PUBLICIDAD

Cake Makka, un ciclomotor de diseño exquisito y asequible

La marca sueca de motos eléctricas Cake lanza su utility bike más pragmática y económica, la Cake Makka.

Se trata de una moto monoplaza minimalista a caballo entre moto y scooter muy parecida a la Cake Ösa, pero no tiene ningún componente compartido.

El chasis es un tubular abierto de aluminio, de gruesos tubos, la horquilla es convencional y monta un amortiguador trasero.

El basculante de aluminio es de doble brazo, tiene freno de disco lobulado delantero y trasero convencional. Las llantas son de radios de 14”, con neumáticos mixtos.

CAKE MAKKA
Con asiento para el pasajero.

Como equipa un par de grandes plataformas reposapiés en lugar de estriberas, y el espacio central de la moto es abierto, tiene el aspecto de un scooter. Cada uno que lo defina como quiera.

La calidad de sus componentes y acabados es elevada, como es habitual, pero en este caso la Makka prescinde de muchos de los componentes mecanizados en aluminio, para rebajar costes.

La cake Makka es un ciclomotor eléctrico de exquisitos acabados y diseño, y precio bastante asequible

El motor eléctrico de 3,6 kWh -es un ciclomotor, limitado a 45 km/h- está en el cubo de la rueda trasera -anclado al chasis y con correa en la Ösa- y la batería se posiciona por debajo del chasis, muy cerca del suelo.

Hablando de batería es extraíble, de 1,5 kWh y con el cargador externo se tarda 3 horas en recargarla en un enchufe doméstico. Evidentemente tiene frenada regenerativa.

La instrumentación es la habitual pantalla TFT rectangular monocromo, con las indicaciones básicas. Tiene regulación del freno regenerativo y dos modos de potencia, y la iluminación es full led.

CAKE MAKKA
Con transportín.

Esta simpática y práctica moto comenzará a venderse a principios de 2022

La altura del asiento monoplaza es regulable en altura, como el de una bicicleta, una buena idea. En opción dispone de un asiento para el pasajero que va fijo sobre el subchasis y a menor altura que el piloto, una solución incómoda.

La Makka dispone de un amplio catálogo de accesorios como una plataforma portapaquetes, cesta trasera, soporte lateral para tabla de skate o surf, asiento infantil, bolsas laterales y un extenso etcétera.

Esta moto urbanita cuesta la mitad que la Ösa, solamente 3.800 euros, y comenzará a venderse a principios de 2022 en colores gris o blanco.

2 comentarios en «Cake Makka, un ciclomotor de diseño exquisito y asequible»

Deja un comentario