Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT: ¡En la diana!
Connect with us
Publicidad

Equipamiento para motos

Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT: ¡En la diana!

Publicado

el

Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT

En ocasiones asistes a la presentación de un producto innovador que te sorprende muy gratamente por los más diversos aspectos. Esto mismo es lo que me ha ocurrido en la puesta de largo internacional de los nuevos Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT.

Durante dos días de intensa prueba en la isla de Sicilia y la región de Calabria (Italia), con más de 600 km recorridos sobre carreteras de la más diversa índole y miles de curvas realizadas, no temo equivocarme al asegurar que han llegado para convertirse en una – sino la mejor – referencia en su segmento.

En clave técnica

Antes de centrarnos en el comportamiento dinámico de los Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT, es preciso apuntar algunos detalles técnicos que los sitúan claramente por encima de sus predecesores, los T31, y en los que, por cierto, se ha invertido mucho tiempo, y dinero, en I+D.

Para empezar, los T32 emplean una vanguardista tecnología denominada Pulse Groove. Esta combina surcos en forma de “pulso” (ondulados) con pequeños deflectores en el centro mejoran el flujo del agua cuando pasa por el dibujo. Esto a su vez ayuda a optimizar la canalización y drenaje por todo el neumático, mejorando el agarre y la adherencia, y reduciendo la tasa de deslizamiento del neumático en condiciones húmedas y adversas. Eso al menos en teoría, veremos, unas líneas más adelante, en la práctica.

Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT

Por otro lado, se ha trabajado para reducir la distancia de frenado, hasta un 7% con respecto al T31, y en aumentar hasta nada menos que un 13% la superficie de contacto del neumático trasero en el suelo. Un dato muy a tener en cuenta a la hora de obtener mayor tracción al acelerar con la moto inclinada.

Recordemos igualmente que, si bien el neumático delantero utiliza un solo compuesto, el trasero es doble. Más duro en el centro para favorecer el kilometraje, y más blando en los flancos para ofrecer más adherencia. Entre medias, el proceso de vulcanizado se ha trabajado muchísimo para evitar que con el desgaste se produzcan molestos escalonamientos, y de este modo el comportamiento del neumático sea constante durante toda su vida útil.

Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT

Versión GT

También señalaremos que el T32 se desdobla en una versión GT, dirigida a motos pesadas, el cual, aunque tiene una construcción diferente, ofrece un comportamiento muy similar, además de un incremento de la vida útil de hasta un 10% con respecto a su predecesor. ¡Ahí es nada! En este sentido, cabe destacar que la tradicional carcasa “Mono Spiral Belt” (MS-Belt), en hilo de acero a 0º de los Bridgestone Battlax, cambia en el neumático delantero de la versión GT, que pasa a ser por primera vez de Kevlar.

En líneas generales, durante la presentación inicial del producto Bridgestone hizo bastante hincapié en el gran esfuerzo realizado en términos de construcción y combinación de compuestos para otorgar al Battlax Sport Souring T32/GT la mejor capacidad de manejo en seco y mojado, y estabilidad a altas velocidades tanto en curvas como en rectas.

Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT

En acción

De buena mañana, con el ambiente aún frío en la bella Sicilia, comenzamos a rodar y me transmitieron total seguridad. Esto es sinónimo de confianza, y con el neumático y el asfalto frío es sin duda alguna una cuestión muy a tener en cuenta, y que habla muy a favor de Bridgestone a la hora de elegir los compuestos de goma y otros materiales utilizados para su construcción. Cuando empezamos a subir el Etna, cuyas faldas y ascensión están plagadas de “tornanti”, o curvas angulosas, que es como las denominan popularmente los italianos, el “feedback”, o sensaciones e información que transmite, son realmente notables.

El neumático delantero se mantiene totalmente estable en las frenadas más acusadas con la moto recta, ya sea en su versión estándar o GT, y si acometes un viraje apoyándote sobre él hasta el mismísimo ápice del mismo, responde sin titubeos con una adherencia sobresaliente. Toda vez dentro de la curva, el buen “grip” se mantiene a lo largo de la trazada, ya sean estas rápidas o lentas, lo que anima al piloto a realizar una conducción alegre si este es su propósito.

Otra cuestión que sitúa a los Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT delanteros en lo más alto de la pirámide de su segmento, es la estabilidad y nobleza con la que se comportan cuando ruedas por carreteras muy viradas donde los cambios de dirección han de ser rápidos, estables, y precisos. Y eso ocurre, además, sobre cualquier tipo de montura. Y es que tuve la oportunidad de probarlos sobre motos muy diversas. Desde una Yamaha Tracer 9, a una BMW F900XR, pasando por una Honda CBR650F o unas más pesadas, potentes y voluminosas BMW R1250RT y S1000XR. Ciertamente ninguna pega se le puede poner al neumático delantero, ninguna, pensando en un uso sport-turismo.

Confianza ciega

A título anecdótico, comentar que, durante la sesión fotográfica, donde ocasionalmente sueles dar rienda suelta a tu conducción, al forzar realmente mucho la entrada a un ángulo muy cerrado en una curva de doble radio, la suspensión delantera de la moto llegó a hacer un tope mecánico al hundirse… Y con la moto inclinada. Pues bien, salto el ABS, la horquilla empezó a rebotar ligeramente y para mi sorpresa, el BT32 no llegó a deslizar, lo que sin duda habría podido suponer un verdadero problema para mi integridad y la de la moto.

El neumático trasero, por su parte, ofrece igualmente adherencia más que suficiente, y es medianamente predecible. Es decir, “te avisa”, con cierta antelación que estás llegando a sus límites, si bien es cierto que hay otros neumáticos de otros fabricantes con mayor “feedback”. Obviamente, no es una goma deportiva, y no puede exigírsele un comportamiento realmente deportivo. Pero si es cierto que cumple con nota, y ofrece más de lo que puedes imaginar.

El trabajo realizado en su diseño para ofrecer más superficie de contacto (igual que ocurre en el neumático delantero), ha dado sus frutos, y sin duda alguna los apoyos son estables y favorecen la máxima tracción y aprovechamiento del par motor a la hora de acelerar. Cuando, rodando con alegría, pierde agarre, especialmente al circular con motos realmente potentes, entran en juego los sistemas electrónicos de las motos actuales.

A toda prueba

Durante toda la prueba y gracias a los diferentes modos de motor y sistemas de control de tracción que equipaban las motos con las que rodé, no tuve el más mínimo problema bajo ninguna circunstancia: ya fuera rodando sobre un asfalto rugoso y adherente como el de un circuito, o roto, como el de carreteras segundarias de montaña. En este segundo escenario, también es digno de mención, la buena capacidad de absorción de las irregularidades del BT32. Al disponer de una carcasa blanda, y un surco o dibujo (Pulse Groove), tan particular como ancho, la verdad es que acompañan a las suspensiones a la hora de resolver los tramos con el asfalto más rizado del recorrido.

En última instancia, y pensando en su uso diario por vías de extrarradio o de viaje en autopista, destaca la sobresaliente estabilidad que ofrecen la línea recta, y firmeza de su pisada, amén de un índice sonoro realmente bajo, siempre de agradecer cuando se trata de neumáticos de calado rutero o sport turismo.

Sobre mojado

El segundo día de pruebas de los Bridgestone Battlax Sport Touring T32, la caprichosa meteorología de Calabria, región ubicada en la punta de la bota del mapa de Italia (cruzamos en barco desde Sicilia al continente la tarde anterior), nos agració con una lluvia, corta pero intensa, en uno de los puertos de montaña por los que transitábamos. Fue lo suficiente como para poder extraer interesantes conclusiones acerca del comportamiento sobre asfalto mojado. Pues bien, aquí, de nuevo, nos llevamos una agradable sorpresa.Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT

La capacidad de evacuación del agua es fantástica, y la confianza con la que puedes transitar sobresaliente. Manteniendo, lógicamente, altos niveles de seguridad y mayor concentración en la conducción, el BT32 guía la moto sin sensación de flotación, algo muy importante para rodar seguro. También permite frenadas contundentes con la moto recta, y acelerando no tienes sensación de perdida de adherencia a un ritmo medio, medio-alto.

Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT

Conclusión

Imagina que buscas unos neumáticos que transmitan muy buenas sensaciones en cualquier circunstancia: sobre asfalto frío o mojado; en caliente, para dar rienda su eta a tu espíritu deportivo; que sea válido para prácticamente cualquier montura dado el impresionante rango de medidas disponibles; y que, en teoría, sea capaz de recorrer muchos kilómetros con un desgaste homogéneo y una pequeña, o nula, perdida de prestaciones. Y todo esto, lo metes en una coctelera, lo agitas bien, y por arte de un buen trabajo y desarrollo nace un nuevo neumático. Pues bien, estos podrían ser, sin duda alguna, los nuevos Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32 GT.Prueba Bridgestone Battlax Sport Touring T32 y T32GT

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2066

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos