Connect with us
Publicidad

Pruebas

Aprilia Tuono V4 RR/Factory: Exclusiva

Publicado

el

La Tuono de Aprilia sigue escribiendo su propia historia y conservando muy buen nivel gracias a la combinación de una parte ciclo extraordinaria y a su motor en V, que me sigue conquistando el corazón cada vez que tengo oportunidad de disfrutarlo. El proyecto de esta quinta versión de la naked deportiva de Aprilia comenzó hace dos años. Nació con el objetivo de adaptarse a la normativa Euro 4 y, de paso, recordarnos a usuarios y también periodistas que el concepto V4 sigue siendo algo muy exclusivo que merece la pena conservar. En esta ocasión probamos la versión Factory, es decir, con suspensiones y amortiguador de dirección Öhlins, el asiento más deportivo y una gráfica más agresiva que la versión RR. Una moto que cuesta más de 18.000 € que no te puede dejar indiferente y que tiene el ADN de la RSV 4 de Superbike. A pesar de ser una naked, su carácter es muy deportivo. Nada más sentarte sobre ella, uno se da cuenta de que esto va en serio: manillar ancho y plano como las superbikes de otros tiempos, asiento alto y duro, el peso del cuerpo cargando el tren delantero, las piernas flexionadas. Aquí no valen medias tintas; novatos, abstenerse.

Novedades

Esta es la tercera generación del propulsor V4 a 65º. Se ha adaptado a la normativa Euro4 y ha mejorado y optimizado su compleja electrónica. Exteriormente destaca el nuevo sistema de escape, con un silenciador de doble sonda lambda y una válvula de escape que se ha ubicado tras el colector. Los gases circulan ahora por un doble canal. En el interior del V4, los pistones (bulones) reciben un nuevo tratamiento, las bielas se han reforzado y entre otros aspectos se ha modificado la cámara de combustión (antes de fundición) y el diagrama de distribución. En cuanto a la electrónica, el APRC (Aprilia Performance Ride Control) incluye ATC (traction control regulable en ocho niveles), un nuevo antiwheelie (tres niveles), launch control, C-ABS con Cornering incluido, cruise control (nuevo), quickshift y un limitador de velocidad que solo actúa en primera. Y que está pensado para limitar la velocidad en el pit lane si es que decides rodar en circuito.

Destaca un nuevo acelerador ride by wire y se ha reposicionado la plataforma inercial inclinándola 45 º. El control de tracción es regulable en orden de marcha desde un cómodo (grande) pulsador. El antiwheelie y launch control para su utilización en circuito se presentan con tres niveles de actuación. Otro aspecto a destacar es la adopción del nuevo quickshift o cambio semiautomático que, además de permitir cambiar de marchas sin embrague y sin cortar el puño de gas, ahora también cuenta con un downshift para poder sacar marchas sin embrague. Por primera vez en la marca italiana se ha montado un sistema de frenada ABS en curva (Cornering) que se ha desarrollado con Bosch. Lógicamente se conservan los tres mapas de motor (Sport, Track y Race), que en todos los casos ofrecen 175 CV de potencia, pero con diferentes formas de entrega. Siguiendo la tendencia de otros fabricantes, se incorpora un cuadro de instrumentos digital TFT (color) con retroiluminación diurna y nocturna. La verdad es que este nuevo cuadro de instrumentos tiene un gran protagonismo cuando te sientas en la nueva Tuono, y es importante visualizarlo y gestionar los diferentes mapas como nivel de actuación del control de tracción y ABS, entre una larga serie de parámetros. Las pinzas de freno monobloque son ahora las mejores de Brembo (M 50) y actúan sobre unos discos de 330 mm de diámetro (antes 320 mm) y también han ganado 5 mm. de grosor.

Excitante y diferente

La sensación que tuve al sentarme en el asiento alto y duro es que es esta una moto corta entre ejes y pequeña, mientras que tras los primeros kilómetros en las carreteras que rodean Trento (norte de Italia) me vino a la memoria un “feeling” conocido y diferente: una moto extremadamente ágil y a su vez rígida. Por una parte tiene tacto de moto de carreras, pero su posición de conducción viene marcada por el manillar semielevado. Las piernas quedan bastante flexionadas, el tronco inclinado y, desde la piña izquierda, a través de un pulsador tipo mando joystick, se controlan los diferentes parámetros que aparecen en la pantalla TFT, ahora a todo color… ¡bien! No es una moto a la que le guste la ciudad, pues gira poco, es alta y resulta poco práctica. En realidad es una superbike al desnudo que se ha adaptado a un uso tanto por carreteras de todo tipo y también a circuito, sin la posición de conducción superdeportiva de las verdaderas superbikes. El motor sigue siendo prodigioso. Hasta las 5.000 rpm es muy controlable y permite una conducción relajada y, a partir de ese régimen y hasta las 12.500 rpm, es decir, 500 vueltas más que en la versión anterior, es toda una explosión de emociones.

A bajas vueltas, el tacto del puño de gas es preciso, inmediato, pero sin llegar a ser brusco. Tienes unos medios muy aprovechables y si sigues subiendo de vueltas en busca de sensaciones fuertes, este V4 no te defraudará y prepárate para un despegue inmediato… En carreteras reviradas, la Tuono demuestra su verdadero potencial, y el cambio de marchas tipo quickshifter te permite subir marchas sin cortar el puño de gas, lo que además de ser muy excitante, te permite, entre otras cosas, ser más rápido y contundente a la hora de adelantar en carretera o autopista. También se puede usar para bajar marchas (reducir) y, a pesar de que funciona con precisión, a bajas vueltas o tramos urbanos, me parece mejor usar el embrague que, por cierto, no tiene la maneta regulable, algo sorprendente en una moto de este nivel. La parte ciclo es un prodigio en cuanto a precisión y facilidad de conducción, y es una moto que parece pedirte más y más entre curvas para demostrar su agilidad y milimétrica respuesta a tus insinuaciones. Es fácil de interpretar y de conducir a ritmo de paseo, pero es más exigente en plan deportivo y parece que te recuerda constantemente que el límite lo has de buscar tú, pues ella responde a la velocidad de la luz y entra en las curvas con solo pensarlo. Tan cierto como que siendo una moto rígida y, repito, con ADN de superbike, las sensaciones llegan en estado puro, sin filtros, pero al mismo tiempo las suspensiones hacen bien su trabajo y la Tuono parece no descomponerse ni siquiera rodando a buen ritmo.

Potente

En cualquiera de los tres modos de conducción se dispone de 175 CV de potencia pero varía su entrega y el freno motor. Lógicamente, el modo Track es el mejor para una pista, mientras que el Race me pareció el mejor compromiso. La verdad es que las húmedas carreteras de Trento en las que hicimos esta toma de contacto no me parecieron el mejor escenario para probar esta nueva Tuono con sus neumáticos Pirelli Supercorsa, pero sí que pude cerciorarme de que la electrónica, campo en el que Aprilia tiene una gran experiencia, está muy bien calibrada. Con el control de tracción que se puede modificar en marcha, al nivel 6, en las zonas húmedas, me pareció efectivo, aunque un poco agresivo. Tan cierto como que, desde mi punto de vista, para poder percibir las sensaciones de la electrónica al cien por cien, especialmente del control de tracción, se ha de rodar a un ritmo elevado y en un escenario más apropiado para notar su trabajo en toda su dimensión. Sí os puedo adelantar que, en lo que respecta al nuevo antiwheelie, que también se regula en orden de marcha, se puede abrir el puño de gas de forma agresiva a la salida de las curvas en segunda velocidad, sin perder de vista la rueda delantera. ¡Nada mal para una deportiva de 175 CV de potencia! El equipo frenante es el mismo que el de la RSV 4 RF con la nueva bomba de Brembo. Tiene un tacto agradable y modulable. Con muy poca presión sobre la maneta, la frenada es progresiva, y si frenas fuerte, la frenada es muy potente, pero en ningún momento me pareció brusca a falta de comprobar con más tiempo en curva (Cornering) que es un buen paracaídas para usar en caso de emergencia… En definitiva, Aprilia se sigue desmarcando con una supernaked muy exclusiva, que es probablemente la mejor del mercado, aunque también es la más cara. La exclusividad tiene un precio, pero en la nueva Tuono los componentes son de primer nivel, especialmente en esta versión Factory que, sin ninguna duda, es una de las mejores naked deportivas de todos los tiempos.

 

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.040

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos