Análisis GP San Marino: Por qué los Michelin fueron la clave
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Análisis GP San Marino: Por qué los Michelin fueron la clave

Publicado

el

En su comparecencia tras la carrera, Pedrosa explicó que lo sucedido era consecuencia de una mezcla entre una cambio de método de trabajo en su box y una elección arriesgada de un neumático que marcó la diferencia en carrera. “No había probado el neumático en ningún entrenamiento por la tarde, sólo por la mañana”, explicó Dani. “Pero me dejé llevar por mis sensaciones… y acerté. Confieso que en la parrilla de salida tenía mariposas en el estómago porque sabía que era el único que había decidido montar ese neumático”.

El neumático en cuestión era un nuevo delantero con carcasa más rígida que Michelin había traído por primera vez a un GP. Con esta carcasa había dos versiones: una con un compuesto más blando que el otro… Y sólo Dani escogió el primero. Pero antes de explicar por qué el Michelin delantero llevó en volandas a Dani a su primera victoria desde Malasia 2016, escuchemos a Pedrosa explicar el cambio de método en su garaje. “El entrenamiento de Brno supuso un antes y un después. Allí probamos una serie de piezas, un nuevo chasis también. Hicimos muchas pruebas y nos volvimos locos. Al final fuimos dando pasos atrás y acabamos en donde habíamos empezado, que como me sentía más cómodo. No era una base perfecta, pero decidimos fijarla para sí entender mejor como sacarle el máximo rendimiento a los electrónica, los neumáticos y también los frenos”.

Según Dani, ya en Silverstone se sintió más cómodo con la moto, y lo sucedido en Misano ha sido una confirmación de esa nueva manera de funcionar. “La victoria ha sido importante, pero debemos que mantener los pies en el suelo. Es importante que sigamos centrados y en la línea en la que hemos trabajado en los dos últimos GGPP”.

No vamos a ser nosotros los que desdigamos al piloto que tan brillantemente ganó en Misano, pero un análisis de la carrera deja al descubierto que fue el neumático delantero el “gran culpable” de que Valentino Rossi no pudiese festejar con los 100.000 tifosi presentes en Misano su triunfo más buscado de la temporada. Lo que sucedió el domingo es que simplemente los astros se alinearon para que Pedrosa pudiese ganar como gano. Dicho en otra palabras: Fu el día de Dani.

El calor fue su principal aliado. Él mismo explicó en Austria como su principal problema esta temporada estaba siendo conseguir llevar a los Michelin a la temperatura de funcionamiento… especialmente en las carreras celebradas en los últimos meses en el norte de Europa.

En Misano hizo calor, mucho calor, anulando el problema de calentar los neumáticos. Misano es también un circuito en el que el tren delantero es fundamental y muy castigado en una carrera a 23 vueltas. Más, lo que en la mayoría de las carreras ha supuesto un hándicap, su constitución física -1.60 m y 50 kg -, en Misano fue lo que le llevó a ser el único en poder montar el neumático más blando delante. ¿Consecuencia? De salida empezaba la carrera con más grip delante que el resto.

Y ahora viene la clave: Pedrosa supo mantener esa ventaja de grip en la rueda delantera hasta el final. Ese fue realmente su mérito y lo que le llevó a volar en Misano. Para ello sabía, no sé si por experiencia propia o porque se lo habían dicho en Michelin, que no podía permitir que el neumático delantero se sobrecalentase. Perder tiempo detrás de otro piloto a la hora de adelantar por lo tanto estaba prohibido.

Las carreras no son una ciencia exacta, pero los números ayudan a entender las cosas. Repasemos el vuelta a vuelta de Pedrosa en Misano. Dani hace su vuelta rápida y la vuelta rápida de carrera en el giro 15º con un 1’32.979… Once vueltas tardes más tardes, a dos del final, marca un 1’33.0. Desde la vuelta 5ª hasta dos vueltas del final, que es cuando ya baja el ritmo, no hace ni una sola por encima del 1’33; y eso que en ese periodo adelantó A Dovizioso, Viñales, Márquez, Lorenzo y Rossi.

El dubitativo Pedrosa, el Dani al que le cuesta un mundo adelantar, en Misano fue un killer, un piloto que no perdió ni un segundo detrás de su presa. Y esa forma de gestionar la carrera hizo que su triunfo, ese neumático delantero que sólo el utilizó, en ningún momento perdiese la ventaja que le dio.

Resumiendo, las claves del rotundo triunfo de Pedrosa en Misano fueron una combinación de un neumático hecho a su medida, una día que por sus condiciones climatológicas le permitió explotarlo al máximo y una actitud en carrera que le permitió extraer el 100% de esa situación favorable.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos