PUBLICIDAD Billboard

¡Así se pudra en el infierno!

Este motorista circula tranquilamente por lo que parece ser una calle a las afueras de la ciudad, cuando de repente se ve sorprendido en un cruce por un coche que se salta un semáforo en rojo y conduce a una velocidad que supera claramente el límite establecido. Afortunadamente, el motociclista se encuentra con un amigo suyo que circula justo por detrás, a los lomos de otra moto y grabando toda la escena. A pesar de la impresionante colisión, el motorista sólo sufrió una leve conmoción cerebral y fuertes contusiones.

Vale la pena ver como su amigo y las diferentes personas que acuden en su ayuda tras el fuerte accidente le hacen diversas pruebas tanto físicas como mentales para saber que todo está en orden. Sobre el conductor del vehículo, simplemente esperamos que la policía haya dado con él, porque además de saltarse el semáforo, parece ser que después se da a la fuga. Sin comentarios…

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario