fbpx
PUBLICIDAD Billboard

BMW R100 trike, sueños del siglo pasado

Parece que los motores bóxer de BMW poseen la cualidad de estimular la imaginación de los diseñadores. Sólo hay que echar un vistazo a esta BMW R100 trike. Su imagen seguro que te recordará otro curioso espécimen que hace poco os mostramos, el trike BMW R 18.

La criatura en este caso es obra Tim Cumpert, un diseñador inglés que desde su firma Cumpert Contraptions ha ido creando un estilo muy personal en el que tienen cabida, motos, trikes e incluso muebles de inspiración un tanto peculiar.

 

PUBLICIDAD Content_1

BMW R100 trike

El proyecto que nos ocupa toma como punto de partida una BMW R100R Mystic de 1992 que en las manos de Cumpert abandonó su naturaleza de moto para transformarse en un vehículo de tres ruedas.

La gestación de tan singular trike comenzó con la amputación de todo la parte frontal de la moto que fue sustituida por parte de un chasis tomado de un ATV. Ya tenía el marco desde el que empezar a vestir su creación.

PUBLICIDAD Content_2

La BMW R100 trike es un híbrido entre una motocicleta y un ATV

Y qué mejor modo que darse llevar por ese gusto al estilo entreguerras porque si te has fijado, en las formas de la BMW R100 trike se observa una clara inspiración en los coches de carreras de los años 30.

A esto hay que añadirle el gusto por el aluminio del diseñador, de manera que la carrocería se ha planteado a base de láminas de aleación ligera. Una estética que apuesta por los remaches visibles a lo largo del cuerpo de la R100 trike.

BMW R100 trike

PUBLICIDAD Content_3

 

Cumpert comenzó con bocetos, de los que luego hizo un archivo CAD 3D y mecanizó CNC a escala 1:3. Esto lo ayudó a solucionar cualquier imperfección y construir los grandes bloques de madera que luego usaría para martillar su hoja de aluminio.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

La mayor parte de la delantera del ATV se mantuvo intacta, incluido las varillas de dirección, los brazos de suspensión y los amortiguadores. En cuanto a la frenada, esta peculiar BMW emplea el equipo delantero del ATV original en tanto que la parte trasera monta todo el material de la moto germana, incluido basculante-cardán, suspensión y freno.

PUBLICIDAD Content_4

BMW R100 trike

Ubicar el motor bóxer en semejante vehículo obligo a desplazarlo un poco más hacia el frente, una localización en la que se coordina perfectamente con las dos ruedas delanteras, ayudando a distribuir la masa de una manera más efectiva.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

En un ejercicio de eclecticismo, el diseñador británico adopta el pequeño parabrisas de la Kawasaki Versys para terminar de rematar el frontal de su trike y culmina su obra con un acabado en color rojo – a juego con las llantas de radios delanteras – para la estructura de aluminio que recubre el bastidor.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

 

A nivel práctico, esta creación no deja de tener sus peculiaridades como su propio creador reconoce, “levantará una rueda en las curvas, por lo que debe desplazarse el peso hacia la rueda interior al girar».  Además, Cumbert no deja de pulir detalles de su trike, “creo que es necesario bajar el asiento y subir un poco el manillar para que sea más fácil moverse y ver a dónde vas, además me gustaría probar una barra estabilizadora en la parte delantera”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Clásico y diferente. ¿Te atreverías tú con el BMW R100 trike?

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

 

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario