PUBLICIDAD

Bimota KB4, una superbike retro exquisita

No cabe duda de que estamos ante una dream bike, Bimota, ahora bajo las riendas de Kawasaki, y es que la nueva Bimota KB4 es una moto de lujo, como no podía ser de otro modo, y que nos transporta al pasado.

Añadiendo la exuberancia de Bimota y la motorización de Kawasaki, nace la nueva KB4, una moto que recuerda a la Bimota KB1 de 1978.

Esta deportiva carenada monoplaza es una preciosidad, ya que a su peculiar estilo italiano-nipón se añade la elevadísima calidad de sus componentes. No falta la fibra de carbono ni el aluminio mecanizado en cantidad para dejar su peso en 187 kilos.

En el salón de Milán 2021 la Bimota KB4 brilló intensamente, y es que su carenado integral de líneas y decoración retro, su faro circular full led, y su poderoso motor, nos transportan a otra época.

Es una sport turismo “cabezona”, por el tamaño de su cúpula derivabrisas y el frontal de su carenado, con un colín de formas cuadradas, muy peculiar. Y es que la

La decoración es blanca con líneas en rojo y negro, como una auténtica Bimota, con llantas de aleación forjadas OZ anodizadas en rojo burdeos.

La Bimota KB4 se presentó como prototipo hace un par de años

El motor es el mismo tetracilíndrico en línea transversal de la Kawasaki Z1000 -4T, LC, 16V, DOHC, IE, 1.043 c.c.- de 142 CV, o sea que nada de compresor volumétrico en este modelo ni de exuberancias mecánicas como en la Tesi H2.

Foto lateral de la Bimota KB4
La Bimota KB4 es realmente bella, una superbike retro.

El chasis es un multitubular trellis de acero, con una horquilla Öhlins FG R&T NIX30 de 43 mm, y un monoamortiguador TTX36 de la misma marca, material “pata negra”, con un masivo basculante de doble brazo muy reforzado.

Para frenar emplea un par de discos delanteros de 320 mm mordidos por pinzas Brembo Stylema monobloc de anclaje radial, más un disco trasero.

El asiento monoplaza está realizado en cuero, las piñas de conmutadores son Kawasaki -incluyen control cruise- y la instrumentación es una pantalla TFT a color.

No se han declarado más datos técnicos, por lo que no sabemos si dispone de IMU, modos de conducción, Cornering ABS o control de tracción sensible a la inclinación, que debería.

La Bimota KB4RC incorpora suspensiones electrónicas, pero solo es un prototipo

Otros detalles son un amortiguador de dirección Öhlins, un silencioso de escape único en el lado derecho, muy Kawasaki, y unos acabados, como debe ser, exquisitos.

Incluye una curiosa manera de refrigerar el motor ya que el radiador está ubicado horizontalmente bajo el colín, y el aire se conduce hasta allí a través de unos conductos laterales de la moto. No falta el electroventilador adosado al radiador.

Por cierto, el par de entradas de refrigeración frontales son enormes.

Esta solución de refrigeración ya la vimos en la desaparecida Benelli Tornado Tre de 1999.

Además de este modelo se presentó el prototipo de su versión naked, la Bimota KB4RC, de Racer Café, sin carenado, evidentemente, y con las mismas características técnicas, y el mismo toque retro, sin excesos.

Foto de la Bimota KB4RC
De momento la Bimota KB4RC naked es solamente un prototipo.

Incluso mantiene el radiador de refrigeración bajo el colín, pero como novedad incorpora suspensiones electrónicas semiactivas Marzocchi.

No se han indicado fecha de venta ni precio para la KB4. Recordemos que la KB4RC es un prototipo.

1 comentario en «Bimota KB4, una superbike retro exquisita»

Deja un comentario