Brembo: “El cambio a eléctrico se ha hecho con demasiada prisa”
Connect with us
Publicidad

Noticias

Brembo: “El cambio a eléctrico se ha hecho con demasiada prisa”

Publicado

el

El cambio a eléctrico

«En Europa, si dejáramos de producir automóviles diésel o de gasolina y sólo fabricáramos coches eléctricos, perderíamos a uno de cada tres trabajadores: si compramos el motor y compramos la batería, nos queda el 60% del valor del automóvil. Pero un millón de europeos ya no tendría trabajo”, afirma el presidente de Brembo, Alberto Bombassei, al medio italiano Sole24Ore.

«Europa inventó el diésel. Esta especialización de la producción se ha hecho en Alemania, Francia e Italia en los últimos sesenta años. ¿Cómo es posible que no nos demos cuenta de que, en sus últimas versiones, los motores diésel contaminan, en general, menos que los híbridos?».

Según Bombassei, la implantación de los vehículos eléctricos está promovida por los grandes grupos de energías eléctricas, con informes «que no tienen en cuenta ni el impacto ambiental real de los motores de última generación, ni el suministro de electricidad de la red, ni la eliminación de las baterías».

Demasiadas prisas

El problema no es tanto la competencia desde China en sí misma, como un proceso que se ha realizado demasiado deprisa: «Nunca ha sucedido nada tan radical en la industria de la automoción. Todos lo hemos hecho mal. Ninguno de nosotros pensó que podría haber tal aceleración”, admite Bombassei. “Sin esta prisa, las empresas tradicionales habríamos estado preparadas para hacer la transición en diez años… pero no disponemos de ese tiempo».

En Brembo conocen este problema de primera mano: «Nosotros trabajamos con todos los grandes grupos alemanes, fabricando frenos para coches que se lanzarán no antes de cinco años. Uno de los tres fabricantes alemanes de automóviles está preparando 30 nuevos modelos, incluyendo híbridos y totalmente eléctricos. Los alemanes invierten, invierten e invierten, contratan y contratan… Pero a veces tengo la impresión de que se quedan sin fuerzas: se ven obligados a contemplar todos los escenarios posibles, sin saber realmente cómo será el mercado dentro de cinco, diez o veinte años».

Y, ante esto, Europa no ha hecho nada: «¿Por qué, si la industria europea está relacionada con la industria alemana, y si la industria alemana está basada en el automóvil, y si esta industria está basada en el diésel, la Unión Europea no ha hecho algo para defenderlo, en comparación con el coche eléctrico?”, se pregunta el presidente de Brembo. «Una vez más, la respuesta es que Europa demuestra ser un gigante industrial… y un enano político». Más claro, imposible.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. David

    21/02/2019 at 8:07 am

    Que va a decir un fabricante de frenos si en un coche electrico casi ni se usan…

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2049

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos