PUBLICIDAD

Avisador de radar Stinger FU-257, tecnología militar a tu alcance

Cuando estás a los mandos de un potente deportivo de cuatro ruedas capaz de alcanzar velocidades superiores a los 300 km/h, está claro que necesitas estar alerta de los radares dispuestos en la carretera… Los equipos de detección de radares Stinger son los más sofisticados del mundo, por su calidad, anticipación –detectan un radar al doble de distancia que un sistema convencional–, velocidad de funcionamiento y tecnología empleada. Para su fabricación se utiliza la misma tecnología de detección militar empleada en aeronaves. Este sistema identifica los radares normales de emisión de ondas en la banda K y Ka –24, 34.3, 35.5 GHz y te avisa de los piezoeléctricos–, su longitud de banda, su tipo y la distancia a la que se encuentra. Opcionalmente también dispone de un detector láser, que avisa cuando estamos siendo apuntados por uno de estos dispositivos.

El equipo que podemos instalar en nuestras motos y scooters es simple y efectivo –y se alimenta de la batería de la moto–: un analizador de espectro muy compacto –no es el típico cono–, que debe colocarse en el frontal del vehículo –y que no emite ondas–, la centralita –el Card y su soporte–, la antena GPS y un emisor de Bluetooth integrado, que conectará con el auricular Bluetooth suministrado –que te alerta de los radares con pitidos y que hay que recargar cada 15 días–. El equipo completo pesa unos doscientos gramos, nada más. El sistema te avisa con sonidos –en su web te muestran cuáles son y qué significan– de los radares tanto a través de los sensores –los detecta– como por su base de datos, que los clientes registrados actualizan pidiéndola por e-mail.

Probando, probando
El Card, la centralita del sistema, es como una tarjeta de crédito con botones táctiles y leds de aviso, que va colocado en el hueco bajo el asiento, por ejemplo. Aquí está grabado todo el software y la base de datos del radar, y no hará falta que la manipulemos para nada una vez instalada –sólo para actualizar su sistema operativo a través del PC y la base de datos de radares–. Cada vez que vayamos a arrancar la moto deberemos poner en marcha antes el auricular Bluetooth –que instalaremos en nuestro casco–, para emparejarlo con el Card. Y ya está. Una vez en marcha, el Stinger nos avisará de cualquier amenaza con pitidos, ya sea en túneles, autopistas, ciudad o carretera. Lo detecta todo, te avisa de los radares de tramo – antes, durante y después del tramo– e incluso graba en su base de datos las nuevas amenazas que encuentra por el camino. Y no hay que pulsar ningún botón, ni desviar la mirada, sólo pilotar. El sistema dispone de un log de seguridad, un archivo que graba toda tu actividad –velocidad, distancia, localizaciones, avisos recibidos– mientras circulas, para que puedas comprobar qué sucedió si te llega una multa…

Es una auténtica gozada saber que vas protegido sin complicarte la vida, prestando atención sólo a lo que importa, la carretera y el tráfico, y además es 100 % legal.

Solo +
No está a la vista
No distrae
Muy efectivo
Autónomo

Solo –
Precio
La recarga del auricular

Ficha técnica
Construcción: Carcasa en aluminio y plástico
Incluido: Cableado, antena GPS, Spectrum Analyzer, centralita Card y Card Holder, conexión a PC, auricular Bluetooth e instrucciones.
Precio: 1.237 euros
Distribuidor:
Stinger Spain
Tel.: 981 121 738
www.stingerspain.com 

Deja un comentario