Prueba Benelli TRK 502: Buscando el camino con el A2
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Benelli TRK 502: Buscando el camino

Publicado

el

Prueba Benelli TRK 502

La historia de Benelli es rica y convulsa, pero lo que posiblemente nunca se llegaron a imaginar los seis hermanos que trabajaron en la firma de Pesaro fundada en 1911, es que ninguno de sus herederos se implicara en una fabrica que en los años sesenta tenía motos de Gran Premio de 250 c.c. con motores de cuatro cilindros y fabricación propia.

Tampoco creo que nadie se hubiese podido imaginar que a partir de 2005 y, tras muchos cambios de rumbo, la marca pasaría a ser propiedad de un gigante chino denominado Qianjiang. Antes de todo ello tuvo su época de relativo esplendor cuando en los años setenta formó parte del grupo de Alejandro de Tomaso, que, siguiendo la tradición de la marca, comercializó con relativo éxito dos versiones de 250 y 500 c.c. equipadas con un cuatro cilindros.

benellitrk_6.jpg

Tras una breve y exótica época en manos del grupo Merloni, que llegó a tomar parte en el Mundial de Superbike con una Tornado tricilíndrica tras una de las presentaciones en sociedad más fastuosas que recuerdo, los propietarios actuales (Qianjiang) siguieron apostando por los tetracilíndricos a pesar de que en Italia tenían preparado un tres cilindros, puesto que esta comenzó a ser una configuración emergente: Triumph, Yamaha…

El gigante “made in China” sufrió la crisis que vivimos sobre 2010 y “solo” pudo fabricar ese año 80.000 vehículos con 8.000 trabajadores. Pero ahora parece que las aguas vuelven a su cauce. La plantilla es de 14.000 trabajadores (¡glups!) y el año pasado, en su sede de Wenling, fueron capaces de producir 1.200.000 vehículos.

La cuestión es que, hasta ahora, la firma que sigue teniendo una base en Pesaro y sangre italiana, apuesta por vez primera por un bicilíndrico que cumple normativa Euro 4. Es este un motor muy importante para el futuro de la marca, y lo cierto es que esta Benelli TRK 502 es una moto interesante y original: por una parte no puede negar su parecido con alguna de las grandes trail que hay en el mercado y por la otra ofrece mucho por muy poco.

¿Quieres iniciarte en el mundo de las trail con una 500 por 6.000 euros? Pues esta es tu moto.

Así es

A primera vista parece una moto de superior cilindrada y el frontal que define su imagen es muy parecido al de otros modelos, como por ejemplo el de la Ducati Multistrada. Al respecto le pregunté a uno de los responsables italianos de Benelli y me dijo que su política ha sido la de no arriesgarse en cuanto al diseño y que en un futuro las cosas pueden cambiar.

Un futuro que pasa inexorablemente por el hecho de que esta pequeña TRK 502 tenga el éxito esperado… La pantalla es bastante alta y está fabricada en plexiglás. No es regulable y también se han montado unos deflectores laterales que protegen las piernas, ademas de los protectores de las manos. La maletas que equipaba la unidad que tuvimos oportunidad de probar están formadas por Givi, tienen muy bien aspecto y encajan perfectamente con la línea de esta TRK, pero son opcionales.

benellitrk_5.jpg

El cuadro de instrumentos es bastante completo, con indicador de nivel de gasolina, reserva, warning, intermitentes, temperatura ambiente, reloj horario, testigo de reserva y una toma de corriente y, por tanto, no incorpora ni el indicador de marcha engranada, ni consumo instantáneo.

benellitrk_4.jpg

El asiento es muy bajo, y esto será un buen argumento para esta trail universal sobre la que se maniobra con facilidad. Bajo el asiento hay espacio para la documentación, alguna herramienta y poco más. El bastidor es de tubos de acero y el conjunto de suspensiones lo forman una robusta horquilla con generosas barras de 50 mm y un monoamortiguador con bieletas. La horquilla no es regulable, pero detrás tiene un mando para regular la precarga de muelle.

benellitrk_2.jpg

benellitrk_8.jpgHay que tener en cuenta que el 80 % de la TRK es de producción propia, y me llamó la atención que, por ejemplo, en el sistema del ABS firmado por Bosch no faltaba el “made in China”. El conjunto de frenos lo forman dos grandes discos de 320 mm y las pinzas radiales vienen firmadas por Brembo, mientras que detrás el simple disco es de 260 mm.

El bicilíndrico en línea de 47 CV tiene la base de la BN 302 convenientemente actualizada, para poder pasar la homologación Euro 2 y, por tanto, las cotas internas se han adaptado a su cilindrada. Se trata de un bicilíndrico en línea con refrigeración líquida, cuatro válvulas por cilindro y un sistema de inyección electrónica que monta cuerpos de 37 mm.

 

Este pequeño bicilíndrico tiene una buena respuesta y es un buen aliado en la concepción de una trail que parece estar en terreno de nadie puesto que no hay, excepto la Honda CB 500 X, trails de esta cilindrada en el mercado, y esto, además de su precio, son posiblemente sus mejores argumentos.benellitrk_7.jpg

En marcha

Lo primero que sorprende en esta Benelli, al margen de una buena presencia, es que el asiento es muy bajito, lo que sin duda animará a un buen número de motoristas y también a las chicas. Por tanto y a pesar de que no tiene un radio de giro excesivo, se mueve bien en parado y es fácil de conducir a baja velocidad.

Los conductores altos se beneficiarán en este caso de quedar bien protegidos por la pantalla de plexiglass y, junto con los deflectores laterales y los protectores de las manos, lo cierto es que la TRK protege casi como una GT… El cuadro de instrumentos es visible, el desconectador del ABS queda a la izquierda y no monta control de tracción. El tacto del cambio y embrague es bueno y a los pocos kilómetros me familiaricé con una moto en la que los pies quedan demasiado bajos y el tronco erguido, cuyo propulsor tiene una buena respuesta a medio régimen. Cuando llega a las 4.500 rpm tiene carácter y, en su zona alta, es un poco ruidoso.

Lo cierto es que no es necesario girar por encima de las 6.000 rpm, pues es más ruidoso y la respuesta queda un poco estancada. El cambio tiene buen tacto, así como el embrague y, a pesar de las limitaciones propias de su cilindrada y de un tacto poco refinado arriba, es un buen motor para conductores noveles o que no busquen grandes prestaciones.

benellitrk_1.jpg

La parte ciclo me gustó, ya que es fácil de conducir, manejable y se comporta bien en zonas rápidas, pero en una conducción deportiva tiene sus limitaciones. La horquilla delantera, sin ser especialmente sensible, así como el amortiguador trasero, cumplen, a falta de probar esta TRK con equipaje y pasajero. A pesar de todo me dio la sensación de que hay cierto desequilibrio con los reglajes originales, puesto que si bien la horquilla trabaja bien y me pareció con un tacto más duro del que cabía esperar, detrás el amortiguador es excesivamente blando.

No me gustó demasiado el tacto del freno delantero, que tiene una primera parte del recorrido poco útil y no es demasiado progresivo, aunque sí me pareció que tiene potencia suficiente. Equipa unos buenos neumáticos de Pirelli (Angel GT) y, pese a sus limitaciones, es una moto divertida y muy completa, ya que cuenta con una buena protección aerodinámica y un enorme depósito de 20 litros de capacidad.

En una conducción en plan deportivo tiene sus limitaciones, pues las prestaciones son limitadas y el conjunto pesa más de 230 kg. En orden de marcha, creemos que es una buena alternativa para iniciarse entre las trail y tiene la ventaja de que se puede conducir con el A2. Una buena moto para empezar en el uso diario y a descubrir el placer de viajar bien protegido y las manos arriba… En septiembre se espera una versión con llanta de 19 pulgadas y neumáticos mixtos.

Sus rivales

Si en algo se destaca esta nueva Benelli TRK 502, es que ocupa un nicho del mercado en el que está prácticamente sola, pues no hay ninguna trail de esta cilindrada a excepción de la Honda CB500X. Esta pequeña CB hereda la estética de las crossover de la casa, equipa un motor bicilíndrico paralelo de 471 c.c. que rinde 47 CV de potencia y solo pesa 196 kg. Es una moto con buen tacto y mejores acabados que la Benelli, pero la moto italiana es más completa y ofrece una mejor protección para viajar. La CB500X de Honda cuesta 6.350 €.

Para ampliar el rango de rivales se podría recurrir a las inminentes BMW G 310 GS y Suzuki V-Strom 250 –aún no comercializada– o a la recién llegada Kawasaki Versys 300, pero teniendo en cuenta que gozan de mucha menos cilindrada que la Benelli TRK 502.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos