fbpx
PUBLICIDAD Billboard
Fotos: El País

Barcelona quiere que las motos paguen por aparcar: La amenaza fantasma

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Los gobiernos locales están sumidos en el caos. Los impuestos y tributos a los vehículos de combustión están en disputa.

Esperando resolver el asunto con un bloqueo de poderosas leyes municipales, el codicioso Ayuntamiento de Barcelona está planeando la aniquilación del colectivo motociclista.

PUBLICIDAD Content_1

Mientras el Gobierno de la Nación y la Dirección General de Tráfico debaten interminablemente esta alarmante cadena de acontecimientos, la Canciller Suprema de Barcelona ha decidido mediante su Guardia Urbana, radares, zonas de 30 km/h, pinturas de colores y una considerable dosis de inquina, resolver el conflicto…

Bueno, en realidad no es en una galaxia lejana, por desgracia lo tenemos a la puerta de casa. Barcelona anuncia en su Plan de movilidad urbana 2024 (PMU) que – en el plazo de dos años – quiere que el 82% de los desplazamientos dentro de la ciudad se realicen a pie, en transporte público o en bicicleta.

Barcelona quiere que las motos paguen por aparcar en la calle en breve

Además, el consistorio barcelonés también aboga por extender el límite de velocidad de 30 km/h a la mayor parte de calles de la ciudad. Sin embargo, lo más alarmante es que ha expresado su intención de hacer pagar a las motos por aparcar en la calzada.

PUBLICIDAD Content_2

Esa amenaza no es nueva, ya a finales de 2020 la alcaldesa Ada Colau inició una cruzada para bajar las motos aparcadas de las aceras a la calzada y sentenció que a corto plazo desaparecería prácticamente todo vestigio de aparcamiento gratuito.

Ahora, ya comienzan a concretar más y apuntan directamente a la moto. Según el citado Plan de movilidad urbana 2024, el ayuntamiento estudiará pagar por aparcar la moto en la calzada.

Pero lo cierto es que hasta la fecha no han presentado ningún tipo de estudio, informe o plan concreto para sostener esa medida.

PUBLICIDAD Content_3

Aunque tampoco lo han hecho con otras que ya están en funcionamiento…

Pero ¿eso no es empezar la casa por el tejado? Prohibir, regular, recaudar… sin tener una alternativa. ¿Dónde están los parkings disuasorios a la entrada de la ciudad? ¿Dónde está ese transporte público económico y eficaz? ¿Alguien los ha visto?

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

PUBLICIDAD Content_4

Seguro que sí han tenido en cuenta que Barcelona es la ciudad española con más motos censadas, más de 510.000 en 2020, según un informe de Unespa, la patronal de los seguros. Una nada desdeñable cifra a la que habría que sumar todas las que entran en la ciudad a diario por desplazamientos de trabajo, compras o estudios. A poco que se les cobre por estacionar, la cifra recaudada a diario ha de ser mareante…

Pero el problema va mucho más allá. Barcelona es una ciudad, no un pueblo. Con las ventajas e inconvenientes de eso, una ciudad. No se puede pensar en términos residenciales y agrícolas una urbe del siglo XXI.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Está bien rebajar contaminación, pero no a costa de uno de los vehículos que forma parte de la solución. La moto tienes unas emisiones muy reducidas, ocupa una cuarta parte de espacio que un automóvil y su agilidad y fluidez ayuda en gran medida a descongestionar la movilidad. ¿Por qué ese empeño en eliminarla?

Estas políticas de galería, basadas en ideas e intuiciones, no aportan nada más que votos a determinadas formaciones, votos que en su mayoría provienen de la ignorancia y de muchos prejuicios.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Seguro que con datos reales y contrastados en la mano, más de una voz en contra de la moto se callaría y seguramente exigiría otro tipo de medidas, en lugar de una vulgar amenaza fantasma.

Por cierto, la luz de alarma se enciende nuevamente en Barcelona, pero si vives en Madrid, Valencia, Sevilla o cualquier otra urbe española, vete haciendo a la idea de que si la medida prospera en Cataluña, la plaga se extenderá…

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

De momento, Barcelona quiere que las motos paguen por aparcar…

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

5 comentarios en «Barcelona quiere que las motos paguen por aparcar: La amenaza fantasma»

  1. Nada nuevo en el horizonte, palmeros de la alcaldesa calentando ideas absurdas un tiempo antes de elecciones para sondear al populacho.
    Si se les ocurriera activar esta medida recaudatoria seria una sentencia para barcelona al no tener alternativas publicas de mobilidad que cubran la demanda.

    Responder
  2. Una idea que lleva tiempo en la cabeza de los actules gobernantes de esta ciudad. Evidentemente no se dan cuenta que la moto es parte de la solución de movilidad de las grandes ciudades y no un problema. Además se ve un afan recaudatorio sin limites. Espero que no lo consiguan

    Responder
  3. Lo peor de todo es que me temo que este personaje volverá a ganar las próximas municipales.
    Yo sólo entro en Barcelona para ir a trabajar para cualquier otra cosa procuro evitarla a cualquier precio. Es una lástima, pero hacen lo posible para que circular por esta ciudad sea una experiencia lamentable.

    Responder
  4. Pintaran plazas de moto en la zona azul? O nos harán aparcar en una plaza estándar, con el peligro de que un coche te la tire al suelo? Donde habrá que poner el tiquet de la zona azul? En muchas zonas es difícil encontrar plaza para los coches, les quitarán más espacio para añadir a las motos? Cuantos consejeros tiene a sueldo la Colau? Ninguno va en moto? Espero que si, a ver si aporta algo de sentido común.

    Responder

Deja un comentario