Alzamora: “¿Navarro? Al final las decisiones de cada uno son las que son”.
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Alzamora: “¿Navarro? Al final las decisiones de cada uno son las que son”.

Publicado

el

“Sabes que no suelo dar entrevistas…”, me comenta Emilio Alzamora cuando nos sentamos en una de las pequeñas oficinas de uno de sus camiones. Una “deferencia” que sé, que valoro y que entiendo como una consecuencia de conocernos desde hace muchos años. Pero es que hablar con Emilio tocaba. Bueno, siempre toca, porque aunque no lo parezca, Alzamora ¡está “en todas partes”!

Su gestión de los intereses de los hermanos Márquez, Marc y Alex, le hacen estar muy presente en MotoGP y Moto2, y obviamente el equipo Estrella Galicia le ocupa en Moto3. Es decir, que no le da mucho tiempo a aburrirse.

De todo hablamos con Emilio, y, como siempre, fue una conversación en la que un tranquilo Emilio Alzamora dio su opinión sobre los temas que están en boca de todos. Resultó muy interesante escuchar a alguien que ve y vive las cosas desde un punto muy diferente la de los demás.

Como la conversación fue larga, muy larga, la hemos dividido en tres entregas que iremos publicando en los próximos días. Y empezamos hoy hablando sobre el proyecto de Moto3.

El año pasado fue Fabio Quartararo, éste ha sido Jorge Navarro… Sí, sí, las dos últimas apuestas en Moto3 le han salido rana a Emilio Alzamora, ya que su “inversión” en dos jóvenes pilotos que hizo crecer como tales en el CEV, se diluyó cuando estos llegaron a los GGPP. Es fácil de imaginar que hay frustración.

“Para el proyecto la prioridad era mantener a Jorge [Navarro]”, comenta resignado Alzamora. “Pensamos que el año pasado fue creciendo, que este año se había consolidado y que un año más lo hubiera hecho bien”. Pero el piloto valenciano no compartió este planteamiento y decidió dar el salto a Moto2 con la idea de ir ganando experiencia para estar maduro en dos temporadas, que es cuando vencen muchos contratos en MotoGP.

“Una de cal y otra de arena”, así es como Emilio describe la temporada hasta el momento. “Hasta la lesión, todo el trabajo del año pasado se puso en práctica desde el principio de este año. Pero ha partir de la lesión se truncó un poco la ilusión de luchar por el Mundial”. Una lesión que nos consta que disgustó mucho al equipo porque se produjo en el parón estival en una acción que el equipo desconocía.

“A veces hay decisiones que ya no están en tu mano, como la tomada por Navarro de ir a Moto2. Pero al final las decisiones de cada uno son las que son. Pero yo creo que con la edad que tiene, un año más le hubiera hecho bien. En cualquier caso,  hay que respetar las decisiones de los pilotos, y si él quiere dar el salto…”.

La decisión de Jorge Navarro se une a la marcha a finales de la pasada temporada del que era la joya de la corona de su proyecto de Moto3, Fabio Quartararo. Pero en su caso la frustración fue mayor porque con todo un ambicioso planteamiento deportivo diseñado, se fue a otro equipo de Moto3. Un cambio que el tiempo se ha encargado de demostrar que fue un craso error.

“Sí, Fabio era un proyecto por el que nosotros apostamos. Creíamos que juntos podríamos hacer algo grande, pero a veces los pilotos no saben escuchar. No, no  me alegro de que las cosas no le hayan salido bien. Yo he sido piloto y a veces los pilotos toman decisiones que no son las más acertadas. Pero también es una muy buena experiencia para él y su entorno para entender que hay que dar un paso detrás de otro y no creer que esto es tan fácil como parece”.

Sea como fuere, lo de Quartararo el pasado año y lo de Navarro este ha llevado a Alzamora a hacerse con los servicios de un piloto italiano: Enea Bastianini. No deja de ser paradójico que al final Alzamora y su equipo hayan tenido que ir a pescar a Italia un piloto para su proyecto. “No, yo no lo veo así”, responde Alzamora en un tono que da claramente a entender que esta afirmación no le ha hecho ninguna gracia. “Está claro que en Italia se está trabajando para que salga savia nueva. Pero nosotros, como siempre, también estamos subiendo chavales. En la base hay pilotos con mucho talento o muy buenos. Ahora hay un presente, que es Canet, con el que tenemos que trabajar”.

Hablando de Canet, su comienzo de temporada fue muy “osado”. Primeras líneas en las parrillas de salida y buenas carreras le convirtieron en una de las revelaciones de inicio del año, pero esas sus prisas le llevaron a no acabar carreras, algo fundamental para un novato. “Le ha faltado saber contentarse con algunos resultados que le tocaban. Es muy importante el final de temporada para preparar el año que viene. Hay que materializar resultados para que pueda llegar pensando en poder luchar por el mundial el año que viene, que es nuestro objetivo. Esta es la secuencia de los pilotos que suben: el segundo año han de estar preparados para luchar por el título”.

Ante la incógnita de Canet, Alzamora ha buscado en Bastianini la garantía de presentarse el año que viene en la salida con un caballo, jinete en este caso, ganador. Porque al final, lo de hacer cantera esta muy bien, pero también Emilio Alzamora tiene en su equipo patrocinadores a los que debe una serie de resultados.

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2051

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos