PUBLICIDAD

Álex Rins y Aleix Espargaró apuntan alto

2017 ha sido una temporada de cambios para Álex Rins y Alex Espargaró. Para el primero, la pasada temporada ha significado su debut en la categoría máxima y además en el seno de un equipo oficial, el Suzuki Ecstar, y aunque las tempranas lesiones hicieron que su adaptación se viera retrasada, en el último tercio de la temporada el barcelonés ha demostrado ser competitivo, presionando a su compañero de equipo, mucho más experimentado que él, Andrea Iannone. Ambos lo explican en CorriereDelloSport.

Rins reconoce que la primera parte del Mundial fue especialmente difícil:

«No ha sido nada fácil para mí, en ningún aspecto. Ha habido momentos duros, difíciles de superar, pero hemos aprendido muchas cosas, y luego, competir en MotoGP… eso es el sueño de todos los pilotos. Ha sido una experiencia fantástica».

Para este año, Álex es mucho más optimista: «Para el próximo año espero poder corresponder a los esfuerzos y la confianza que Suzuki ha depositado en mí. Quiero mejorar y ser capaz de luchar por el podio en cada carrera”.

Otro que no ha tenido un gran 2017 ha sido Aleix Espargaró, que debutó con Aprilia y se encontró con muchos problemas:

«Me gustaría olvidar 2017, fue una temporada realmente difícil para mí», dice Aleix. «Muchos accidentes, muchos fallos del motor, algunos accidentes, después de años de no tenerlos…»

«No puedo estar contento, ya que los resultados no llegaron, pero sí que estoy feliz de competir con Aprilia», confiesa el mayor de los Espargaró. Y, como Rins, espera el 2018 con mucha confianza, pero también con los pies en el suelo: «Estoy muy convencido de poder hacer una temporada interesante en 2018. Quiero pelear por los primeros seis puestos del campeonato, pero luchar por el podio en todas las carreras… para eso aún no estamos listos«.

 

Deja un comentario