 2006. Sabía que era su oportunidad y no dudó en aprovecharla al máximo para obtener dos triunfos incontestables, que además se vieron acompañados por los problemas de Bayliss para afianzar su segunda posición en la general del Mundial y situarse a tan solo 28 puntos del australiano.

Checa, que le dio a Honda su victoria 100 en esta categoría, aseguraba pletórico: «He tenido que esperar diez años para volver a ganar y logro dos en dos horas».

El piloto español supo mantener la concentración entre la primera manga y la segunda, porque no era fácil retener la felicidad que sentía tras recobrar el sabor del triunfo.

«Es un día especial después de tanto duro trabajo. Este es uno de los días más felices para mí. Dos victorias en América es fantástico», aseguró feliz Checa.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.041

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos