Austria 1996, el día que Crivillé cabreó a Doohan.
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Austria 1996, el día que Crivillé cabreó a Doohan.

Publicado

el

4 de agosto de 1996… Tras un año en blanco, Austria volvía al calendario del Mundial y lo hacía estrenando un nuevo escenario, el A 1 Ring. Estamos en plena era Doohan, que llegaba a la décima cita de la temporada después de ganar seis de las nueve carreras disputadas. Después de ganar con arrolladora autoridad los títulos de 1994 y 1995, el australiano estaba en el cénit de su reinado.

Pero el estreno del nuevo escenario del GP de Austria no fue le suma y sigue que todo el mundo se esperaba, probablemente Doohan incluido. Y es que ese aquel 4 de agosto de 1996 el hasta entonces fiel y “obediente” escudero del todopoderoso campeón se le subió a las barbas; aquel piloto se llamaba Alex Crivillé. Desde su llegada al equipo HRC dos temporadas antes, Crivillé nunca salvo en Barcelona 1995 –el último GP de aquel año-, había acabado por delante de su jefe de fila… En el A1 Ring llegó la “sublevación”.

Tras una salida fulgurante que le sirvió para abrir unos metros con respecto a los que le seguían, Crivillé no tardó en ser neutralizado por su compañero de equipo, que, como estaba previsto, le superó con facilidad. Pero como escribimos entonces, “Alex lo tenía todo pensado, y no perdió la rueda  de su jefe de filas en toda la carrera, mientras ambos se iban separando del resto”. A falta de cuatro vueltas, el australiano pasó a apretar para intentar sentenciar su triunfo. Comenzó a bajar una décima sus tiempos por vuelta. Pero esta vez Crivillé no sólo le aguantó la rueda, sino que “osó” atacar a “Dios”.

Y llegó la última vuelta, la feroz última vuelta. Se vio de todo: apuradas de frenada impensables, entradas en curva de lado y hasta algún toque de carenado…Y al final el delfín se impuso al maestro. Doohan no disimuló su “cabreo” en el podio. Había sido su primera derrota directa en un duelo con su compañero de equipo, sólo la primera, pero para su carácter absolutamente depredador aquello fue una puñalada en el corazón.

“He dejado que fuese él el que tirará de la carrera”, explicaba un emocionado Crivillé tras su triunfo. Rodar detrás de él me ha permitido estudiarlo y darme cuenta que había dos frenadas que las hacía mejor que él. Sabía que en las últimas vueltas apretaría, por eso me he esforzado en no perder contacto. Además, he aprovechado para atacarle, algo que seguro que le ha sorprendido”.

“La verdad es que estaba un poco harto de hacer segundo. Sabía que podía ganar, pero estaba tardando un poco demasiado en llegar. Es una victoria muy importante para mí”Aquel triunfo de Austria 1996 supuso un antes y después en la relación entre Crivillé y Doohan; especialmente porque en la siguiente carrera, ¡Crivillé volvía a ganarle a Doohan!, que a partir de ese momento pasó a criticar duramente a Alex.

“La carrera ha sido bastante aburrida aunque desde luego ha merecido esperar por la última vuelta. Esta vez la táctica de Crivillé ha funcionado”. Quién habla es el mítico Kenny Roberts, por aquel entonces mánager del equipo Marlboro en el Mundial. “Crivillé es joven, tiene tiempo y está dando los pasos necesarios a la velocidad precisa. A mí siempre me ha gustado. La victoria de Alex creo que cambiará las cosas: a él le dará más confianza y a Mick se la quitará”… Austria 1996, el día que Crivillé cabreó a Doohan.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos