Bestia... ¿domada?
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Bestia… ¿domada?

Publicado

el

Últimamente, el mono de agua nos acompaña en todas las presentaciones… porque acabamos usándolo, y ésta de la nueva Hayabusa no ha sido una excepción. Lástima, porque la moto, el circuito y el entorno eran de película. El entorno: la verde región de Salzburgo, en Austria; el circuito: el bello y rapidísimo trazado de Salzburgring, enclavado en un estrecho valle; y la moto, la más bestia del momento: la Suzuki Hayabusa 1300 2008.

El porqué de máquinas como la Hayabusa (y de otros modelos similares de la competencia) seguramente tiene poco de lógico o racional, porque ¿cómo podemos justificar hoy día, con todas las restricciones gubernamentales que sufrimos, disponer de una máquina que roza los 200 cv y supera holgadamente los 300 km/h? Sin embargo, la moto es algo pasional en la que prevalece el corazón por encima de la cabeza, y os aseguramos que de pasión esta nueva Suzuki ofrece a raudales.

¿Qué hay de nuevo, pues? Todo. El diseño quiere recordar absolutamente al modelo anterior, pero todo es diferente; ya sabéis, cambiarlo todo para que nada cambie. Especialmente la parte trasera se ha modificado para ser lo más similar posible a la delantera, con un piloto y unos intermitentes que imitan a los delanteros. El carenado es algo más ancho y el depósito, un poco más bajo para poder acoplarnos mejor. La instrumentación es también de nueva factura, con grandes relojes.

Chasis y basculante son también de nueva factura, más rígidos, y la horquilla es una invertida con tratamiento DLC. Los frenos provienen de la GSXR 1000, con pinzas radiales de 4 pistones (antes, convencionales de 6 pistones) y los discos pasan de 320 a 310 mm. Tranquilos: hay frenada garantizada.

El motor ha crecido de 1.299 cc hasta los 1.340 cc, lo que aumenta la carrera, pero también se han retocado los pistones y las válvulas. La inyección es nueva, con dobles válvulas y dobles inyectores. Los enormes escapes cumplen la función de pasar la normativa Euro 3 y de ofrecer un aspecto intimidador.

La gran novedad, sin embargo, es la adopción del selector de potencia que monta la GSX-R 1000 y que mediante un pulsador en el puño izquierdo nos permite elegir entre tres curvas distintas: la A, que es full power, o sea, máxima potencia y par; la B, en la que se suaviza mucho la entrega y el par, pero con la potencia máxima arriba; y la C, con una entrega suave de caballos (unos 100 cv) y menor par motor, para situaciones adversas como lluvia, etc.

La primera impresión es buena; a pesar de que la GSX-R 1300 es una moto grande, llegas al suelo sin problemas con ambos pies, el embrague es muy suave, así como el cambio, y la moto arranca sin ningún tipo de brusquedad, aún saliendo en la posición A del selector de potencia. Eso sí, sin abrir gas de golpe, por si acaso…

La posición de conducción es más deportiva que antes, sin llegar al extremo de una GSX-R 1000, pero vas más inclinado hacia los manillares y con los brazos más estirados. El depósito ha visto rebajada su altura para que podamos acoplarnos mejor al agacharnos, y la cúpula es algo más ancha que antes.

Guía del comprador

PRECIOAprox. 13.500 euros
GARANTÍA2 años piezas y M.O.
IMPORTADORSuzuki Motor España S.A.
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2048

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos