PUBLICIDAD

Atención al timo de la DGT, os pueden robar todos vuestros datos

Los timadores acechan siempre desde el otro lado del teclado, como ocurre con el timo de la DGT, el phishing de moda.

Los amigos de lo ajeno aprovechan todas las tretas posibles para cazar a los incautos internautas que, sin pensar mal, suelen creer que todo lo que reciben por correo electrónico es válido.

Una de las últimas artimañas en boga es la de los envíos masivos de avisos de falsas multas de tráfico por correo electrónico.

El último «timo de la DGT» se trata de un fraude conocido como phishing, en inglés significaría «pesca», que busca suplantar la identidad de una empresa o ente corporativo.

Así en el caso que nos ocupa, los malhechores se hacen pasar por la DGT, enviando un correo electrónico con la imagen y los logos de la DGT.

En el correo indican que el receptor del correo tiene una multa pendiente, y que debe pagarla inmediatamente pinchando en un link del mismo correo.

Cuando el incauto receptor del correo electrónico pincha el link, éste lo envía a una página web, donde se verá expuesto a la instalación de un software malicioso, un troyano, a través del cual le robarán sus datos personales y contraseñas.

Otra treta es que en el link le pedirán que introduzca sus datos personales como DNI, cuenta corriente, contraseñas sensibles y demás, con lo que igualmente estará expuesto.

Evidentemente nunca debéis enviar datos personales ni tampoco debéis confiar en todos los correos electrónicos que os lleguen de entidades oficiales o bancarias.

La DGT advierte que ellos nunca notifican sus multas a través de correo electrónico: siempre se hace por correo postal certificado o en la Dirección Electrónica Vial.

O sea que avisados estáis… ¡Ojo al parche!

Deja un comentario