¿Adivina qué moto pilota Tom Cruise en el film "Oblivion"?
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

¿Adivina qué moto pilota Tom Cruise en el film “Oblivion”?

Publicado

el

Si te gusta la ciencia ficción, Oblivion, sin duda, es una gran película, por su guión, sus paisajes, su espectacular trabajo con los efectos especiales y por sus dos vehículos estrella, la nave de burbuja -la Bubbleship- y la moto. En una parte de la película Cruise pilota una moto extraña, supuestamente eléctrica, futurista, pero que no se aleja en concepto de lo que una moto debe ser: un par de ruedas normales, con neumáticos de tacos, una horquilla, un basculante, un depósito, un manillar y un asiento.

Tenía curiosidad por saber qué moto era porque no era posible adivinar marca, modelo o, tan siquiera, algún rasgo de identidad. Por suerte Kosinsky ha editado una serie de cortos documentales sobre cómo se hizo Oblivion, y uno de estos documentales versa sobre la moto, que ellos denominan "Jack's moto bike".

La moto en cuestión es una moto más convencional y terrenal, una Honda CRF 450 X. Cruise montó una de las tres utilizadas antes de la transformación para ensayar un pequeño salto que hace en la película, sin necesidad de especialistas, lo que sorprendió a todo el set, incluido el director, que declaró "Tom es un actor que monta en moto como un especialista; no tiene miedo de nada y pilotó la moto sin problemas".

La transformación de la Honda CRF a la moto de Cruise de la película corrió a cargo de la empresa Glory Motor Works, en Glendale, California, un taller que se ha encargado de otras motos especiales que han aparecido en las películas G.Joe, Star Trek XI, la cuarta entrega de Indiana Jones, o una nueva película de la saga Marvel, capitán América 2. El técnico creador de la Jack's bike fue Justin Kell, que estuvo al lado de Cruise durante el rodaje por si surgía cualquier inconveniente. Tal y como declara Kell "la moto tenía que ser como una moto cualquiera, con buenas ergonomía, buenos mandos y las prestaciones de una moto normal, porque Tom la pilotaría como una moto normal".

Para transformar la CRF en la moto de la película se le eliminaron todos los plásticos, el depósito de combustible, la iluminación, el tubo de escape y el radiador de refrigeración, y se le añadieron otros elementos de atrezzo, la carrocería, el asiento, la instrumentaciín futurista, y se le añadieron unas llantas de aleación de 17 pulgadas y otros neumáticos de tacos. Evidentemente se le añadieron un pequeño radiador camuflado bajo los plásticos y otro escape, que también queda escondido. Con estos cambios la moto parece una eléctrica futurista, pero no lo es.

Para la película se construyeron tres motos. Una se destruyó durante el rodaje, otra se la regalaron a Tom Cruise por su aniversario y la tercera se ha guardado, porque según Kosinsky "quizás haya una secuela…".

Os dejamos con una extensa fotogalería en la que podréis ver la moto, la CRF con la que Cruise realiza pruebas del salto de la película y alguna escena del film. Que lo disfrutéis.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos