Connect with us
Publicidad

Vídeos

Apártate nieve, ¡que voy yo!

Publicado

el

Que bonito e idílico es imaginarnos en una ruta en motos de nieve. Y es que, si os gustan las motos, un paseo en moto de nieve es algo que todos tenemos que probar aunque sea una vez en nuestras vidas.

Ahora bien, por mucho que en ocasiones parezca un dulce y mullidito algodón de azúcar, la nieve es muy traicionera. Y si además vas de subidón, con toda la confianza pensando que aunque te caigas no te pasará nada, peor todavía.

Uno de los problemas de conducir por la montañas nevadas es que, el blanco de la nieve y el sol (o falta de él), en muchas ocasiones no te permiten ver bien el terreno. Los juegos de sombras juegan malas pasadas, sobre todo a aquellos que no están acostumbrados.

Es entonces cuando, todo decidido y feliz, vas por lo que te parece un canal recto y acabas encontrándote con una roca que te hace perder el control.

Entonces, inicias una caída con la moto de nieve que parece no tener fin. Y es que, parar en la nieve y con pendientes que dan vértigo, es mucho más difícil de lo que parece.

Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.038

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos