Alzamora: “A veces nos olvidamos que Marc tiene 23 años”
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Alzamora: “A veces nos olvidamos que Marc tiene 23 años”

Publicado

el

Más de una década lleva Emilio Alzamora al lado de Marc Márquez. No sé si se puede decir que es su padre deportivo, porque fueron otros los que apoyaron en un primer momento a Marc a iniciarse en las carreras, pero sí que es el que le ha guiado hasta donde está ahora. Es Alzamora el que diseñó los pasos que se fueron dando, los cómo y los cuándo. “Yo siempre he intentado ponerlo en estructuras lo más formativas posibles”, nos explica Emilio, una figura que parece que no está pero que siempre está.

En un mundillo en el que la querencia por salir en las fotos y tener protagonismo es la norma, él es la excepción. Donde esté Marc, está Emilio, pero siempre en un segundo plano… siempre atento a lo que sucede alrededor de su pupilo.

“Ha sido así desde que entramos en el equipo de Alberto Puig; luego en el de fábrica de KTM. Después, cuando dimos el salto a Moto2, lo hicimos diseñando un equipo que pudiese acompañarle después a MotoGP. Para ello definimos una metodología y una manera de funcionar que desde mi punto de vista era la idónea”. El tiempo y los resultados le fueron dando la razón a la planificación de Alzamora. Una manera de hacer las cosas que de alguna forma ha sido absorbida por el propio Márquez. “Sí, en ciertas cosas se parece un poco a mí: es muy responsable y muy metódico”.

“La familia también ayuda”, apunta Alzamora. “Su padre sabe estar donde toca, son gente humilde, y Marc no ha perdido los valores que le inculcaron en su casa. Con todo lo que ha ganado con 23 años esto no es fácil. A Marc no lo verás con un Ferrari, lo que le gusta es llegar a casa y coger la moto de cross e ir a entrenar… Esta actitud es la que hace que tenga el nivel que tiene”.

En todos los años juntos, Alzamora las ha pasado de todos los colores con Marc. Desde los inicios en los que tenía que correr lastrado por ser demasiado pequeño hasta su meteórica llegada a MotoGP, pasando por aquellas difíciles semanas tras el fortísimo accidente en Sepang en el que sufrió una serísima lesión en la vista. Son muchas vivencias positivas y negativas, ha habido momentos buenos y otros no tanto. Si hay quien conoce a Marc es Emilio.

“Marc es un piloto muy completo, pero sobre todo lo que es, es que es muy inteligente”, explica cuando le pregunto sobre cómo está corriendo Márquez este año, pensando en el campeonato. “Aprendió mucho el año pasado. Ganó su primer mundial, arrasó en el segundo y en el tercero la moto no estaba; y él es muy competitivo y no supo contentarse haciendo segundos o terceros”.

“Pero Marc es un chico que lo coge rápido, aprende deprisa. No nos olvidemos que tiene veintitrés años, no tiene treinta, ni treinta y cinco. Es cierto que lleva muchos años corriendo, pero MotoGP es otro mundo;  se ha de formar todavía. Y este año ha dado un paso adelante. Reconozco que me está sorprendiendo gratamente, llevando la moto al límite y salvando situaciones complicadas. Es un año muy formativo para él y su carrera deportiva”.

Defensor de su piloto a muerte, como tiene que ser, Alzamora sin embargo no deja de tener los pies en el suelo. Algo importante para gestionar una estrella como es Márquez. Es perfectamente consciente que de momento la situación en el campeonato está controlada, pero “entraría dentro de lo normal que de aquí al final de año pudiese tener un error”.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos