PUBLICIDAD

Mantén tu moto a salvo con la bolsa para llaves Keyless con protección RFID

Sin duda las tecnologías Keyless Go o Keyless Ride nos han hecho las vidas mucho más cómodas. Pero no podemos olvidar que también han traído con ellas algún que otro inconveniente que, eso sí, se puede solucionar fácilmente con una bolsa para llaves con protección RFID de Hornig.

Por supuesto, poder acercarnos a nuestra moto y arrancarla sin necesidad de ir buscar la llave entre una maraña de cosas en una bolsa gigante, o en un infinito bolsillo que parece llegar a los tobillos, es una maravilla.

Pero claro, el lado malo es que resulta que esta tecnología también es una bendición para los ladrones al darles la posibilidad de interceptar la señal de la llave.

Aunque por lo general la señal de radio de la llave está limitada a unos pocos metros, con la ayuda de un extensor de rango es posible interceptar la señal y tener acceso al sistema de la moto.

¿Qué significa esto? Pues que puedes estar tranquilamente comiendo en un restaurante mientras alguien intercepta la señal de tu llave, la extiende hasta donde aparcaste tu moto y la arranca sin problemas.

Por suerte, casi todo tiene solución y una forma sencilla de evitar este disgusto es usar una bolsa para llaves con protección RFID para Keyless Ride como la de Hornig, que bloquea la señal de radio de la llave.

De esta forma, tanto la llave como la moto estarán a salvo, siempre que la llave se encuentre en la bolsa cerrada.

Porque la comodidad sigue siendo importante, la bolsa de Hornig cuenta con dos bolsillos, uno con protección RFID y otro sin. Así, solo hay que cambiar la llave de compartimiento para iniciar el viaje.

La bolsa para llaves con protección de Hornig tiene unas dimensiones aproximadas de 12.5 x 7.5 cm y está a la venta a un precio de 29,90 euros.

Deja un comentario