Barcelona, trampa para motoristas: bloques hormigón y pintura deslizante
Connect with us
Publicidad

Noticias

Barcelona, una trampa para los motoristas con bloques de hormigón y pintura deslizante

Publicado

el

Barcelona trampa motoristas

En los últimos meses, Barcelona ha colocado en la calzada elementos que actúan como auténticas trampas para los motoristas, y otros usuarios de la vía.

Se trata de bloques de hormigón y zonas con pintura deslizante en el asfalto, que pueden agravar significativamente la posibilidad de sufrir accidentes y su gravedad.

Por ello, la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR) ha solicitado al Ayuntamiento que reconsidere su política de establecer obstáculos que pueden suponer riesgos a la seguridad vial en la ciudad: “En Barcelona cientos de miles de ciudadanos se desplazan en vehículos de dos ruedas cada día: ubicar elementos que ponen sus vidas en peligro es inaceptable. Pedimos al Ayuntamiento que reconsidere estas actuaciones”, explica José María Riaño, secretario general de ANESDOR.

En Barcelona, son cientos de miles los usuarios que usan la moto, bicicleta, u otros vehículos de movilidad individual para sus desplazamientos diarios y son, junto con los peatones, los usuarios vulnerables en el tráfico, según la Organización Mundial de la Salud.

Lo que deberían hacer los ayuntamientos es aplicar medidas que mejoren su seguridad y no añadir nuevos riesgos, como está sucediendo en Barcelona.

¿Qué pasa con las motos en Barcelona?

Al margen de estas nuevas trampas que se encuentran los motoristas por Barcelona, ya hace meses que el colectivo está sufriendo estragos en la ciudad condal.

Y es que, más o menos desde el inicio del confinamiento, el Ayuntamiento ha comenzado a reducir el espacio para aparcar motos en algunas calles sin ofrecer una alternativa a los usuarios.

Por supuesto, ANESDOR está de acuerdo en que se debe fomentar que la acera sea para prioritariamente para los peatones, pero por eso han planteado al Ayuntamiento que antes es necesario crear más plazas específicas en la calzada.

En estos meses se ha prohibido el aparcamiento de motos en 43.000 m² de acera, lo que supone una reducción de 11.600 plazas.

Teniendo en cuenta el porcentaje de motos en el parque de vehículos de la ciudad, la asociación considera que al menos sería necesario crear 55.000 plazas más en la calzada.

Una solución que, por supuesto, no debería suplirse con la opción comentada por el Ayuntamiento de Barcelona de negociar con los parkings tarifas reducidas, o que las plazas de moto en la calzada también sean de pago.

Barcelona-trampa-motoristas_1

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos