Connect with us
Publicidad

Revista

BMW Motorrad Days 2018: Más y mejor

Publicado

el

Fotografías: BMW

El evento estrella de la firma alemana, los BMW Motorrad Days 2018, estrenaron ubicación y actividades en su 16ª edición. ¿El resultado? Un exitazo en todos los sentidos.

Si de algo entiende BMW, es de cuidar a los suyos y crear un universo alrededor de la moto que engancha y fideliza a los amantes de las dos ruedas.

Lo comprobé cuando asistí por primera vez a uno de sus grandes eventos, el PuntApunta, del que tengo que reconocer que aluciné bastante. El poder de convocatoria es asombroso, del mismo modo que la organización y la cantidad de asistentes que se las apañan para recorrer, año tras año, la ruta fantástica que se programa a lo largo de la Península.

Y, aunque se trate de un concepto totalmente distinto, los BMW Motorrad Days comparten ese mismo espíritu: ofrecer una experiencia que fortalezca la relación entre la marca y los clientes.

BMW Motorrad Days 2018_13

En cuanto a la logística está también muy conseguido y la respuesta del público es extraordinaria y a la altura del despliegue. Este 2018 ha batido el récord de participación. Más de 6.000 personas asistieron a la 16ª edición del evento que, para esta ocasión, estrenaba unas cuantas novedades, entre las que destaca el cambio de ubicación y la incorporación de nuevas actividades dirigidas a un público más amplio y variado.

Menú completito en los BMW Motorrad Days 2018

No faltó de nada en los BMW Motorrad Days. Cada pabellón y zona habilitada a lo largo del recinto Pirenarium de Sabiñánigo disponía de una opción para los allí presentes, incluso para el público más pequeño.

Los niños pudieron disfrutar de atracciones, como la lanzadera humana y el looping-bike, o de una carpa de Lego en la que jugar, un lugar en el que más de un padre dejó a sus hijos para hacer alguna ruta con la propia moto o con alguna de las cien unidades de pruebas que BMW puso a disposición de los asistentes.

Qué mejor manera de despejar dudas que haciendo kilómetros para ver cómo se comportan en todas sus facetas, para comprobar si te convence o no, o bien para compararla con otras candidatas que tengas en mente.

También se expusieron todos los modelos que comercializa actualmente la marca. Algunos de ellos acapararon gran parte de la atención, como el caso de la superbike supersónica de la firma alemana, la HP4 RACE, del scooter BMW C 400 X o bien de la familia de preciosidades R nine T.

Y ya que hablo de bellezones, cabe destacar la zona heritage que se habilitó en el centro del recinto, en el que se expusieron más de 46 motos customizadas y preparadas que, además, participaban en el concurso BMW Heritage Custom Project.

Cerca de la pasarela vintage se habilitó un pequeño circuito en el que se podía probar el patinete eléctrico X2City. Además, entrabas en el sorteo de una unidad si lograbas completar dos vueltas en la pista sin tocar ninguno de los conos. Y todo ello, con música en directo de fondo y con muchos otros espectáculos para ver.

Los Motorrad Days contaron con la presencia de dos stunt de renombre, Narcís Roca y Mattie Griffin, que dejaron al público boquiabierto con sus acrobacias a bordo de distintos vehículos. Les daba lo mismo un quad que una trail con las tres maletas… Parece que no exista obstáculo para sus shows a base de derrapes, burn outs, caballitos y maniobras al límite, de esas que son incomprensibles para el común de los mortales.

Un poco más alejada del jaleo se encontraba la pista de off-road, que fue una de las grandes novedades de este 2018 y que se estrenó con todo un récord de participación. Todos los que quisieran aprender o mejorar en la faceta más canalla de estas motos tuvieron la oportunidad de hacerlo con las unidades de pruebas de BMW y con la ayuda de los monitores correspondientes.

Son muchos los propietarios de GS y modelos del estilo que nunca han salido del asfalto y que pudieron hacerlo con total tranquilidad durante los tres días de acción.

La concentración contó con la presencia de numerosos embajadores que recorren el mundo a bordo de sus BMW y que compartieron sus experiencias y anécdotas con el público.

En el auditorio se pudo disfrutar de las ponencias de muchos ruteros, como Charly Sinewan, Elsi Rider, Miquel Silvestre, Gustavo Cuervo o Agustín Ostos. Todos ellos aglutinaron un montón de espectadores que escucharon con atención todas sus vivencias y que, seguramente, tomaron nota y cogieron ideas para vivir experiencias similares en un futuro.

Hubo momentos en que no cabía ni un alfiler. Podíamos controlar todas las convocatorias gracias a la app creada especialmente para el evento, en la que se podía consultar todo tipo de información útil.

Las ponencias fueron un exitazo, pero lo que tampoco cesó fueron las rutas, que se convirtieron, sin duda, en uno de los platos fuertes del evento. La nueva ubicación situada en el recinto Pirenarium de Sabiñánigo, en Huesca, tiene el Pirineo y Francia a tiro de piedra.

Es un buen punto de partida para recorrer paisajes de lo más variados y apetecibles, que además se vieron acompañados por un tiempo estupendo que propició que la gente se animase a hacer kilómetros.

Hubo salidas hacia los viñedos de Somontano, los puertos de Frontera y el puerto de Cotefablo, u otras opciones de carácter más cultural hacia iglesias de Serrablo o los monasterios y castillos de Huesca.

Muchos rincones por descubrir bajo un sol radiante que no cesó durante los tres días de evento y que, en mi caso, fue uno de los motivos que me convenció a la hora de animarme a cruzar la frontera en compañía de unos colegas.

Cada kilómetro fue una gozada. El paisaje estaba superdiferente comparado con el aspecto que presenta normalmente, totalmente cubierto de nieve, así que fue difícil resistir la tentación de parar en algunos miradores para inmortalizar el momento. Fue un buen momento de disfrute y desconexión.

Iba tan centrada en disfrutar del paisaje y de las vistas que cometí el error de iniciar la ruta con poco combustible. Pensaba que había aprendido la lección del “reposta cuando veas una gasolinera, no cuando vayas apurada” porque ya me ocurrió en el PuntApunta… pero se ve que no. Se me terminó incluso el margen de la reserva, y tuve que ir rezando a la virgen y conduciendo suave –como en modo de agua– para llegar a la gasolinera.

Visualicé una al final de un tramo de curvas y respiré tranquila. Estaba a punto de acabar ese mal trago, aunque no sabía que lo peor estaba por llegar. Estacioné la F 850 GS al lado del surtidor y enseguida se acercó el chico para informarme de que en aquel momento no había gasolina disponible y que debía repostar en la siguiente. ¿En serio? ¡Si he llegado de milagro!

Pues bien, me puse en marcha con toda la preocupación del mundo y a ritmo de tortuga… y finalmente llegué. Lo bueno es que no estaba excesivamente lejos, que gran parte del tramo era en bajada y que la F 850 GS consume realmente poco cuando te comportas. Creo que es la vez que más he apurado. Aún recuerdo la sensación de alivio cuando pude tener el tanque lleno y volver al recinto Pirenarium con toda la tranquilidad del mundo.

BMW Motorrad Days 2018_7

De vuelta al recinto, fui a visitar el resto de las carpas que me faltaba por ver. Merchandising, servicios, empresas vinculadas de una u otra forma a la marca, temáticas variadas… Una de las que más me gustó fue la del KM Solidarity y Mensajeros de la Paz, que dieron el toque solidario al evento y recogieron más de 1.200 kg de comida.

Seguir leyendo
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.037

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: kioscoymas

Los + leídos