BMW Interceptor: Tributo a Joe Bar Team
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

BMW Interceptor: Tributo a Joe Bar Team

Publicado

el

Lo he de confesar, la Interceptor ha sido un amor a primera vista. El flechazo surgió en los pasados BMW Motorrad Days Formigal; iba cámara en mano captu­rando todo lo que podía cuando de repente la vi a lo lejos. Allí estaba, apoyada sobre una pared de madera reposando en un equilibrio perfecto, como si se hubiera escapado del tintero del genial Christian Debarré (Bar2), alma máter de los cómics de Joe Bar Team.

Me lo tomé con calma y la disfruté todo lo que pude con la vis­ta, mientras imaginaba qué tipo de rugido saldría de su espec­tacular escape. La duda quedó resuelta poco después, cuando participó en las carreras Sprint de aceleración, para entonces ya estaba perdidamente enamorado.

Lo que más destaca de la Interceptor son sus líneas simples y esenciales, ya que se le ha desprovisto de todo lo superfluo para dejar solamente lo imprescindible para su buen funcio­namiento, del que resalta una gran ligereza y deportividad, combinado con un look setentero de lo más atractivo.

El motor proviene de una BMW R100 y ha sido potenciado a conciencia por MaxBOXER, culatas y válvulas trabajadas, flujo de gases mejorado, pistones aligerados de alta compresión, tapa de culata con toma rápida de aceite, filtros de aire MWR, carburadores Dell’Orto PHM 40 Sport, encendido digital Silent-Hektik con 16 curvas de potencia, radiador de una Ducati Paso, embrague deportivo reforzado y aligerado, cárter reducido al mínimo con filtro de aire externo… En fin que no se han limita­do a quitar varios componentes sino que se ha llevado a cabo un gran trabajo para potenciar el corazón de la Interceptor y poder así proporcionar los más de 85 CV que otorga.

Bonita y efectiva
 

Este propulsor se ha instalado en el chasis de una BMW R80ST, que ha tenido que ser modificado y reforzado para dicha operación, y se ha subido la ubicación del motor para mejorar la distancia al suelo.

La fantástica imagen del motor encajado en el chasis queda rematada por el sistema de escape recortado dos en uno con silencioso de BMW S1000RR, que surge por el costado izquierdo del colín artesanal RAD 02 Montjuich. En la parte trasera toma protagonismo el basculante mo­nobrazo proveniente de la R80ST, que alberga una rueda trasera de 17” modificada con freno de tambor de una R100 GS. El depósito de combustible es de una Laverda y ha sido modificado para encajar a la perfección. El carenado fron­tal también artesanal es de la RAD Panhastic.

Continuando con la alianza germano-italiana, vemos una horquilla y una rueda delantera de una Ducati Sport Clas­sic, con tijas Ducati y semimanillares Tomaselli. Para la frenada delantera se ha confiado en un kit de dos discos de frenos Discacciati y bomba de freno de una Ducati Monster 900.

Otros detalles como las manetas RAD ajustables y plega­bles, las estriberas Tarrozi con soporte de una Derbi GPR 50, el acelerador rápido Tomaselli, la caja de cambios revi­sada y actualizada con ajustes sport o el sistema eléctrico reducido y con batería LIPO dejan claro que sus creadores no se han querido limitar a crear una moto bonita, sino que además es rápida y ágil, y es que de lo contrario sería imposible que nuestro gendarme preferido pueda alcanzar a los amigos del Joe Bar Team.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos