Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Ángel Nieto y Jorge Lorenzo, estrellas en la Isla de Man

Publicado

el

Juan Pedro de la Torre nos ha aleccionado durante tres intensas semanas sobre la historia, mitología y leyenda del TT de la Isla de Man. Pero una cosa es que te lo cuenten y otra muy diferente poder vivirlo en directo. Como nos pasó este fin de semana con dos compañeros de viaje de lujo como son Jorge Lorenzo y Ángel Nieto. Porque, como el año pasado, Dainese ha organizado un evento con Jorge y Ángel como embajadores de su labor en temas de seguridad y como protagonistas de la vuelta al circuito antes del inicio de la carrera Sénior del Tourist Trophy. Porque recorrer las carreteras de esta bella isla que dan forma a su mítico trazado es una experiencia cautivadora como pocas, como nos explicó Jorge Lorenzo, y Ángel, después de dar una vuelta con una Yamaha R1 decorada para la ocasión, con su casco de espartano y “99” incluidos.

Para dar un salto en el tiempo, nadie mejor que te lo explique que Ángel Nieto, que corrió en 1968; mientras que la experiencia vivida por Jorge Lorenzo, después de dar una vuelta al circuito, te devuelve a la realidad, te sirve de prisma para ver lo que supone una carrera como el TT en la actualidad. Los recuerdos de Ángel son en blanco y negro. Fue en 1968 y, como él mismo rememora en la terraza del mítico restaurante Creg-Ny-Baa, todavía no era campeón del mundo. Han pasado 41 años, pero en un rincón de su memoria, el 12+1 conserva unos recuerdos con sabor agridulce de su paso por la Isla de Man. “En aquella ocasión salimos con Santi (Herrero) a hacer una excursión en bicicleta para conocer el circuito. Nos fuimos a las 11.00 y regresamos a las 18.00”, rememora Nieto. Pero la verdad es que Ángel no tiene un buen recuerdo de su única participación en el TT de la Isla de Man. No lo cuenta con la boca torcida, pero basta escucharle para tomar conciencia de lo que suponía ser piloto en aquella época. “Vine con 17 ó 18 años. Llegaba como campeón de España pero todavía no era campeón del mundo y tuve la mala suerte de caerme y romperme la tibia. Tuve que esperar una hora y media a que se acabara la carrera para que me evacuaran porque no había un vial para la ambulancia como sucede ahora. Era otra época, nos íbamos a entrenar a las 4.30, cuando salía el sol…”, explica Nieto, al tiempo que atiende una llamada en su móvil. ¿Por quién es capaz Ángel de cortar una entrevista…? “Es Vale (Rossi)”, se excusa Ángel. No hace falta excusarse, al contrario, se pagaría dinero por vivir en directo la escena.

Y del pasado al presente. Pero todavía con Ángel, que no monta en moto y como mucho se mueve con un scooter por Ibiza. “Hace 41 años que no venía aquí. Esta mañana me he dado una vuelta con una Yamaha R1, con una moto de 180 CV. Al principio estaba asustado por el sitio que es, por la carretera con tramos bacheados, los muros, las farolas, los bordillos… Ha habido un momento que me he divertido, en la subida en la montaña le he dado al grifo. Ya de por sí rodar con Jorge y con Capirossi ha valido la pena, pero de paseo, para disfrutar del ambiente”, explicaba Ángel al bajarse de la moto. “Es una carrera especial con velocidades que llegan a los 330 km/h. El Mundial sería imposible hacerlo aquí, porque en los circuitos se ha trabajado mucho en la seguridad. Aquí, en un circuito de 63 kilómetros, es imposible asegurarlo todo”, reconocía el 12+1 momentos antes de dar el banderazo de salida a la carrera Sénior del TT.

Y nadie mejor que la experiencia vivida por el líder del Mundial de MotoGP, Jorge Lorenzo, para acercarnos más todavía al mito del Tourist Trophy. “Es una experiencia especial en todos los sentidos. No suelo llevar moto de calle y menos pasando tan cerca de los muros a 200 km/h. Me he quedado prendado. El paisaje que te acompaña todo el rato, las verdes praderas y la soledad que sientes en la montaña, sin público, me ha emocionado. Entiendo que los pilotos disfruten porque no hay nada igual. Es mejor que sólo hayamos dado una vuelta porque me conozco y con otra me hubiese calentado”, explicaba Jorge. Calentarse no se calentó pero algo se le aceleró el pulso porque saltó e hizo caballitos con la R1 para el deleite de los más de 60.000 aficionados que se agolpaban a lo largo del circuito.

A uno se le pone la piel de gallina de ver cómo pasan los pilotos tan cerca de las casas, de los bordillos. Y Jorge no es inmune a estos sentimientos. “Me siento afortunado por correr en circuitos normales, con todas sus medidas de seguridad y los equipamientos con protecciones de los que disponemos ahora. La sensación que te queda también es el respeto por la gente que ha corrido, y que corre, aquí. Porque los pilotos del Mundial aquí no correríamos”, comentaba un Lorenzo que trabaja codo con codo con Dainese para desarrollar el mono con airbag (D-air) del fabricante italiano, cuyo mismo trabajo realiza el piloto Guy Martin en el TT para la versión de carretera de este sistema de seguridad.

Después de la experiencia y el baño de multitudes, Jorge estaba radiante pero tampoco se olvidó del pasado, porque también tuvo la ocasión de conocer a una leyenda del motociclismo como Geoff Duke, piloto referencia de la década de los 50 y ganador cinco veces en la Isla de Man. “Me saco el sombrero ante los pilotos que hace años corrían sin protecciones ni cascos como los que llevamos hoy en día”, reconoció el mallorquín al tiempo que coincidía con otro piloto emblemático, Carl Fogarty. Porque las 91 ediciones del TT de la Isla de Man son historia pura, como la que ha escrito Ángel Nieto con sus 12+1 títulos mundiales y la que podría acuñar Jorge Lorenzo si esta temporada se proclama campeón del mundo de MotoGP.

Ian Hutchinson, la nueva leyenda

La historia del Tourist Trophy de la Isla de Man está repleta de mitos. El británico Ian Hutchinson es el último en sumarse a esa lista después de conquistar cinco victorias en una misma edición. Con su victoria en el sénior TT, Hutchinson se convertía en el primer piloto en ganar cinco carreras en una misma edición. se impuso en Superbike, en la primera carrera de Supersport, en la de Superstock; el jueves de la pasada semana en Supersport y el viernes en el Sénior TT, prueba que cierra las dos semanas de competiciones del TT de Man. Ya en la semana de entrenamientos, Hutchinson fue el más rápido en cuatro de las cinco jornadas. Con su último triunfo, Hutchinson, que debutó en el Tourist Trophy en 2004, suma un total de ocho victorias en el circuito de la montaña.

El Sénior TT resultó de lo más accidentado, ya que una caída provocó su interrupción en la tercera vuelta. John McGuinness dominaba la carrera con autoridad, y encaraba la tercera vuelta con diez segundos de ventaja sobre Hutchinson y algo más sobre Guy Martin cuando éste tuvo una caída que provocó el incendio de la moto (mira las espectaculares fotos que te ofrecemos). Los bomberos tuvieron que intervenir para sofocar las llamas y la carrera fue interrumpida. Martin fue trasladado al hospital de Nobles, donde los médicos han diagnosticado un traumatismo torácico que afecta a ambos pulmones y varias fracturas en las vértebras dorsales. La nueva salida se dio con un recorrido reducido a cuatro vueltas en lugar de las seis de la distancia original. En la segunda salida, McGuinness y Hutchinson marcaron la pauta de la carrera en su inicio, pero McGuinness se ha visto obligado a retirarse por avería en la segunda vuelta, dejando a Hutchinson al frente de la carrera. El local Conor Cummins pasó a presionar a Hutchinson, rodando a poco más de dos segundos de él. Pero sufrió una fuerte caída en la tercera vuelta en Verendahy se produjo lesiones en un brazo y una pierna. Hutchinson completó el tercer paso con casi medio minuto de ventaja sobre Keith Amor, pero éste se tuvo que retirar en la cuarta y última vuelta en el mismo lugar que su compañero McGuinness, lo que permitió ya definitivamente la cabalgada en solitario de Hutchinson en busca de su quinta victoria.

El TT 2010 es ya historia, una edición que ha sumado dos nuevos nombres a la larga lista -105 ya- de pilotos que se han dejado la vida en esta carrera: Martin Loicht y Paul Dobbs.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.044

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos