PUBLICIDAD Billboard

Aka-Tombo: la Yamaha XSR 155 por Deus Ex Machina

Tras el sonoro nombre de Aka-Tombo, encontramos esta preparación de una Yamaha XSR 155, para el mercado asiático, realizada desde el taller Temple of Enthusiasm de Deus Ex Machina en Indonesia.

PUBLICIDAD Content_1

La Aka-Tombo, Dragón Rojo en Japonés, rinde homenaje a la mítica Yamaha YA-1, la primera motocicleta que Yamaha fabricó en el año 1955.

Se diseñó para el programa de customización de Yamaha Yard Built desde el cual han salido multitud de preparaciones que nos sirven para ver lo lejos que se puede llegar tomando como base una moto de serie.

En este caso la base fué la Yamaha XSR 155, la versión para el mercado japonés de nuestra XSR 125, un modelo que ya apunta buenas maneras para darle un toque personal como buena Sport Heritage.

Una de las normas del Yard Built es que los preparadores no pueden modificar ni el chasis ni el motor, por lo que el trabajo se centra más en darle un aspecto diferente o incluso un cambio de catgoría como en este caso..

Tomando como inspiración la idea de libertad para ir a cualquier lado que refleja la XSR 125 se ha ido un paso más allá y se ha preparado para potenciar su lado más salvaje.

Trabajo artesanal

Hay mucho trabajo artesanal en esta preparación ya que todas los componentes que equipa han sido realizados a mano como el nuevo basculante tubular de acero inoxidable.

La única excepción la encontramos en los llamativos paneles laterales perforados de aluminio ya que han sido realizados por una máquina CNC.

PUBLICIDAD Content_2

Han quitado gran parte de componentes originales como el depósito de gasolina, guardabarros, cubiertas laterales, protectores de horquilla, y se modificó el basculante, horquilla y ruedas.

La horquilla delantera se ha elevado 20 mm para mejorar su comportamiento aunque el cambio más importante lo notamos en sus llantas de radios de 18 pulgadas.

Se han usado llantas de aleación Sprint XD con bujes de aleación VND personalizdas con radios TK Racing y calzadas con neumáticos Pirelli Scorpion Rally.

Por si no fuera suficiente los pequeños guardabarros de aluminio le dan aún más protagonismo a las ruedas, mientras que la horquilla delantera ha perdido su acabado anodizado al ser pulidas.

El robusto protector del motor se junta hasta el radiador y da equilibrio a la recortada parte superior que combina un toque metálico con el asiento de piel marrón de corte clásico.

Se ha sustituido el escape original por un sistema artesanal rematado en un pequeño SuperTrapp que emerge medio oculto por el lado derecho,

Visto el nuevo diseño no dudamos que la Aka-Tombo vuele muy alto y esté a la altura de su inspiración.

 

 

Deja un comentario